Blogia
pan y cine y el santo

El Tesoro de Moctezuma


El microfilm con el mapa del tesoro escondido de Montezuma se encuentra en un anillo de esmeraldas.
La organización criminal con base en Hong Kong de Operación 67 sigue existiendo, pero ahora con un nuevo plan: gracias a las investigaciones de un arqueólogo renegado se ha descubierto el tesoro escondido del Emperador Montezuma. Sin embargo, el mapa se encuentra en la base de una pequeña roca con un grabado de un coyote emplumado en un museo de ciudad de México. Además, la clave para descifrar el mapa está en un microfilm que fue insertado en el anillo de esmeraldas de Ruth Taylor -el que ella da a Jorge Rubio antes de morir, al final de la primera película.
Interpol se ha enterado de la intriga y alertan al Santo. Un agente, de nombre secreto Flor de Loto, lo contactará. Cuando se preparan para asistir a un match de lucha libre, Santo informa a su colega Jorge de la inminente cita. "¿Es guapa?", pregunta Jorge. "No lo sé", dice el Santo, bruscamente.
"Recuerda que tus aventuras amorosas nos han causado peligros y dificultades". "Si el amor no causará peligros y dificultades, ¿cuál sería el punto?", pregunta Jorge. Cuando salen del camerino Jorge es atraído por una bella morena y el Santo lo tiene que apartar.
Jorge y Santo suben al ring y Jorge nuevamente divisa a la morena, que ahora se está chupando un dedo y entrecerrando los ojos hacia Jorge. "Ponte serio", le dice el Santo; "la pelea va a comenzar". A medio camino del match la joven se levanta y abandona el lugar. Entra al departamento de Jorge y busca minuciosamente el anillo. Santo y Jorge ganan, por supuesto.
Entretanto, miembros de la organización han robado la figura del coyote emplumado del museo, usando un gas que ‘congela' a los guardias de seguridad. Durante la fuga los maleantes arrollan a dos policías que trataban de detenerlos por exceso de velocidad.
Jorge vuelve a casa y encuentra a la morena en su cama. Ella le ofrece comprarle el anillo, pero él está interesado en otra cosa. (Hay que observar que Maura Monti se ve excepcionalmente sensual en sus escenas; lleva un vestido muy ajustado y aparentemente un mínimo de ropa interior). Cuando se dan de achuchones, dos miembros de la banda -que han entrado silenciosamente- lo golpean por la espalda. Encuentran el anillo en una cadenilla que lleva Jorge en el cuello y se preparan a matarlo cuando irrumpe el Santo. Jorge recupera el conocimiento y le hace una llave a la morena, dejando que el Santo se ocupe de los dos matones. Finalmente dominan a los espías, pero antes de que llegue la policía la morena se saca uno de sus pendientes y lo arroja al aire, provocando un intenso resplandor y un grueso humo que permite que se den a la fuga.
Flor de Loto llama al Santo por teléfono, pidiéndole que se encuentren a la mañana siguiente en una de las pirámides aztecas. Se aparece en su Jaguar plateado y divisa una pequeña figura en la cima de uno de esos monumentos.
Sin embargo, cuando sube los últimos peldaños hacia la cima, se da cuenta de que es un muñeco -pero un muñeco cargado con explosivos- y apenas escapa con vida cuando el muñeco estalla. Entonces reaparecen los matones del departamento de Jorge y después de una batalla uno de los espías se cae de la pirámide y el otro, asustado, dice: "Te diré todo, Santo". En ese momento aparecen sus cómplices, en coche a los pies de la pirámide, y lo rellenan de plomo.
Cardona, el científico de Interpol le pasa al Santo y a Jorge radio-televisores en miniatura que deben llevar en las solapas. Les explica que la cámara no sólo muestra lo que está frente a ella, sino también a la persona que lleva la cámara. "Les explicaré más tarde cómo funciona", promete. Santo, como el mayor del dúo, recibe una bomba que debe llevar atada a su cuello por una cuerda.
Un atildado señor asiático llamado Li Chan se aparece con una maleta llena de dinero y propone comprar el anillo de esmeraldas. Jorge accede y le entrega una caja, que resulta ser una de esas de las que saltan serpientes de trapo cuando uno las abre. El furioso Li Chan dice: "Nos volveremos a ver, hijo mío".
Jorge sale y choca con la guapa rubia Estela. Dice: "Estás detenida, eres demasiada peligrosa con tu belleza". Acuerdan cenar juntos, y revolcarse. Santo ha estado observando todo esto a través de la cámara de Jorge, con una expresión divertida en la cara. Esa noche Estela y Jorge nadan en la piscina de Jorge y se besan debajo del agua. Santo todavía los está mirando por el televisor. Al día siguiente, Jorge se aparece silbando ‘Solamente una vez', extasiado con su nuevo romance. "Lo vi todo por el televisor", le informa el Santo. "¿Todo?", pregunta Jorge. "Hasta la escena de debajo del agua. Luego lo apagué", dice el Santo. Jorge comienza con su entrenamiento, dando vueltas a una enorme barra. "Con tanto peso terminará compitiendo para ser Míster Universe", le dice el Santo. "Pero para ser un campeón de lucha libre necesitas otros ejercicios". Desafortunadamente, el Santo no explica cuáles podrían ser y la escena termina non sequitur.
Jorge y Estela visitan al torero Manuel Capetillo que se está preparando para una corrida. Le dedica el toro a Estela. Sin embargo, Jorge descubre a dos tipos siniestros en los establos (uno está poniendo un silenciador a su arma). Después de una persecución por las entrañas de la plaza de toros, a Jorge lo arrinconan en una pasarela sobre un redil donde hay un hosco toro en plan de espera. Los matones se aprestan a empujarlo cuando aparece el Santo y es entonces uno de los espías (en realidad un muñeco) el que cae para ser corneado y aplastado.
En el estadio esa noche, el Santo debe luchar contra un tipo gordo cortado al rape llamado el Oso. Uno de los espectadores no deja de gritar que quiere ver sangre y una vieja dama anima al Santo. Entretanto los guapas mellizas hacen su aparición: una se dedica a hacerle ojitos a Jorge mientras la otra observa al Santo. Después de la lucha, Santo es casi arrollado por un coche en el estacionamiento. También le disparan (para variar). El Santo se esconde en el vestíbulo y atrapa a uno de sus perseguidores y resulta ser una de las mellizas. Jorge y la otra melliza vuelven al departamento, donde se encuentra el Santo y su hermana. Las actrices que hacen de mellizas son guapísimas, pero no aparecen nunca más.
Entretanto, el doctor Cardona ha estado estudiando el anillo de Jorge. Localiza el microfilme pero es estrangulado por los intrusos. Con la información en las manos, la organización logra localizar la entrada de donde se encuentra el tesoro secreto de Montezuma. Usando equipo pesado abren la bóveda y los bandidos descubren un alijo de oro, joyas y otros objetos valiosos. Suki dice que se llevarán todo lo que puedan para cargarlo en un barco que está esperando en la costa y dirigirse a San Francisco donde se repartirá el botín.
Santo y Jorge encuentran el cuerpo de Cardona. Les ha dejado un mensaje en una grabadora, aludiendo a la ubicación del secreto, el barco y San Francisco (cómo se enteró antes de morir de todo esto es dejado en la penumbra). Se dirigen al sitio del tesoro y sólo encuentran restos de tesoros aztecas. Como Acapulco es el puerto más cercano de donde podría zarpar un buque hacia San Francisco vuelan hacia la ciudad.
En el puerto se encuentra un pequeño buque de guerra, con Suki y sus matonesa a bordo. Santo y Jorge ataca el buque con su avioneta, pero son derribados por fuego anti-aéreo. Caen en paracaídas en el mar, donde son atacados por otros miembros de la banda en una lancha. Santo saca la bomba de su collar para hacerla explotar, pero justo aparece un tiburón. Estela se aparece en la cabina de un barco. Ella es el agente Flor de Loto. Pero no pueden intentar otra vez volar el buque, ya que se podría hundir y perder así el tesoro de Montezuma. En lugar de eso, se irán a San Francisco y se enfrentarán a la banda.
Se dirigen al cuartel general de la banda en el barrio chino de San Francisco. El jefe de la organización acaba de llegar de Hong Kong y está admirando el botín cuando irrumpen el Santo, Jorge y Estela, disparando. A Estela la hieren con un disparo (Santo mata al malvado); Jorge dispara y mata al jefe y comienzan a llegar más agentes de Interpol. Estela, herida mortalmente, dice: "¿Me quieres un poquito, Jorge?", antes de morir. Jorge, que ve morir a una mujer en sus brazos por segunda vez, se aleja desanimado con el Santo. Fin.

1966 Director René Cardona Sr., René Cardona Jr. Guión Rafael García Travesí , Mauricio Wall Reparto Santo (él mismo), Jorge Rivero (Jorge Rubio), Manuel Capetillo (él mismo), Amedée Chabot (Estela Ruiz, pseudónimo Flor de Loto), Maura Monti (espía), Noé Murayama (Suki), José Luis Carol (está en el anuncio, pero no aparece), Miguel Gómez Checa (jefe de la banda criminal, Alfonso Torres [Juan Miranda] (matón), Antonio Raxel (jefe de Interpol), Vicente Lara Indio Cacama (matón barbudo); Ray Mendoza, Henry Pilusso (luchadores).

©dwilt

©traducción mQh
©ciudadela 61, septiembre 2003
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres