Blogia
pan y cine y el santo

Murió Cammie King Conlon


Fue Bonnie Blue Butler en ‘Lo que el viento se llevó’. Tenía cuatro años cuando fue elegida para representar a la hija de Rhett Butler y Scarlet O’Hara en la clásica película de 1939. También fue la voz del cervatillo Faline en’Bambi’.
[Valerie J. Nelson] Murió Cammie King Conlon, que se lamentaba, bromeando, que era famosa por una experiencia que apenas recordaba, cuando fue la hija de la desdichada Scarlett O’Hara y Rhett Butler en la película ‘Lo que el viento se llevó’ [Gone With the Wind]. Tenía 76 años.
Conlon, cuya breve carrera como actriz de cine incluyó ser la voz del cervatillo Faline, en ‘Bambi’, falleció el miércoles, de cáncer, en su casa en Ft. Bragg, California, informó Bruce Lewis, un amigo.
A los cuatro, apareció como Bonnie Blue Butler por su parecido con sus padres en la película -Vivien Leigh y Clark Gable-, pero sus recuerdos del rodaje de la épica saga de la Guerra Civil de 1939 eran vagos, más como "instantáneas", decía a menudo.
Adoraba al pony negro Shetland que montaba en la película, y recordaba lo perpleja que estaba cuando vio en el estudio lo que parecía ser una niñita vestida exactamente como ella, pero fumando un cigarrillo.
El actor era un hombre adulto, una persona pequeña que era su doble para cuando Bonnie Blue se cae del pony, lo que causa su muerte y un episodio fundamental de la trama: la profunda depresión de Rhett.
En la escena fúnebre que sigue, no podía impedir que sus ojos pestañearan y llevaba una máscara mortuoria cuando Gable la recogía. Se asustó cuando hacían la máscara, y sus lágrimas dejaron visibles huellas en ella, contó Conlon más tarde.
También recordaba que el director Victor Fleming la había sermoneado porque había olvidado sus diálogos.
Dijo: "Cammie, tengo una hija de tu edad y todos estos hombres que ves aquí también tienen familias, que dependen de su trabajo aquí. Tienen que alimentar a sus hijos. Pero si tú no te aprendes tus diálogos, ellos no pueden trabajar", contó al Santa Rosa Press Democrat en 1998.
Conlon -presentada como Cammie King en la película- dijo que jamás volvió a equivocarse.
Se refería orgullosamente a Gable como una "figura paternal" que la protegía.
"Si estaban haciendo demasiadas tomas de alguna escena, diría: ‘Vamos, chicos. Empaquemos, la muñeca está cansada", contó al Orlando Sentinel en 2003.
Ya adulta, apareció regularmente con otros actores de ‘Lo que el viento se llevó" en retrospectivas y eventos en homenaje a la película. En un blog que promociona su libro de memorias ‘Bonnie Blue Butler’, Conlon dijo que era uno de los diez últimos sobrevivientes de ese reparto.
"Siempre que podía, usaba su fama para recolectar dinero para sus causas", dijo Lewis. "Lo hacía de modo muy ligero. No era para nada engreída".

Nació como Eleanore Cammack King el 5 de agosto de 1934, en Los Angeles. Sus padres se divorciaron hacia la época en que se estrenó ‘Lo que el viento se llevó’.
Su madre, Eleanore, era columnista de Los Angeles Examiner y a fines de los años cuarenta se casó con Hebert Kalmus, un científico que fundó la Technicolor Corp.
Conlon se licenció por la Universidad de Carolina del Sur en 1956 en comunicaciones y empezó a trabajar como asistente de producción en ‘Climax!’, una serie antológica de CBS-TV.
Su primer marido, con el que tuvo dos hijos, murió de cáncer. Más tarde se volvió a casar, pero se divorció en 1976.
En 1980, Conlon se mudó a Carolina del Norte y tuvo una larga carrera en relaciones públicas, lo que incluye un periodo para la Cámara de Comercio del Litoral Mendocino [Mendocino Coast Chamber of Commerce].
Después de ‘Lo que el viento se llevó’, tuvo un papel más, prestando su voz como Faline, que retoza con el personaje del título de otra clásica película de Disney: ‘Bambi’, de 1942.
"Todo lo que recuerdo es estar gateando en el suelo de una... cabina de sonido. Y probablemente eso era para hacerme reír, porque eso es lo que yo hago" como el personaje, dijo Conlon en 2005 en National Public Radio.
En el reparto de otra película a principio de los años cuarenta, Conlon enfermó de varicela el primer día del rodaje.
"Ese fue el fin de mi carrera en el mundo del espectáculo", dijo al Times en 1967, aunque más tarde dijo que su madre había querido que tuviera una infancia "normal".
Sobre su papel en una de las más grandes películas de la historia, Conlon decía a menudo: " Alcancé la cumbre a los cinco".
La sobreviven sus dos hijos -Matthew Ned Conlon, de Chicago, y Katie Conlon Byrne, de Hawai, y tres nietos.
15 de septiembre de 2010
3 de septiembre de 2010
©los angeles times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres