Blogia
pan y cine y el santo

Santo en el Misterio de la Perla Negra


Santo debe seguir a unos contrabandistas de piedras preciosas que viajan por el Caribe.
No es una película muy buena, técnicamente hablando, pero entretiene mirar el metraje, los dobles, las tomas frustradas y otros aspectos. Otro aspecto positivo son las escenas de peleas en el ring, que son mejores que lo normal. Son dos escenas filmadas en la arena, una, un relleno con un equipo de luchadoras enmascaradas y la otra en que opone al Santo contra un luchador con máscara negra y que parece ser el mismo match que se incluyó en La Venganza de las Mujeres Vampiro y en Las Bestias del Terror. Al final, los créditos indican que Santo en el Misterio de la Perla Negra fue rodado en Cartagena, Panamá, Maracaibo, San Juan de Puerto Rico y Barcelona, aunque la única locación usada ampliamente es Cartagena (incluyendo una larga secuencia en un fuerte de la época colonial).
Pero volvamos a otras cosas triviales. Entre las cosas que hay que destacar, estas: (1) a pesar del título, la película gira sobre el contrabando de diamantes, y aunque las perlas aparecen hacia el final de la película, no se hace ninguna referencia específica a una perla negra; (2) la película empieza con una larga secuencia de Shark (también conocida como Arma de Dos Filos, 1967) y los espectadores con buena vista podrán reconocer a Burt Reynolds y René Barrera; (3) también hay un largo número musical sacado de una película bastante antigua, con dos o tres primeros planos de María Eugenia San Martín insertados para que parezca que "actúa"; (4) Mara Cruz (que, a pesar de ser un personaje principal, no aparece nombrada) es doblada en las primeras escenas a bordo por una mujer cuya cara no se muestra nunca y cuyo pelo es más largo y negro que el de Cruz; (5) el Santo mismo parece haber sido doblado en algunas escenas por alguien que se ve muy raro y con una máscara del Santo que le queda mal; (6) en una escena posterior, Santo y Wu Li hablan por teléfono, pero no se muestra la cara de ella, sino solamente un brazo que coge el auricular; (7) aunque el cartel de la película muestra a un enorme tiburón y hay varias referencias a tiburones en los diálogos, no aparece ninguno en la película; y finalmente, (8), en los créditos iniciales se lee que la película es una co-producción colombo-española, pero los créditos finales dicen que es española-mexicana.

Como ya señalado, la película empieza con metraje de Shark: un hombre trata de escapar de la policía empujando su camión sobre un acantilado (después de haber saltado de la cabina). Piensan que ha muerto, pero en realidad se ha escondido y logra entregar a Andrés y a Julio los diamantes que lleva. Ellos amarran la caja de metal con las piedras preciosas al casco de un buque que zarpa desde España hacia México.
Presumiblemente en México, Wu Li actúa en un cabaret. Su novio (que lleva el pelo como Kramer en Seinfield es golpeado por varios gángsteres (aunque se defiende bien, son demasiados para él), que le advierten que se mantenga alejado de ella. El patrón de Wu Li dice que debe viajar a Panamá a encargarse de un trabajo. Aquí se inserta la pelea mencionada entre luchadoras, escenas todas que son irrelevantes y que ocupan casi 20 minutos antes de que aparezca finalmente el Santo.
Se informa al Santo del plan de los contrabandistas. Sin embargo, los mismos gángsteres que golpearon al novio de Wu Li han puesto micrófonos en su cuarto, y lo emboscan cuando se dirige hacia el puerto de Veracruz. Santo les da una paliza en una cancha, por lo que se ensucia su blanca chaqueta deportiva; sin embargo, para cuando aborda el buque con los diamantes en Veracruz, parece que se las he arreglado para tenerla nuevamente limpia. En el buque también se encuentran Andrés, Julio, la novia de Andrés (a la que llamaremos Mara, ya que es representada por Mara Cruz, aunque en estas escenas es remplazada por una doble sin cara). Mientras Santo revisa las cabinas, uno de los gángsteres del principio le propina un trastazo con una tabla. Santo despierta en el puente. ¿Por qué no lo echaron al agua? Quizás era demasiado pesado, quién sabe.
El buque atraca en Panamá y el Santo es atacado nuevamente, esta vez en la calle, y amarrado a un pilar del atracadero. La marea comienza a subir y parece que se va a ahogar, pero alguien se aparece nadando por ahí y lo suelta. ¿Quién? ¿Por qué? Quizás era uno de sus fans, quién sabe.
Santo se dirige al restaurante donde sorprende a Andrés, Julio y Mara, que pensaban que había servido de almuerzo a los cangrejos. Mientras se sienta, un cuchillo pasa silbando junto a su cabeza. El cuchillo lleva una nota, que lo cita a reunirse con ‘Wu Ly' en un cabaret cercano. Da con el cabaret, aunque el nombre en el cartel aparece escrito ahora como ‘Wu Li'. Wu Li empieza un largo número de baile (que incluye un gigante primer plano de su escote); luego el Santo la sigue a su camerino. Este es del tamaño de un enorme y lujoso apartamento -más grande incluso que el cabaret mismo). Santo, inopinadamente, toma un sorbo de un té y pierde la conciencia. Despierta al día siguiente y Wu Li le ofrece excusas. Dice que le sirvió un barbitúrico para protegerlo, o para hacer que él confíe en ella, o algo así. Entretanto, el buque ha zarpado hacia Cartagena, así que el Santo lo sigue en una avioneta.
El descuidado y vestido de blanco ‘Che' Dávila envía a un hombre a retirar los diamantes del casco del buque. Varios hombres tratan de atacar a Mara y de matar luego al Santo cuando él la ‘salva', pero fracasan. Julio le dispara al Santo, pero no da en el blanco. Santo lo persigue por las calles de Cartagena; entran a un parque de diversiones, y Julio se queda atrapado en una vuelta y muere.
Andrés y Dávila venden los diamantes a un tipo (es Fernando Oses). Santo espía la transacción, pero lo descubren y lo meten en un calabozo de un fuerte colonial. Un viejo negro también se encuentra ahí, sin razón aparente. Cuando entra uno de los guardias, el Santo le salta encima. Tienen una pelea muy bien montada, dentro y fuera del calabozo, pero finalmente el guardia cae de las murallas del fuerte al mar. Santo también se zambulle, y es recogido por una lancha que pasa por ahí.
Dávila toma el dinero de los diamantes y trata de comprar perlas de un jefe nativo (creo que ahora está en Venezuela). Mata al jefe y se roba las perlas, pero es capturado por el Santo y la policía local cuando se jeep se funde. Sin embargo, lo dejan escapar para que los conduzca hacia Andrés y Mara. La policía allana el lugar donde se reúnen, pero Andrés y Mara escapan, después de que Andrés mata a Dávila.
El Santo vuela a Puerto Rico, la siguiente parada del buque. La policía registra a Andrés y Mara en la aduana, pero no llevan nada encima. Las perlas están en la caja de metal amarrada al casco del buque. Se aparece Wu Li y le dice al Santo que la espere en el muelle. Siguen a Andrés y a Mara, que salen del buque en un bote. Andrés nada y retira las perlas, pero cuando se las pasa a ella, Mara le dispara con un arpón. Santo se queda chapoteando en el agua en medio de la bahía mientras Wu Li se escapa en una lancha.
Wu Li y Mara están celebrando en su cabina del buque: estaban confabuladas todo el tiempo y se deshicieron de sus cómplices. Sin embargo, alguien golpea a la puerta: es el Santo, con una botella de champaña. Envía un telegrama a su jefe en México, diciéndole que se tomará unas vacaciones en un crucero con dos guapas mujeres que pronto tomarán vacaciones a cargo del gobierno. Mientras se reclinan en las sillas a bordo, Santo les dice: "Aprovechen el sol, porque les espera un largo tiempo a la sombra".

1974 Director Guión Fernando Orozco Reparto Santo (Santo), María Eugenia San Martín (Wu-Li), Guillermo Gálvez (‘Che' Dávila), Fernando Osés (comprador de diamantes), Carlos Suárez (funcionario policial en Puerto Rico), Mara Cruz (novia de Andrés), Antonio Pica (Andrés Cortés), Frank Braña (Julio), Orlando Vélez, Juan Garza (matón).

4 de enero de 2005
©dwilt
©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres