Blogia
pan y cine y el santo

La Noche de San Juan


Una banda terrorista tiene una red en una cárcel y, utilizando robots, pretenden extorsionar a una compañía de petróleo.
Aunque los libros de referencia y los carteles de esta película la tienen como Santo en Oro Negro, la película misma tiene dos títulos sucesivos en la pantalla: primero, La Noche de San Juan y luego Santo en Oro Negro. Los dos títulos están hechos con el mismo estilo gráfico, así que no parece que el segundo se agregara más tarde. Y en la película se mencionan los dos títulos: Rossy Mendoza, que posee pozos petrolíferos, es llamada la "reina del oro negro", y Santo le dice a Gilda Haddock que él nunca "olvidará la noche de San Juan".

Desde una base secreta ubicada en una prisión portorriqueña se envían órdenes por radio (irónicamente, las consolas en las "oficinas secretas" tienen tocadiscos, presumiblemente para que los espías escuchen música en su tiempo libre) a Nueva York para comenzar la ‘Operación Oro Negro'. En Nueva York, un hombre se introduce en la sala de la directiva de una importante empresa, dirigida por Vanessa del Valle. El intruso dice que representa a una organización terrorista dirigida por Acuario y que sabotearán las instalaciones petrolíferas a menos que la empresa les pague una enorme suma de dinero. Cuando la policía trata de capturar al hombre, salta por una ventana, cayendo a plomo hacia su muerte muchos pisos más abajo. Pero no era humano: su cuerpo destrozado contiene un montón de cables y transistores en lugar de sangre y vísceras. Dos miembros de la junta directiva (Federico Curiel; el otro puede ser Luis Quintanilla, un veterano gerente de producción, productor y más tarde director) van a México y piden ayuda al Santo. Prometen pagarle una comisión por cada barril de petróleo que produzcan, si los ayuda. El dinero ayudará a alimentar a los niños hambrientos del mundo. Santo accede. Pero, primero, tiene que pelear contra el Rebelde Rojo.
En Nueva York, Enrique Artigas visita a Vanessa. Es un viejo amigo de su difunto padre, y ha ayudado a administrar su fortuna. Pero ahora quiere una recompensa más romántica, y Vanessa no está interesada. Repentinamente varios hombres irrumpen, le dan de porrazos a Artigas y secuestran a Vanessa. Momentos después vuelve a aparecer, ya que ha eludido a sus raptores.
En Puerto Rico, el Santo examina una amplia selección de máscaras de caucho muy realistas (también de manos de caucho, pero ¿por qué?). Tras elegir una que se parece a Charles Bronson, se dirige al cabaret El Sombrero, donde la rolliza Marta Cristal canta una canción. Más tarde, el Santo (llevando ahora su máscara plateada) y Marta se pasean por la playa en la noche. Son atacados por un grupo de hombres; Santo se ocupa de algunos, mientras Marta -con apenas una muy escasa ropa interior- ejercita algunas artes marciales con otro. Los asaltantes huyen, dejando al Santo y a Marta con ánimos románticos.
La policía designa a Octavio para ayudar a Santo en el caso. Santo le pide que trace el origen de un trozo de tela que arrancó a uno de los atacantes. Entretanto, Artigas y Vanessa deciden viajar a Puerto Rico para hablar con el Santo sobre el caso.
El Santo, disfrazado de sacerdote, se dirige a la prisión local. Cuando entra a una celda, el guardia y los reclusos lo aporrean y lo llevan a través de un pasaje secreto hacia la sede de los terroristas en otro pabellón. Un científico de guardapolvos blanco y dos terroristas le dan una paliza, pidiéndole información. El Santo no les cuenta nada, pero dice: "Ustedes no son humanos. ¿Dónde está el cerebro que los controla? ¿Están programados para responder?" Curiosamente, sí lo están. Le dicen que Acuario ha construido 200 robots y que el alcaide de la cárcel no está al tanto de sus instalaciones secretas. Llega un mensaje que dice que el Santo está implicado en el caso. "¿Dónde está el Santo?", preguntan. "¡Aquí mismo!", grita el Santo, rompiendo sus amarras y atacándoles. Se saca su cara de cura, mostrando debajo su máscara plateada (aunque anteriormente se había sacado la máscara de plata para ponerse la cara de Bronson). Santo logra derrotar a los robots (rociando a uno con un extintor de fuego), coloca un temporizador encima de una enorme pila de explosivos, corre durante un buen rato para salir, y luego la sede de los terroristas estalla en pedazos. El Santo consuela al alcaide: "No murió ningún ser humano".
Santo y el luchador portorriqueño Carlitos Colón pelean contra el Rebelde Rojo y otro rudo, en un estadio de Puerto Rico. Artigas y Vanessa están en la audiencia. Más tarde, el Santo visita a Vanessa en casa, pero descubre que ella misma es un robot. La verdadera Vanessa es prisionera de Acuario, que es Artigas. Se aparece Marta, de tope y minifalda, y pelea con Vanessa la robot mientras el Santo se encarga de los robots masculinos (que, por alguna razón, llevan medias en sus cabezas). Marta le pega a Vanessa y Artigas huye. Santo dice que pensaba que Vanessa era un robot porque le preguntó algo sobre una pintura en la pared y la "visión electrónica no puede distinguir entre el blanco y el rojo".
De regreso en el cabaret Marta canta una canción y baila en ropas muy ligeras. Santo y Octavio se dirigen a su camerino: Marta es el otro agente del Santo trabajando en el caso. Ella les dice que el recluso que era el contacto de Acuario ha escapado; es aparentemente un viejo conocido de ella, porque le pidió que se marchara con él en su yate).
Santo y los otros se dirigen al club de yate. Santo libera a un viejo, que resulta ser el padre de Vanessa -no estaba muerto, sino que Artigas lo había hecho prisionero. Después de una larga pelea y cacería, Santo finalmente arrincona a Artigas: "Usted es un genio de la electrónica, pero olvidó que un revólver sólo tiene seis balas". Cuando la película termina, el Santo recoge su cheque para el orfelinato, dice adiós a Vanessa y Marta, y se marcha.

1974 Director Guiób Federico Curiel Historia David Sergio Pérez Gallardo Carlos Suárez M. Reparto Santo (él mismo), Rossy Mendoza (Vanessa del Valle), Luis Daniel Rivera (¿Octavio?), Gilda Haddock (Marta Cristal), Colón Riozama (Darío), Carlos Suárez (Enrique Artigas), Roberto Rivera Negroni, José Grajales hijo, Federico Curiel (miembro de la directiva), Luis Quintanilla (¿Robles?), Carlitos Colón (luchador), Marggie Noriega, Ana María Prevlon, Jimmy Bou, Orlando Rodríguez, Tigre Pérez, Ismael Ramírez, Roberto Arundel, Manuel Godazos, Ivonne Nabanjo, D.E. Jarvela, Barrabas, Sonali Dávila, Sandra Rosa, Alfonso Fonseca, Jorge Ramos, Armando Gutie, Huracán Castillo, Maravilla, Castro Salvaje.

10 de enero de 2005
©dwilt
©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres