Blogia
pan y cine y el santo

La Invasión de los Selenitas


La serie de los años cincuenta, ‘Radar Men from the Moon’, giraba sobre los esfuerzos de los hombres de la Luna -los selenitas- por apoderarse de la Tierra. Pero el comando Cody lo impediría.
Capítulo 1: Cohete a la Luna
Un misterioso ataque destruye instalaciones y pozos petrolíferos. En la oficina del comando Cody hay una reunión de emergencia. Llega aparentemente un espía del gobierno, Henderson, y dice que la explosión parece haber sido atómica y que es claramente un acto de sabotaje. Dice también que los científicos han detectado mucha actividad atómica en la Luna y que cree que los dos asuntos están relacionados. Ordena que viajen a la Luna en un nuevo cohete que han construido y detecten las instalaciones desde donde son atacados.
Entretanto, unos malvados, desde un camión, esperan el paso de un tren al que atacan con un arma de rayos. Lo descarrilan.
El comando Cody se pone un uniforme espacial de la época, parecido al de los bomberos, con un casco ovalado de metal muy parecido a una máscara de luchador mexicano y dos propulsores en la espalda, sale al jardín y se echa a volar. Han detectado a los malvados del camión que, entretanto, preparan otro atentado. Llega el comandante Cody volando y les dispara desde detrás de una roca, desbaratando sus planes. Huyen y Cody se apodera de la máquina de rayos.
En una caverna en la montaña, los malvados se reúnen con un señor que lleva aparentemente una malla negra y antifaz, que les ordena recuperar el arma porque no quiere que caiga en manos de los "terrícolas". Dicho y hecho, los bandidos se dirigen al laboratorio del comandante, entran a él sin que nadie lo impida y le dan a Cody y Ted, por oponerse, una tremenda paliza. En esos momentos, Cody y Ted hablaban de llevar el arma a la Luna, para atacar con ella a los malos. Los malvados escapan llevándose el arma. "¡No traten de seguirnos!", dicen.
En la caverna, el jefe de los malvados llama por teléfono a la Luna y se comunica con el jefe mayor, contándole que los terrícolas aparentemente tienen un cohete con el que pueden llegar allá. El jefe, que es robusto, lleva túnica y un gorro de natación, dice que les preparará un recibimiento.
En algún lugar entre las montañas los terrícolas y Cody preparan el lanzamiento del cohete. Aunque Cody expresa su descontento por la presencia de Joan, esta le dice que no se arrepentirá después de comer de su mano. El cohete, que tiene forma de bala gigante, se eleva en dirección al satélite. Desde el cohete divisan una ciudad lunar y deciden aterrizar en las cercanías.
Desciende Cody y se echa a volar hacia la ciudad, que parece sacada de un libro sobre la antigüedad clásica. Pero descubre que está amurallada, porque no puede entrar. Examinando la muralla, una voz, que sale de altavoces incrustados en ella, lo dirige hacia una puerta. Entra y llega directamente al despacho de Retik, que los saluda por su nombre, le dice que sus hombres saben todo sobre él y que todos en la Luna hablan inglés para operar mejor en la Tierra. A una pregunta, Retik le confiesa que están atacando a los terrícolas porque están preparando una invasión masiva de la Tierra. Tienen que abandonar la Luna porque la atmósfera está muy delgada y seca y ya no pueden respirar bien ni pueden plantar, excepto en invernaderos. Le dice que no pueden salir sin cascos. En la Luna hay un material mejor todavía que el uranio, el lunario, que piensan usar para atacar a la Tierra. El comandante Cody saca la pistola, pero Retik aprieta un botón que activa un poderoso imán y deja a Cody sin la pistola, que se va a pegar en una pared (pero no afecta, curiosamente, a los propulsores en la espalda). Los dos guardaespaldas de Retik tratan de agarrarlo y se trenzan a puñetazos. Retik saca una pistola propia, ligeramente parecida a batidor y, por error, dispara contra uno de sus hombres y lo hace desaparecer en medio de un fogonazo. Finalmente tiene a Cody frente al cañón. Aunque este se oculta detrás de una máquina, Retik dispara. Desaparece Cody y la máquina.
¿Ha muerto Cody? ¿Serán capaces los terrícolas de terminar con la amenaza selenita? ¿Podrán volver a avisar a la Tierra?

1952 Guión Ronald Davidson Director Fred C. Brannon Reparto George Wallace Roy Barcroft Aline Towne William Bakwell Clayton Moore

©Claudio Lisperguer
Rocket to the Moon
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres