Blogia
pan y cine y el santo

Murió Zelda Rubinstein


Una de las actrices de ‘Poltergeist’. La mujer -de un metro 31- debutó en el cine en 1981; más tarde fue una presencia regular en la serie de televisión ‘Picket Fences’. Rubinstein era también activista de la gente pequeña y de la lucha contra el SIDA.
[Dennis McLellan] Murió el miércoles la diminuta actriz de carácter con voz de niña, que era mejor conocida como la médium convocada para deshacerse de fuerzas demoníacas en una casa suburbana en la película de horror de 1982, ‘Poltergeist, fenómenos extraños’ [Poltergeist]. Tenía 76 años.
Rubinstein, que también fue la figura de la madre en una publicitada campaña de concientización de mediados de los años ochenta en Los Angeles dirigida a frenar la propagación del SIDA, murió de causas naturales en el Barlow Respiratory Hospital de Los Angeles, informó Eric Stevens, su agente.
Rubinstein fue hospitalizada en el Centro Médico Cedars-Sinaí hace cerca de dos meses después de sufrir un infarto leve, dijo Stevens. "Tenía constantes problemas de salud y desgraciadamente, al final no pudo con ellos".
Técnica de laboratorio médico antes de iniciar su carrera como actriz en los años cuarenta, Rubinstein, de un metro 31 centímetros, hizo su debut en el cine como una de las personas pequeñas de la comedia de 1981, ‘Under the Rainbow’, de Chevy Chase.
Entre sus otras actuaciones se encuentran las películas ‘Frances’, ‘Dieciséis velas’ [Sixteen Candles], ‘Una disparatada bruja en la universidad’ [Teen Witch], ‘Angustia’ [Anguish] y ‘Las horas perdidas’ [Southland Tales] y la serie de televisión ‘Picket Fences’.
Pero Rubinstein causó mayor impacto como Tangina en la película del director Tobe Hooper, ‘Poltergeist’, escrita con Steven Spielberg, que también fue el productor.
"¿No les importaría retroceder? Están atascando mis frecuencias", dice Tangina (Rubinstein) cuando recorre la casa después de que la joven hija ha sido chupada por una enceguecedora luz blanca en el armario de su dormitorio.
El papel fue escrito específicamente para una persona pequeña.
"Pensé que sería interesante mostrar que la estatura no tiene nada que ver con los poderes psíquicos", dijo Spielberg al Times en 1982. "Las cosas buenas vienen en pequeñas dosis, y ese es ciertamente el caso de Zelda".
Los críticos de cine estuvieron de acuerdo.
Sheila Benson, del Times, definió la Tangina de Rubinstein como "el personaje más original y más reconfortante de la película".
Pauline Kael, del New Yorker, escribió delirante que "el personaje da nueva vida a la película, y ella logra todo que todo eso funciones... Exhala la escalofriante tranquilidad de alguien acostumbrado a tratar con fantasmas tramposos y mentirosos".
Rubinstein, que retomó el personaje en dos secuelas de ‘Poltergeist’, expresó su esperanza de que ‘Poltergeist’ elevara la presencia de la gente pequeña en el mundo de los espectáculos.
Su activismo empezó en el estudio de ‘Under the Rainbow’.
"Absolutamente despreciable", dijo sobre la manera en que se utilizó a gente pequeña para representar a los Munchkins como elemento de diversión en la película. "No eres un actor si sólo te metes en un traje bonito. Tienes que ser profesional".
Después de ‘Under the Rainbow’, fundó en Los Angeles el grupo de teatro sin fines de lucro, la Michael Dunn Memorial Repertory Theater Company, llamada así en honor del difunto actor, una persona pequeña que fue nominado a un Oscar al mejor actor secundario por su papel en la película ‘El barco de los locos’ [Ship of Fools], de 1965.
El mensaje de Rubinstein a los dieciséis actores de su compañía, cuya estatura iba de un metro quince a un metro cuarenta, era: "Conviértete en actor y tu mundo será mucho más grande".
La más joven de tres hermanos, y la única persona pequeña de su familia, nació en Pittsburgh el 28 de mayo de 1933.
En una entrevista de 1992 con el diario Chicago Sun-Times, Rubinstein dijo: "tuve una infancia dura, pero me comunicaba muy bien verbalmente... Aprendí a tratar a todos de frente".
Se hizo adulta antes de que se resignara a su pequeña estatura. "Simplemente decidí que era una variación interesante", dijo.
Rubinstein ganó una beca para la Universidad de Pittsburgh, donde estudió bacteriología. Trabajó durante muchos años como técnica de laboratorio en bancos de sangre antes de abandonar el oficio para dedicarse a actuar en 1978.
"Tenía que hacer algo creativo", dijo a la revista People en 1982. "Tuve la sensación de que me estaba boicoteando a mí misma".
En 1985 Rubinstein contó al Times que andaba buscando una manera de participar en la lucha contra el SIDA cuando fue aproximada para representar a la madre en la campaña L.A. CARES (Los Angeles Cooperative AIDS Risk-Reduction Education Service), que fue lanzada a principios de 1985 en lo que ahora es el L.A. Gay & Lesbian Center.
En réclames de televisión fue la madre que suplicaba a un hijo no visible que se cuidara. En videos proyectados en bares de homosexuales, los hijos eran jóvenes de torso desnudo.
La campaña con Rubinstein como el personaje de la madre también incluía una serie de anuncios en diarios, vallas publicitarias y autobuses.
En un anuncio con la leyenda: "No olvide su condón" en la parte de arriba, se ve a Rubinstein con un mandil y hablando con su ‘hijo’, vestido sólo de shorts y sosteniendo un paraguas. Abajo dice: "L.A. CARES ... como una madre".
"Fue una de las primeras celebridades de Hollywood que habló sobre el VIH y el SIDA", dijo Craig E. Thompson, director ejecutivo del AIDS Project Los Angeles.
"Fue la primera campaña de educación y prevención del SIDA", agregó Thompson, que dijo que las llamadas a la línea de información de la organización "aumentaron enormemente desde el inicio de la campaña".
A Rubinstein no la sobrevive ningún familiar.

5 de febrero de 2010
28 de enero de 2010
©los angeles times 
[viene de mQh]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres