Blogia
pan y cine y el santo

Murió Arthur Laurents


Dramaturgo. Director en Broadway.
[Dennis McLellan] Murió el jueves el dramaturgo Arthur Laurents, ganador de un Tony y director de teatro que escribió los libretos de los clásicos musicales de Broadway, ‘Amor sin barreras’ [West Side Story] y ‘Gypsy, la reina del vaudeville’ [Gypsy] y escribió más tarde las taquilleras películas ‘Tal como éramos’ [The Way We Were] y ‘Paso decisivo’ [The Turning Point]. Se cree que tenía 93 años.
Laurents murió durmiendo en su casa en Nueva York, convaleciente tras una corta enfermedad, informó su agente Jonathan Lomma.
Por su trabajo en Broadway durante más de seis décadas, Laurents recibió dos premios Tony: en 1968 como autor del libreto del mejor musical ‘Hallelujah, Baby!’ y en 1984 como mejor director del musical ‘La jaula de las locas’ [La Cage aux Folles].
Pero es mejor conocido por escribir los libretos de ‘Amor sin barreras’ y ‘Gypsy, la reina del vaudeville’, que fueron ambos nominados a un Tony como mejor musical y fueron más tarde llevados a la pantalla.
‘Amor sin barreras’, con música de Leonard Bernstein y letras de Stephen Sondheim, era una historia de amor a lo Romeo y Julieta contemporáneo en el mundo de pandillas rivales de Nueva York. Estuvo en Broadway de 1957 a 1959.
Le siguió ‘Gypsy’, "una fábula musical sugerida" por las memorias de la gitana striptisera Rose Lee y centrada en su madre, Rose (Ethel Merman). ‘Gypsy’ estuvo en cartelera en Broadway de 1959 a 1961.
"El mejor musical en años", deliró el crítico de teatro de la New York Herald Tribune, Walter Kerr, que describió el libreto del musical como "un nocáut neto".
"Creo que el libreto de ‘Gypsy’ es probablemente el mejor libreto en la historia de los musicales de Broadway", dijo Miles Kreuger, presidente del Instituto del Musical Americano de Los Angeles, haciéndose eco de una opinión ampliamente compartida.
"Tiene el carácter, el aire de la época de los varios estilos dramáticos de entonces -es un libro sorprendente", dijo Kreuger al Times en 2009. "Te sientes realmente transportado al mundo del vaudeville y del burlesque de segunda categoría. Es asombroso que ese guión lo logre. Y fue un gran, gran vehículo para Ethel Merman".
‘Gypsy’, dijo más tarde Laurents sobre el espectáculo con música de Jule Styne y letras de Sondheim, giraba sobre "la necesidad de reconocer... una necesidad que todos tenemos".
Laurents, nativo de Brooklyn, inició su carrera en Broadway en 1945 con ‘Home of the Brave’ [Regreso al infierno], un drama ambientado en la Segunda Guerra Mundial sobre el antisemitismo en las fuerzas armadas. La obra -de muy corta vida- fue llevada al cine en una producción de Stanley Kramer en 1949 en la película del mismo título sobre el racismo.
Entre las otras obras de Laurents se encuentran ‘The Time of the Cuckoo’, una comedia de 1952 que hizo ganar a Shirley Boothel el Tony a la mejor actriz. Una historia romántica de una solitaria solterona estadounidense que vive un romance en Italia, la obra fue llevada al cine en 1955 en una película titulada ‘Locuras de verano’ [Summertime], con Katharine Hepburn en el rol estelar; y más tarde Laurents la adaptó en el musical de Broadway ‘Do I Hear a Waltz?’, de 1965.
Como director de Broadway, Laurents también fue reconocido por ‘I Can Get It for You Wholesale’, una comedia musical de 1962 que marcó el debut en Broadway de la veinteañera Barbra Streisand.
Y fue nominado a un Tony por el revival en Broadway de ‘Gypsy’, en 1974, con Angela Lansbury en el rol principal y el revival de 2008 con Patt LuPone en el rol estelar.
El menudo escritor y director, que fue una vez descrito como un "hombre pequeño, compacto, que parece un cruce entre un senador romano y un instructor de gimnasia", tenía la reputación de ser "difícil".
"Dicen que soy malo", reconoció en una entrevista con el Times en 1984, cuando disfrutaba del aplastante éxito del musical ‘La jaula de las locas’.
"Lo dicen por dos razones", dijo. "Yo era malo... Pienso demasiado rápido, hablo tan rápido como pienso y soy a menudo corrosivo. Pero digo cosas malas para defenderme. La gente que se siente ofendida no se da cuenta de que yo tengo un conjunto muy desarrollado de defensas. Pero aguanto a los idiotas y a los aficionados. Lo que me cuesta es reputación, así que...".

Hijo de un padre abogado y una madre maestra, Laurents nació como Arthur Levine -"lo cambié para encontrar trabajo", dijo a New York Magazine en 2009- en Brooklyn un 14 de julio. Los archivos históricos registran 1917 y 1918 como su fecha de nacimiento.
"Mi padre era humanista, un gran hombre; la rabia la heredé de mi madre", dijo al Times en 2000. "Ella era socialista y atea hasta que conoció a mi padre, y entonces se convirtió en una judía con venganza".
De niño, Laurents se sentía fascinado con el teatro y para cuando tenía diez, ya sabía que quería ser escritor.
Después de estudiar inglés en la Universidad de Cornell en 1937, escribió guiones para programas radiales como el ‘Lux Radio Theater’.
Reclutado por el ejército en 1941 antes de que los japoneses bombardearan Pearl Harbor, pasó sus cinco años en el ejército escribiendo películas de adiestramiento y radioteatros para el programa ‘Armed Service Force Presents’.
Como guionista en Hollywood durante unos años después de su debut en Broadway en 1945, Laurents rescribió la problemática adaptación al cine de ‘Nido de víboras’ [The Snake Pit], un drama de 1948 sobre el colapso mental de una mujer con Olivia de Havilland en el rol estelar, pero no apareció en los créditos.
También escribió el guión de la película de suspenso de Alfred Hitchcock, ‘Festín diabólico’ [Rope; La soga], de 1948. También escribió los guiones de ‘Anastasia’ (1956), ‘Buenos días, tristeza’ [Bonjour Tristesse] (1958), ‘Tal como éramos’ (1973) y ‘Paso decisivo’ (1977).
Cuando vivía en Hollywood a fines de los años cuarenta, Laurents empezó una aventura con Farley Granger, una de las estrellas de ‘Festín diabólico’. (Granger murió en marzo, a los 85 años.)
En su libro de memorias ‘Original Story By: A Memoir of Broadway and Hollywood’, de 2000, Laurents habló francamente sobre su homosexualidad, su tiempo en la lista negra de Hollywood y sus relaciones personales con numerosas leyendas de Hollywood y Broadway.
Como escritor, Laurents ambientó en la era de McCarthy su ‘Tal como éramos’, la exitosa película de 1937 con Streisand y Robert Redford en los roles estelares u su obra ‘Jolson Sings Again’, de 1995.
En 2009 volvió a Broadway como director de un revival de ‘Amor sin barreras’ (dirigida y coreografiada originalmente por Jerome Robbins, que también dirigió la primera ‘Gypsy’) y publicó su libro ‘Mainly on Directing’.
Laurents no perdió nunca su pasión por el teatro.
"Todavía creo que el sentimiento más maravilloso es caminar por el pasillo de un teatro cuando empieza la obertura de un musical y aún no suben las cortinas y estás loco por ver la magia que se esconde detrás", dijo al diario Asbury Park Press de Nueva Jersey en 1999.
En 1955, Laurents conoció al joven actor Tom Hatcher cuando este era manager de una tienda masculina de Beverly Hills. Estuvieron juntos hasta la muerte de Hatcher, a causa de un cáncer al pulmón, en 2006.
"Tuve la vida más maravillosa que se puede vivir con otra persona", dijo Laurents en el programa ‘Sunday Morning’ de la estación CBS en 2009. "Estoy orgulloso de eso. Es un logro. Porque la mayoría de la gente se separa. Y nosotros nunca lo hicimos".
11 de mayo de 2011
6 de mayo de 2011
©los angeles times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres