Blogia
pan y cine y el santo

Murió Ilene Woods, la Cenicienta


La voz de la Cenicienta. Cantaba en la radio a los dieciocho años cuando Walt Disnet le pidió que prestara su voz a la tierna hijastra que encuentra a su Príncipe Azul. Woods le dio calidez y simpatía a su personaje.
[Dennis McLellan] Murió Ilene Woods, que fue la voz del pequeño personaje del clásico largometraje de dibujos animados de Walt Disney de 1950, ‘La Cenicienta’ [Cinderella]. Tenía 81 años.
Woods, vecina de Calabasas, murió el jueves por causas relacionadas con el mal de Alzheimer en una clínica de reposo y rehabilitación en Canoga Park, informó su marido Ed Shaughnessy, el ex baterista de ‘Tonigth Show’, de Johnny Carson.
En 1948, Woods era una solicitada cantante de radio de dieciocho años cuando, como un favor a dos amigos letristas, Jerry Livingston y Mark David, grabó una ‘demo’ con algunas canciones que habían escrito para un largometraje de dibujos animados de Walt Disney.
"Hice los discos para ellos, en un estudio, con un piano -‘Bibbidi-Bobbidi Boo’, ’So This Is Love’, ’A Dream Is a Wish Your Heart Makes’", contó Woods en una entrevista con el Deseret News, de Salt Lake City. "Walt llamó dos días después. Quería que lo fuera a ver para una entrevista. Yo estaba feliz. ‘Sí, cuando quiera’. Nos reunimos y hablamos un rato, y me dijo: "¿Te gustaría ser la Cenicienta?"
En ese momento, Woods no sabía que más de trescientas cantantes habían hecho audición para ser la voz de la Cenicienta, y no tenía ni idea de que su demo la llevaría a tomar parte en un importante episodio de la historia de Disney.
Desde entonces, se enorgullecía de decir: "Nunca dudo cuando se trata de hacerle un favor a un amigo".
Después de que le ofrecieran el papel de la dulce y menospreciada hijastra que finalmente encuentra a su Príncipe Azul, Woods pasó cerca de dos años grabando canciones y diálogos para el estudio Disney.
"Me encantaba hacer el personaje", dijo al Houston Chronicle en 2005. "Cuando mi papá vio la película, dijo que me reconoció por las expresiones faciales, los ademanes y los manierismos. Marc Davis, que animaba a la Cenicienta, me miraba grabar y escogía lo que le gustaba".
Le encantaba trabajar en el estudio Disney, dijo. "Walt se sentaba con nosotros a comer y hablábamos sobre la película. Era mágico. Había felicidad y alegría".
La voz para el Príncipe Azul de Cenicienta fue proporcionada por el cantante y futuro anfitrión de un programa de entrevistas para la televisión, Mike Douglas; William Edward Phipps grabó sus diálogos. Y, según le contó al Times el viernes, pensaba que Woods "era ideal" como la Cenicienta.
El crítico de animación e historiador Charles Solomon dijo al Times el viernes que "una de las cosas buenas de su interpretación es la calidez que le transmitió al personaje. Tan pronto como empezaba a hablar, su voz se fundía con la animación de Marc Davis para crear una heroína que uno adoraba instantáneamente".
‘La Cenicienta’, dijo Solomon, "fue una película muy importante para Walt Disney porque sus películas animadas no habían funcionado bien después de la guerra y ‘La Cenicienta’ era una especie de última oportunidad. Necesitaba un éxito de la estatura de ‘Blancanieves y los siete enanitos’ [Snow White]. Apostó todo a ‘La Cenicienta’. Tuvo un enorme éxito cuando se estrenó, y realmente salvó al estudio".

Nacida como Jacquelyn Ruth Woods el 5 de mayo de 1929 en Portsmouth, North Hampshire, Woods soñaba con ser maestra.
"Pero mamá tenía otras ideas", dijo al Knoxville News-Sentinel, de Tennessee, en 2001. "Era una madre entre bastidores que se preocupaba de que tuviera clases de baile, de música, y que estuviera todo lo posible en el escenario".
A los once Woods era la estrella de su propio programa radial y para 1944 era la estrella de su propio programa transmitido desde Nueva York.
Después de ser atraída a Chicago para convertirse en una invitada habitual del popular programa radial de Don McNeill, ‘The Breakfast Club’, Woods se mudó a Los Ángeles y se convirtió en una artista frecuente en ‘The Sealtest Village Store’ con Jack Carson. También participó como invitada con los programas de Jack Benny, Bing Crosby y Bob Hope.
Durante la Segunda Guerra Mundial, Woods participó en una gira llena de celebridades a favor de los bonos de guerra, con Paul Whiteman y la Orquesta de las Fuerzas Aéreas del Ejéricto. También cantó para el presidente Franklin D. Roosevelt en su propiedad en Hyde Park, Nueva York, y para el presidente Harry Truman en la Casa Blanca.
En televisión durante los años cincuenta, cantó en los programas de Perry Como y Arthur Godfrey y fue una invitada habitual en el programa diurno de Garry Moore, donde conoció a Shaughnessy, con el que se casó en 1963.
Woods fue portavoz de la teletón para la parálisis cerebral y recorrió el país durante muchos años. Después de que ella y su familia se mudaran a California en 1972, se retiró del mundo del espectáculo, participando ocasionalmente en sesiones de firma de autógrafos para Disney.
Cuando en una entrevista en 2006 para la revista Starlog se le preguntó qué era lo mejor de haber estado en ‘La Cenicienta’, replicó: "Oh, me encanta la idea de que después de mi partida, los niños seguirán oyendo mi voz".
Además de su marido durante 47 años, le sobreviven su hijo Daniel Shaughnessy; su hija de su primer matrimonio, Stephanie Pagoto; y tres nietos.

9 de julio de 2010
©los angeles times 
cc traducción mQh


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Nike Shox Shoes -

You introduction is detail, thank you so a great deal knowledge, but why do not you offer you some reference pictures?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres