Blogia
pan y cine y el santo

Murió Leonard Kastle


Director y guionista de ‘Los asesinos de la luna de miel’.
[Dennis McLellan] Cuando en 1970 se estrenó la primera película de Leonard Kastle como director y guionista, ‘Los asesinos de la luna de miel’ [The Honeymoon Killers], los críticos se deshicieron en elogios sobre el lúgubre drama realista, de bajo presupuesto y en blanco y negro sobre un hampón de los bajos fondos y su gorda amante, la enfermera, cuya participación en el engaño de mujeres solas termina en asesinato.
El director francés François Truffaut la llamó su "película americana favorita".
El director italiano Michelangelo Antonioni la consideraba como "una de las películas más puras que he visto".
Kastle, cuya primera película estaba destinada a ser también la última, murió el 18 de mayo en Westerlo, Nueva York, después de una breve enfermedad, informó Tina Sisson, una amiga. Tenía 82 años.
Kastle es considerado como uno de los directores de una sola película más intrigantes de Estados Unidos.
Ni él ni el productor Warren Steibel tenían experiencia fílmica cuando emprendieron el rodaje de ‘Los asesinos de la luna de miel’, que se convirtió en un filme de culto en Estados Unidos y Europa.
Kastle era un compositor de óperas cuyas obras se transmitían por televisión, y Steibel fue el productor de la serie de televisión ‘Firing Line’, de William F. Buckley Jr.
Pero después de que un amigo adinerado de Steibel accediera a invertir 150 mil dólares para financiar una película de bajo presupuesto, Steibel le pidió a su amigo Kastle que escribiera el guión.
‘Los asesinos de la luna de miel’ se basa en la historia verídica de Martha Beck y Raymond Fernández, los llamados "Lonely Hearts Killers" , que fueron ejecutados en la cárcel de Sing Sing, en Nueva York, en 1951.
La película se rodó en locación en Albania, Nueva York, y alrededores, en ocho semanas, con Shirley Stoler y Tony Lo Bianco como Beck y Fernández.
El director original de la película era Martin Scorsese. Pero su ritmo de trabajo era demasiado lento y pronto fue retirado. El cineasta industrial Donald Volkman se hizo cargo del proyecto durante un tiempo, hasta que Kastle asumió como director.
Como Steibel, Kastle veía la película como un contraste crudamente realista de ‘Bonnie y Clyde’ [Bonnie and Clyde], con Warren Beatty y Faye Dunaway en los roles estelares.
"Esa película me indignó", dijo Kastle en una entrevista sobre el relanzamiento de la película en DVD. "No quería mostrar tomas bonitas de gente bonita".
‘Los asesinos de la luna de miel’, escribió el crítico de cine del Times en su reseña de 1970, "es el tipo de película que recupera tu fe en las posibilidades del cine comercial norteamericano".
"Esta extraordinaria y pequeña película", escribió Thomas, "pertenece a esa larga pero ahora prácticamente extinta línea de películas B que analizan el lado oscuro del modo de vida americano, con una percepción y una honestidad que normalmente están ausentes en nuestras caras y escapistas producciones."
En su reseña de la película en el New York Times, Roger Greenspun describió a Kastle como "la verdadera estrella de la película", diciendo que su dirección lo colocaba "entre los más importantes artistas deliberados de este medio".
Pero entonces Kastle desapareció del mundo del cine, hasta de dos décadas más tarde Todd McCarthy, del Daily Variety, dijo a los lectores que Kastle era uno de los directores sobre los que la gente preguntaba más a menudo: "¿Y qué pasó con?"
"Nadie’, escribió McCarthy cuando se reestrenó ‘Los asesinos de la luna de miel’ en 1992, "desapareció tan rápida y misteriosamente como Kastle".
Después del rodaje de la película, Kastle volvió a componer y más tarde se dedicó a la docencia, aunque eso no quiere decir que no haya tratado de volver a la gran pantalla.
Escribió varios guiones y trató durante décadas de hacer ‘Las bodas de Cana’ [The Wedding at Cana], su historia sobre la corrupción y el crimen organizado en la iglesia católica en los años setenta. Estuvo cerca de lograrlo en 2001, pero el financiamiento no se logró.
"Estuvimos muchas veces a punto de hacerla", dijo Kastle sobre el frustrado proyecto en una entrevista con el Albany Times-Union en 2001. "Me sentía como Sísifo, subiendo la roca por la ladera".
Pero, como señaló irónicamente en su entrevista para el DVD de Criterion, al menos podía decir: "Después de ‘Los asesinos de la luna de miel’, nunca hice una película mala."

Hijo de inmigrantes rusos, nació en Nueva York el 11 de febrero de 1929, y creció en Mount Vernon, Nueva, York.
Niño prodigio, empezó su educación musical en la Juilliard School en 1938. Después de estudiar piano y composición en la Mannes Music School (ahora el Mannes College) en Manhattan, se matriculó en el Curtis Institute of Music en Filadelfia en 1950.
Al principio de su carrera trabajó como director asistente de música y conductor de ‘NBC Television Opera Theater’ de 1955 a 1959, periodo durante el cual dirigió su ópera de un acto, ‘The Swing’. NBC también emitió su ópera de tres actos, ‘Desert’, en 1961.
Las otras óperas de Kastle son ‘The Pariahs’, ‘The Passion of Mother Ann: A Sacred Festival Play’ (una trilogía) y una ópera infantil de un acto, ‘Professor Lookalike and the Children’.
Kastle, que también escribió piezas para orquesta y canciones, enseñó composición y otros cursos en la Universidad de Nueva York en Albania (ahora la Universidad de Albania) de 1978 a 1989.
Le sobrevive su hermana Norma Merker, de San Francisco.
31 de mayo de 2011
29 de mayo de 2011
©los angeles times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres