Blogia
pan y cine y el santo

Murió Jonathan Frid, el Vampiro Barnabas

Actor. Tuvo un rol clave en ‘Sombras tenebrosas’. Con estudios clásicos, retrató al carismático vampiro Barnabas Collins en el hortera culebrón diurno. Le dio un toque muy gótico y romántico al personaje, dijo el creador de la serie.


[Valerie J. Nelson] Murió Jonathan Frid, actor cuyo retrato del carismático vampiro Barnabas Collins en el culebrón sobrenatural ‘Sombras tenebrosas’ [Dark Shadows] convirtió al actor formado clásicamente en una estrella de la cultura pop a fines de los años sesenta. Tenía 87 años.
Frid murió el 13 de abril, por causas naturales, en un hospital de Hamilton, su ciudad natal en Canadá, informó Jim Pierson, portavoz de Dan Curtis Productions, que produjo ‘Sombras tenebrosas’.
El hortera culebrón diurno llevaba un año de episodios y luchaba por mantenerse en los índices de popularidad en 1967 cuando el creador de la serie, Dan Curtis, aceptó el consejo de su hija de “hacerla más tenebrosa”. Introdujo a Barnabas Collins, y la popularidad remontó.
Curtis quería a Barnabas solamente como un canalla para algunos episodios, pero se dio cuenta pronto de que el isabelino actor “daba al rol una calidad muy gótica y romántica”, dijo Curtis más tarde. Frid siguió en la serie del ABC hasta que se retiró en 1971.
Cuando a Frid le pidieron consejos sobre cómo desarrollar el personaje, dijo: “Hazlo humano. Recuerda que es real, y todo monstruo es humano de un cierto modo”.
La serie cultivó la idea de un vampiro simpático en la cultura popular. ´Sombras tenebrosas’ es considerada como una precursora de las películas de ‘Crepúsculo’ [Twilight] y de series de televisión contemporáneas, como ‘Crónicas vampíricas’ [The Vampire Diaries; El diario de los vampiros; Diario de vampiros] y ‘Sangre fresca’ [True Blood; Sangre verdadera].
“Sin ninguna duda, sin el personaje de Barnabas Collins, no existirían los vampiros de hoy”, dijo Kathryn Leigh Scott, una actriz habitual de ‘Sombras tenebrosas’, de Newark, Nueva Jersey, al Star-Ledger el año pasado.
La teleserie sigue teniendo una devota audiencia, alimentada por proyecciones por cable y video.
Los jóvenes espectadores que componían el corazón de la audiencia son ahora baby boomers envejecidos que mueren de nostalgia por la serie, “observando inevitablemente que acostumbraban a irse a casa, después de la escuela, corriendo” para no perdérsela, de acuerdo al libro ‘The Essential Cult TV Reader’, de 2009.
Uno de ellos era Johnny Depp, que fue Barnabas en el remake de Tim Burton, ‘Sombras tenebrosas’, que llegará este próximo mes a los teatros.
“Jonathan Frid fue la razón por la que acostumbraba a correr a casa a mirar ‘Sombras tenebrosas’. Su elegancia y gracia era toda una inspiración y seguirá siéndolo”, dijo Depp en una declaración en el Times. “Cuando tuve el honor de conocerlo en persona… era tan elegante y mágico como yo lo recordaba”.
El año pasado, Frid viajó a Londres para rodar su último rol en la pantalla, en la película ‘Sombras tenebrosas’.

 

Nacido el 2 de diciembre de 1924, en Hamilton, Frid era el menor de tres hermanos. Le sobrevive un sobrino.
La Segunda Guerra Mundial interrumpió sus estudios en la Universidad McMaster, de Hamilton, y se graduó en 1948, después de servir en la Real Armada de Canadá. Frid asistió a la Real Academia Real de las Artes Dramáticas de Londres al año siguiente y volvió a Canadá a principio de los años cincuenta.
Después de licenciarse como director en la escuela de teatro de la Universidad de Yale en 1957, apareció en numerosas producciones clásicas regionales e itinerantes. A fines de los años cincuenta compartió dos veces el escenario con Katharine Hepburn.
Fue Barnabas Collins en la película ‘Sombras en la oscuridad’ [House of Dark Shadows] (1970), fue el actor principal en el largometraje de Oliver Stone, ‘De infarto’ [Seizure] (1974) y apareció a fines de los ochenta en el revival de ‘Arsenic and Old Lace’, en Broadway.
Aunque Frid lamentaba que la gente siempre “espera ver al vampiro”, empezó a asistir a los congresos sobre ‘Sombras tenebrosas’, pero desarrolló un “teatro para lectores”, una corta presentación que representaba en lugar de responder las “aburridas” preguntas de sus admiradores. Recorrió Estados Unidos con el programa hasta 1994, cuando en lo esencial se retiró y volvió a Canadá.
La popularidad del vampiro que lo hizo famoso intrigaba a Frid, que dijo al Times en 1991: “Creo que hay algo vulnerable en el personaje, si aceptas la idiota premisa de que sales de un ataúd después de 175 años… Me sentía todo el tiempo tan humillado… Quizás había humildad en mi trabajo”.
2 de mayo de 2012
20 de abril de 2012
©los angeles times
cc traducción c. lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres