Blogia
pan y cine y el santo

Murió Adolfas Mekas


Cineasta vanguardista y docente.
[Bruce Weber] Murió el martes en Poughkeepsie, Nueva York, el inmigrante lituano Adolfas Mekas, que se convirtió en un influyente cineasta de vanguardia y maestro que, con su hermano Jonas, fundó Film Culture, la seminal revista de cine. Tenía 85 años.
Según su esposa, Pola Chapelle, la causa de su muerte fue una insuficiencia cardiaca.
Aunque Jonas Mekas, prolífico director y archivista de cine de vanguardia, era el mejor conocido de los hermanos Mekas. Adolfas Mekas hizo un puñado de películas que han sido descritas como hitos históricos del cine de vanguardia. La mejor conocida es ‘Aleluya las colinas’ [Hallelujah the Hills], una comedia en la que se parodiaba la historia del cine con una trama sobre dos jóvenes y su cómico cortejo de la misma chica, que fue uno de los éxitos populares y entre críticos en el primer Festival de Cine de Nueva York en 1963.
‘Aleluya...’ fue elogiada en el festival junto con las películas ‘Muriel’, de Alain Resnais; ‘El cuchillo en el agua’ [Knife in the Water], de Roman Polansky; ‘El ángel exterminador’ [The Exterminating Angel], de Luis Buñuel; y ‘El sirviente’ [The Servant], de Joseph Losey.
El New York Times describió la película como "una modesta y pequeña farsa hecha en Vermont" que "sorprende y deleita" al público "afirmando bulliciosamente que la vida puede ser un baile y que hacer una película puede ser divertido".
Mekas y su hermano llegaron a Nueva York en 1949 después de sobrevivir un campo de trabajos forzados nazi al final de la Segunda Guerra Mundial. Hijos de un campesino que adoraba los libros y las películas, se zambulleron ambos en la vida bohemia intelectual de la ciudad a principio de los años cincuenta, fundaron  Film Culture, la revolucionaria revista que empezó en 1955 con la entonces presuntuosa idea de que el cine era un arte serio e influía potentemente en la cultura en general.
Con colaboradores como Andrew Sarris, Stan Brakhage, Richard Leacock, Rudolf Arnheim, Arlene Croce y Peter Bogdanovich, definió la vanguardia, aunque prestó una reflexiva cobertura al cine tradicional. (La revista dejó de existir en los años noventa.)
Mekas, que vivía en Rhinebeck, Nueva York, fue miembro fundador del departamento de cine del Bard College en Annandale-on-Hudson, Nueva York, y enseñó allá de 1971 a 2004; dirigió su programa de cine de 1971 a 1994.

Adolfas Mekas nació en un villorrio lituano llamado Semeniskiai el 30 de septiembre de 1925. Durante el último año de la Segunda Guerra Mundial, él y Jonas se marchaban de Lituania para unirse a un tío en Austria, cuando fueron capturados por los alemanes y enviados a un campo de trabajos forzados. Tras el fin de la guerra vivieron en campamentos de refugiados, uno de los cuales estaba en Mainz, cerca de Frankfurt, donde pudieron estudiar en la universidad. Al principio pensaban marcharse a Israel -"No eran judíos", dijo Chapelle, pero les parecía romántico luchar por un nuevo país-, pero en lugar de eso emigraron a Estados Unidos, asentándose en Williamsburg, en Brooklyn.
"Todo era miseria y desplazamiento y sufrimiento y pérdida", escribió Jonas Mekas sobre sus primeros años en Europa. Pero llegar a Nueva York les cambió la vida.
"Ahora, de repente, todo era brillante, excitante y estaba disponible", escribió. "Las calles de Nueva York eran ferias, muy parecidas a las de El Cairo. En nuestro primer día compramos tres o cuatro naranjas. ¡La pesadilla había terminado! ¡Podemos comprar fruta!"
En 1971, los hermanos Mekas volvieron a Lituania por primera vez desde su partida, y cada uno hizo una película sobre el viaje: ‘Reminiscencias de un viaje a Lituania’ [Reminiscences of a Journey to Lithuania], de Jonas, y ‘Going Home’, de Adolfas. "Se proyectaron juntas en el Festival de Cine de Nueva York de 1972, un evento que Vincent Canby describió en el Times como "más desbordante de Mekases de lo que uno esperaría, y sin embargo sucesivamente conmovedores, indulgentes, bellos, poéticos, banales, repetitivos y audaz y descuidadamente irresponsables".
Además de su hermano, que vive todavía en Brooklyn, ahora en Greenpoint, y su esposa, a la que conoció en una proyección de cine y se casaron en 1965, a Mekas le sobreviven su otro hermano, Costas, de Semeniskiai, y un hijo, Sean, de Rhinebeck.
Entre sus otras películas se encuentran ‘The Brig’ (1964), la que, dirigida por ambos hermanos, es una adaptación de una deprimente pieza montada por el Living Theater sobre los marines confinados en una cárcel militar, y ‘Windflower’ (1968), una elegía, una historia ambientada en la era de la Guerra de Vietnam sobre un prófugo que es asesinado cuando trata de escapar de las garras del FBI.
A su muerte, Mekas estaba trabajando en una película sobre Giordano Bruno, un pensador italiano que fue quemado en la hoguera por herejía en 1600. Mekas describió a Bruno como "el primer beatnik" y tituló la película, con típico descaro, ‘Burn, Bruno, Burn’.
Su esposa dijo que inicialmente se sintió atraída por él por su inesperado y demostrativo humor; en su primera cita, arrojó su sombrero por la ventanilla de un taxi, contó. Otra vez, después de la première de una película en el Museo Arte Moderno, enrolló la alfombra roja, la puso debajo de un brazo y se marchó con ella, como si se la llevara a casa. (Nadie lo paró y la llevó de vuelta.)
"Esos dos tíos", dijo sobre los hermanos Mekas. "Siempre le dije a nuestro hijo: ‘Llegaron al país con diez dólares. No hablaban el idioma, y empezaron su primera revista seria sobre cine en ingles. Nada de mal."
5 de junio de 2011
2 de junio de 2011
©new york times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres