Blogia
pan y cine y el santo

Murió Nathan Davis


Actor de teatro y cine. A los 91.
Nathan Davis no empezó a trabajar como actor a tiempo completo hasta que, cerca de cumplir los sesenta, fue despedido de su trabajo como vendedor de productos farmacéuticos en 1976.
Durante los siguientes treinta años, Davis acumuló una impresionante lista de actuaciones en teatro, cine y televisión, aceptando roles que iban desde papeles como amable abuelo hasta astuto gángster.
Davis, 91, murió el martes en el Weiss Memorial Hospital de Chicago, informó su hijo Andrew, un director de cine cuyas producciones incluyen ‘El fugitivo’ [The Fugitive]. Sufría de varias dolencias, entre ellas un enfisema y la enfermedad de Parkinson.
Durante su carrera, Davis trabajó como Studs Terkel en piezas teatrales de 1930 y como Shia LaBeouf en la película ‘La maldición de los hoyos’ [Holes] de 2003, dirigida por su hijo. Hizo de abuelo en producciones del Steppenwolf Theatre de Chicago, Londres, La Jolla y Broadway de ‘Las uvas de la ira’ [The Grapes of Wrath] en 1990. Y tuvo un papel secundario como Gastón en ‘En el Lapin Agile’, en 1994, en la Westwood Playhouse y en el Steppenwolf de Chicago.
Además de ‘La maldición de los hoyos’, Davis puso a su padre en el reparto en películas como ‘Stony Osland’ (1978) y ‘Código de silencio’ (1985). El viejo Davis también apareció en ‘Ladrón’, del director Michael Mann en 1981 y tuvo frecuentes apariciones en televisión en programas como ‘Cheers’ y ‘Frasier’.

Nacido el 22 de mayo de 1917 como el hijo de un inmigrante rumano con oficio de sastre, Davis creció en Chicago y estudió durante un año y medio en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. De regreso en casa, actuó durante la Depresión en el Proyecto Federal de Teatro y en el Chicago Repertory Theater. Fue sargento en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.
Entonces en Chicago el radioteatro era una fuente viable de trabajo en los años de posguerra. Pero cuando eso se acabó, Davis empezó a trabajar como vendedor farmacéutico al por mayor. No estaba particularmente orgulloso de su trabajo y se comparaba con el desafortunado Willy Loman, de ‘Muerte de un viajante’ [Death of a Salesman], de Arthur Miller, dijo su hijo.
Actuó de vez en vez en teatro comunitarios, pero cuando en 1976 fue despedido de su trabajo como vendedor, volvió a interesarse en su primera pasión.
La época era propicia, ya que la industria del teatro estaba despegando y al poco tiempo se codeaba con actores como John Malkovich, Gary Sinise y William Peterson.
Además de su hijo Andrew, le sobreviven su esposa durante 67 años, Metta, a la que conoció en clases de actuación; su hijo Richard; su hija Jo Ellen Davis Friedman; siete nitos; y cinco biznietos.

26 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
©los angeles times 
[viene de mQh]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres