Blogia
pan y cine y el santo

Murió Jill Haworth


Fue Sally, en ‘Cabaret’.
[Bruce Weber] Murió el lunes en su casa en Manhattan la actriz británica Jill Haworth, que subió por única vez a las tablas en Broadway como la Sally Bowles original de ‘Cabaret’. Tenía 65 años.
La policía confirmó su muerte, atribuyéndola a causas naturales.
Una rubia menuda y asombrosamente bella (en Broadway llevó una peluca oscura), la señorita Haworth había recién cumplido los catorce cuando fue contratada para aparecer, con Paul Newman, Eva Marie Saint y Sal Mineo, como una refugiada judía en ‘Éxodo’ [Exodus] (1960), la grandiosa adaptación de Otto Preminger, de la novela de León Uris sobre el nacimiento del estado de Israel.
Hizo tres películas en Francia y luego otros dos con Preminger, ‘El cardenal’ [The Cardinal] y ‘Primera victoria’ [In Harm’s Way], antes de presentarse a una audición para ‘Cabaret’, con más de doscientas candidatas, y ganar el papel de Sally, la amorosa chiquilla que canta para vivir en un decadente club nocturno en el Berlín de la era de Weimar.
Julie Harris fue Sally en la obra de John Van Druten, ‘Soy una cámara’ [I Am a Camera], de la que se nutrió el musical (junto con el libro de Christopher Isherwood, ‘Historias de Berlín’ [The Berlin Stories], en el que se basa la obra). Liza Minnelli se apropiaría indeleblemente del papel cuando fue protagonista de la película en 1972, dirigida por Bob Fosse.
Para Haworth, sería al punto álgido de su carrera. Recién había cumplido los veinte el día del debut, y apenas tenía experiencia; y no había cantado nunca profesionalmente. Las reseñas no fueron abiertamente amables, y una en particular fue una irrecusable declaración de Walter Kerr en el New York Times.
"‘Cabaret’ es un musical impactante, con solo una nota mala", empezaba Kerr, para llamar a Haworth más tarde zopenca y definiéndola como "una presencia nociva, de tanta importancia para la obra como el peso de su maquillaje".
Harold Prince, que dirigió el musical, recordó en una entrevista el martes que Haworth se mostró notablemente firme y madura después de la golpiza. Tuvo ese papel durante casi dos años y nunca estuvo de más. "Simplemente la amábamos".
"La subestimaron", dijo Prince sobre los críticos. "No se suponía que Sally Bowles fuera una cantante profesional. No se suponía que debía ser tan mañosa que te olvidaras de que era una chica inglesa un poco perdida en la era de Weimar. Cuando Jill hizo la audición, se apoderó del papel de inmediato. Eso era lo que queríamos, y eso fue lo que entregó".

Valerie Jill Haworth nació, de acuerdo a numerosas fuentes online, en Sussex, Inglaterra, el 15 de agosto de 1945. Sus padres, que se divorciaron cuando era una niña, eran acomodados. Su padre era un magnate del textil que también conducía carros de carrera. Su madre se había formado como bailarina profesional, como Haworth.
"La sociedad me mira con desdén por ser actriz, pero yo no la echo de menos", dijo al columnista de la farándula Earl Wilson en 1965, agregando que en Estados Unidos había accedido a cambiar la pronunciación de su nombre. "No puedo obligar a nadie a pronunciar mi apellido ‘Hahworth’. Espero que no digan ‘Hay’".
Después de ‘Cabaret’ apareció en un puñado de películas de horror y en series de televisión, incluyendo ‘Misión Imposible’ [Mission: Impossible], ‘Bonanza’ y ‘Baretta’. Pero su carrera no volvió nunca a la altura que alcanzó al principio.
"Le gustaba pasarlo bien en la vida", dijo el martes Joel Grey, que fue el maestro de ceremonias en el ‘Cabaret’ original. "Tenía la actitud de haberse abandonado a la vida. Entendí porqué Hal la había escogido. Se parecía mucho a Sally Bowles".
7 de enero de 2011
4 de enero de 2011
©new york times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres