Blogia
pan y cine y el santo

Santo y Mantequilla en la Venganza de la Llorona


Eugenia hace un pacto con el diablo, mata a sus hijos, se suicida y vuelve a la vida para matar a los descendientes de su amante infiel.
Lo extraño de esta película es que el Santo y su compañero, el boxeador Mantequilla Nápoles, nunca tienen contacto directo con el monstruo del filme, la Llorona. De hecho, Mantequilla lo dice él mismo al final, observando que le habría gustado haberla visto. En lugar de eso, los dos héroes pasan el tiempo peleando contra los robustos matones de Severo Segovia (René Cardona Sr., que se ve muy demoníaco con su pelo gris y barba de chivo, y que se deleita en su papel). Es un poco decepcionante, aunque no habría sido elegante que Santo y Mantequilla forcejearan con un monstruo femenino. Otro detalle irritante es la presencia de dos ‘guapos' niños, incluyendo a una (Alejandra Murga) cuyas líneas de diálogo son dobladas por un adulto que trata de sonar como bebita. Para los que siguen esto con atención, los matches de lucha libre y uno de box incluidos en la película son todos de plató (el anunciador dice que ocurren en un ring especialmente construido en el ‘estudio B' de un canal de televisión).

El profesor Lira le pide al Santo que lo ayude a entrar en la tumba de doña Eugenia Esparza y saque un medallón que llevaba; el medallón contiene un mapa que da indicaciones para llegar a un tesoro de doblones de oro. Santo se niega, pero el profesor Lira le explica que durante la época colonial, Eugenia hizo un pacto con el Demonio (representado por una emisaria vestida de negro y que tiene extrañas cejas, aunque en lo demás es muy normal). Eugenia descubre que su amante, con el que ha tenido tres hijos, se quiere casar con otra. Eugenia lo quiere castigar, así que envenenará a sus hijos (la enviada del Demonio le proporciona el veneno) y se matará a sí misma; entonces su amante será detenido por robar unos dineros que pertenecen a la corona (y que Eugenia esconde) y será ejecutado. Sin embargo, la enviada demoníaca le asegura que si su infiel amante se libra de la condena, ella podrá retornar de la tumba y vengarse.
El profesor Lira le cuenta al Santo que Gonzaga (el amante de Eugenia) fue absuelto del robo del tesoro (aunque nunca fue encontrado) y doña Eugenia vuelve periódicamente como ‘La Llorona' para matar a los primogénitos de los descendientes de Gonzaga. El próximo al que le toca el turno es Carlitos, el sobrino de Lira. Lira le dice al Santo que el tesoro será entregado a un orfelinato, y así se romperá el hechizo de la Llorona. Santo acepta ayudarlo. Su amigo el boxeador Mantequilla Nápoles lo quiere acompañar.
Sin embargo, el inescrupuloso ayudante de Lira, Álvarez, ha informado a Severo Segovia, jefe de una banda de maleantes, de la existencia del tesoro. Los malvados siguen a Santo, Lira y Mantequilla hasta la caverna donde está oculto el ataúd de Eugenia. Lilia y Sonia, las sobrinas deLira, también los siguen. Lira saca el medallón del cuerpo momificado de Eugenia, pero Lilia y Sonia son accidentalmente encerradas en la caverna con el cadáver, el que vuelve repentinamente a la vida. Las dos mujeres son liberadas; cuando Lira vuelve al coche, los hombres de Segovia lo atacan y tratan de robarle el medallón, pero el Santo, Mantequilla y -sin que la nadie la vea- la Llorona intervienen.
La Llorona se propone matar a varios descendientes de Gonzaga. Bajo el aspecto de doña Eugenia, se muda a vivir como vecina del profesor Lira y traba amistad con Carlitos y su hermanita Martita. Álvarez roba el medallón y lo vende a Segovia (y lo matan por la espalda por sus esfuerzos), pero este no puede descifrar el mapa y se lo entrega al Santo cuando el luchador y su amigo el boxeador descubren el escondite de Segovia. La Llorona estrangula al profesor Lira.
Santo y Mantequilla encuentran el tesoro en una vieja casona (que, convenientemente, no ha sido derribada ni ocupada desde la época colonial). Tienen que hacerse camino luchando con los secuaces de Segovia para escapar con el cofre de doblones y joyas. Entretanto, la Llorona se apresta a matar a Carlitos y Martita. Pero cuando entregan el tesoro al orfelinato, la Llorona desaparece.
Ni mala ni buena.

1974 Director Miguel M. Delgado Guión Lic. Francisco Cavazos Reparto Santo (Santo), [José] ‘Mantequilla' Nápoles (él mismo), Kiki Herrera Calles (doña Eugenia Esparza), Alfonso Castaño (Prof. Esteban Lira) René Cardona Sr. (Severo Segovia), Ana Lilia Tovar (Lilia), Sonia Cavazos (Sonia), Carlos Suárez (matón de un ojo), Marcia Montes (enviado del diablo), Alejandra Murga (Martita), Jorgito Rodríguez (Carlitos), Enrique Llanes (anunciador), Jorge Guzmán, Sonia Fuentes, Kid Rapidez (entrenador de Mantequilla), José Rojas (referí), Roberto Y. Palacios (Prof. Álvarez), Octavio Menduet y Alejandra Meyer (víctimas), El Greco, Tony Salazar, Marco Antonio Arzate, Alfonso Romero, Ismael Ramírez, Estebán Vilchis, Armando Estrada, Angel Aguilar, Memo Rubio, Reyes Oliva, Roberto Vázquez.

9 de enero de 2005
©dwilt
©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Pumas -

Es buena pero le falto emocion y terror

ARTURO SANOJA -

complemento que max linarez,alejandro muñoz y rodolfo guzman estaban vinculados a la lucha libre y marco antonio arzate(actor) personificó a neutrón en los comics.mi correo:arturogsanoja@hotmail.com

ARTURO SANOJA -

Estimados amigos:desde hace años estoy buscando una foto de marco antonio arzate,max linarez,alejandro muñoz moreno y rodolfo guzman huerta.Favor enviarla a este correo

korz -

peasso guion, solo falta gozilla!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres