Blogia
pan y cine y el santo

Las Bestias del Terror


Doctor malvado roba cadáveres de jóvenes guapas del cementerio, las revive y vende con esclavas sexuales zombis en Oriente Medio.
Esta es una película de misterio, ligeramente divertida, rodada en Miami, pero con una participación del Santo y de Blue Demon que es realmente periférica a la trama. Todo lo que hacen lo pudieron haber hecho otros actores cualquiera: César del Campo es el protagonista, pero Elsa Cárdenas, Antonio de Hud, Fernando Osés y Quintín Bulnes también tienen papeles importantes.
El cartel de Las Bestias del Terror es un engaño, ya que otorga igual de espacio al Santo, a Blue Demon y a un tercer luchador enmascarado (presumiblemente un rival de Santo, aunque no tiene nada que ver con la trama) y algunos Doberman (son seguramente las "bestias" del título). Sin embargo, en la película los perros que muerden a Antonio de Hud son tres setters irlandeses más bien amistosos.

Para pagar una deuda que tienen con el gángster Lucky, el ladronzuelo Pedro y su novia Nora secuestran a Susi, cuya hermana es millonaria. Sin embargo, son secuestrados ellos mismos por los acólitos del doctor Matthews, cuya furgoneta se quedó en pana cuando trasladaban un cadáver robado hacia el laboratorio de su malvado patrón y científico loco. Matthews utiliza transfusiones de sangre de sus cautivos -incluyendo a Susi y Nora- para revivir a muertas (todas son mujeres muy atractivas). Luego vende a estas sumisas y guapas zombis a un hombre con turbante (presumiblemente para embarcarlas hacia Oriente Medio). Uno pensaría que un científico que es capaz de volver a los muertos a la vida no perdería su tiempo en crear esclavas blancas, pero los gustos son subjetivos. Por lo menos en una película como Santo y Blue Demon vs. el Dr. Frankenstein, el científico loco tenía un motivo más legítimo para sus experimentos ilegales -quería volver a su esposa muerta a la vida. Transformar a una muerta en una esclava sexual es simplemente siniestro.
Matthews se siente atraído por Nora, y ella le sigue la corriente con la esperanza de lograr su libertad. Sin embargo, el celoso doctor la ve besar a Pedro y mete al desdichado ladrón a una celda para que los mordisqueen unos viciosos perros. También hace azotar a Nora ("¡Más! ¡Más!") por su falsedad (aunque luego le pide perdón vilmente). A Susi la abusan los criados de Matthews: primero Rojo, un imbécil mudo, y más tarde (después de que desaparece Rojo) por otro tarado mudo, Paolo (a Matthews le gusta contratar a imbéciles mudos).
Lorna, la hermana de Susi, contrata al detective privado Tony para encontrarla. No se pueden imaginar por qué los secuestradores no piden un rescate. Tony le promete al gángster Lucky una buena recompensa si descubre dónde está Susi. Lucky sospecha que su antiguo compinche Sandro está implicado en el asunto (y es efectivo).
Tony introduce al caso a Santo y Blue Demon. Después de ayudar a Tony a escapar de las garras de Sandro y sus matones, Santo dice que tiene que marcharse para una pelea en México. Blue Demon sigue adelante: identifica a Sandro como un antiguo luchador profesional que se ha transformado en ladrón. Sandro le vende a Lucky informaciones sobre Matthews y Susi, luego huye a Puerto Rico -pero Blue Demon le pisa los talones. En una pelea matan a Sandro, pero se las arregla para delatar a su jefe antes de morir.
Santo vuelve a Miami y ve casualmente a algunos de los hombres de Matthews robando un cementerio. Los sigue y descubre el escondite de Matthews. Santo y Blue Demon deciden atacar la casa.
Nora convence a Susi de que "sea buena" con Paolo, enfermo de amor, que se muestra lo suficientemente agradecido como para ayudarlas a escapar. Sin embargo, las dos mujeres son nuevamente capturadas. Matthews se propone echar un ácido en la cara de Nora cuando Paolo lo golpea con un tubo y lo hieren mortalmente a balazos. Fuera, Santo, Blue Demon, Lucky y su banda, y Tony llegan todos unos tras otros. Mientras el Santo y Blue Demon pelean con los hombres de Matthews, Tony mata a todos los secuaces de Lucky (la mayor parte de ellos por la espalda). Tony también le dispara y mata al doctor Matthews, pero una bala perdida también mata a Nora. Susi se reúne con su hermana. Santo y Blue Demon se marchan.

El guión de las Las Bestias del Terror está en realidad construido de manera muy interesante. Hay varios hilos separados que se entretejen gradualmente más que seguir una sola trama lineal. Aunque algunas de las conexiones son algo exageradas, la mera complejidad es algo nuevo para este tipo de película. En lugar de tener solamente héroes contra malos, Osés hace que los héroes (Tony, Susi, Santo, Blue Demon) se enfrenten a varios grupos de malos (Pedro y Nora, Matthews y su banda, Lucky y su banda) y los malos mismos tienen conflictos unos con otros. Pedro y Nora (sobre todo Nora, ya que Pedro muere a la mitad de la película) son al principio descritos como implacables canallas, pero más tarde parecen menos malos y la muerte de Nora es una sorpresa, ya que la mata el héroe por error).
También es inteligente que los héroes no se enteren de que los secuestros y los robos de tumbas están relacionados. En una escena, un policía agradece a Santo por su ayuda y habla acerca de los robos de los cuerpos de jóvenes atractivas. Hay un pequeño problema de continuidad aquí, pues Santo actúa como si esto fuera algo nuevo para él, aunque antes en la película había sido saludado por el guardián del cementerio que había hablado sobre los robos de cadáveres.
Pero en general es una película decente que pone al Santo y a Blue Demon definitivamente en tercer plano.

1972 Director Alfredo B. Crevenna Guión Fernando Osés Reparto Santo (él mismo), Blue Demon (él mismo), Víctor Junco (Dr. Mathews), César del Campo (Tony Carelli), Elsa Cárdenas (Nora), Antonio de Hud (Pedro), Fernando Osés (Sandro), Quintin Bulnes (Lucky), Alma Ferrari (Susi), Idania del Cañal (Alma), María Antonia del Río (¿Lorna?), Carlos Suárez (Rojo), Angel Vadal, Ismael Ramírez, Andrés del Campo Jr., Roberto Lozoya R., Iván Curiel, Miguel Angel Errera, Edy Cabrera, Rafael Menéndez, Lydia Newton.

©dwilt
©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres