Blogia
pan y cine y el santo

Murió Elyse Knox


Actriz de películas B de los años cuarenta, mejor conocida por la única película de horror que hizo, ‘La tumba de la momia’, con Lon Chaney Jr., como el monstruo que la rapta.


[Valerie J. Nelson] Más tarde recordó haber trabajado toda la noche para la escena del secuestro y del cementerio con un Chaney que se sentía miserable debajo la espesa capa de maquillaje y con una correa alrededor del cuello para ayudarle a soportar el peso de la actriz cuando la acarreaba.
“Cuando terminó, le agradeció que fuera tan menuda”, recordó Knox en el libro ‘Ladies of the Western’, de 2009.
Knox, que apareció en casi cuarenta películas, murió el jueves en su casa en Los Ángeles, informó su familia. Tenía 94 años.
Trabajaba como modelo cuando, a fines de los años treinta, llamó la atención de los estudios de Hollywood tras aparecer como novia en un noticiario de modas.
Durante los años cuarenta, trabajó para varios estudios antes de quedarse en Universal. 
En uno de sus primeros roles como actriz principal trabajó con Roy Rogers en la película de 1941, ‘Sheriff of Tombstone’. Fue la enamorada del imaginario boxeador Joe Palooka en una serie de películas de bajo presupuesto y una enfermera en la comedia de Abbot y Costello de 1943. Su última película fue el musical ‘There’s a Girl in My Heart’, de 1949.
Hacer películas era “muy divertido, pero en la época yo tenía dos hijos”, dice en el libro. “Yo soy una mamá, así que decidí retirarme de la pantalla”.
Fuera de la pantalla, Knox hizo noticia cuando se casó con Tom Harmon, el ganador del Trofeo Heisman, luciendo un traje de novia hecho con el paracaídas que le salvó la vida durante la Segunda Guerra Mundial. Más tarde su marido trabajó como periodista deportivo. Murió en 1990, a los setenta años.
Con el paso de los años, se fue rodeando con la celebridad de la familia.
Su hijo, el actor de cine y televisión Mark Harmon, fue jugador de la UCLA a principio de los años setenta. Su hija Kristin también fue actriz y se casó con el ídolo juvenil, Ricky Nelson. La otra hija de Knox, Kelly, también fue actriz y modelo.
Entre sus nueve nietos se incluye la actriz Tracy Nelson y los letristas Matthew y Gunnar Nelson. Además de sus hijos y nietos, le sobreviven también dos biznietos.

Nacida en 1917 en Hartford, Connecticut, Knox estudió pintura al óleo en la secundaria y siguió pintando durante toda su vida. En 1981, expuso sus pinturas impresionistas en una galería de Beverly Hills, junto con telas de sus hijas.
Después de estudiar en la Traphagen School of Fashion en Nueva York, estaba trabajando como asistente artístico en un estudio de moda en Nueva York cuando tropezó con una nueva carrera.
“Un día la modelo no llegó, y dijeron: ‘Probemos con Elsa’”, contó Knox al Times en 1981. Pronto empezó a aparecer en revistas de modas.
Knox conoció a su futuro marido, que hacía un recorrido del estudio, cuando rodaba en Paramount.
Su exclusivo traje de novia –hecho con el paracaídas de seda que usó su novio piloto militar después de ser derribado en China- apareció en las páginas de la revista Life.
“Tom se hizo el muerto en el paracaídas”, contó más tarde. “Tenía un gran valor sentimental”. 
30 de marzo de 2012
2 de marzo de 2012
19 de febrero de 2012
©los angeles times
cc traducción c. lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres