Blogia
pan y cine y el santo

Murió Anne Francis


Fue una de las estrellas del clásico de ciencia ficción, ‘Planeta prohibido’ de los años cincuenta.
[Dennis McLellan] Murió el domingo la actriz Anne Francis, que fue una de las dos protagonistas del clásico de ciencia ficción de los años cincuenta, ‘Planeta prohibido’ [Forbidden Planet], y que fue más tarde la estrella de la serie de televisión ‘Honey West’ de los años sesenta, cuyo personaje principal era una sensual detective privado que tiene un ocelote como mascota. Tenía 80 años.
Francis, a la que le diagnosticaron un cáncer al pulmón en 2007 y fue operada y sometida a quimioterapia, murió tras complicaciones de un cáncer al páncreas en una residencia de ancianos en Santa Bárbara, informó Jane Uemura, su hija. Murió acompañada por amigos y familiares, informó la portavoz de la familia, Melissa Fitch.
Una rubia curvilínea con un distintivo lunar junto a su labio inferior, Francis era niña modelo y actriz de radio cuando se interesó por el cine a principio de los años cincuenta.
Tuvo papeles principales y secundarios en más de treinta películas, entre ellas ‘Conspiración de silencio’ [Bad Day at Black Rock], ‘Más allá de las lágrimas’ [Battle Cry], ‘Semilla de maldad’ [Blackboard Jungle], ‘Mercenarios’ [The Hired Gun], ’Vaya marineros’ [Don’t Go Near the Water], ‘Proyecto Brainstorm’ [Brainstorm], ‘Una chica divertida’ [Funny Girl] y ‘El pescador pescado’ [Hook, Line and Sinker].
Se convirtió en una actriz de culto como una de las estrellas de ‘Planeta prohibido’, la película de MGM de 1956, con Walter Pidgeon y Leslie Nielsen, que incluyó a un servicial robot llamado Robby.
Sin embargo, Francis no se convirtió nunca en una gran actriz de cine y se la veía con mucho más frecuencia en televisión, como actriz invitada de decenas de series desde fines de los cincuenta y más allá, incluyendo un episodio de ‘La dimensión desconocida’ [The Twilight Zone; En los límites de la realidad] en el que fue el maniquí de unos grandes almacenes que adquiere vida en la noche.
Pero Francis será mejor recordada como la estrella de ‘Honey West’, la primera mujer detective en una serie semanal de televisión.
Basada en el personaje del título de la serie de G.G. Fickling de las novelas de misterio de Honey West , iniciada en 1957, la Honey West de Francis fue introducida a los telespectadores en un episodio de ‘El detective millonario’ [Burke’s Law] en la primavera de 1965.
El episodio fue el piloto de la serie de media hora, ‘Honey West’, que fue producida por Aaron Spelling transmitida en el otoño de 1965.
En este, West, que hereda una agencia de detectives de su fallecido padre en Los Angeles, tenía un socio llamado Sam Bolt (John Ericson), compartía un departamento con su tía Meg (Irene Hervey) y poseía un ocelote antropófago como mascota, llamada Bruce Biteabit.
En lo que más tarde Francis describió como "una irónica James Bond femenina", su sabuesa privada y karateka conducía un convertible deportivo Cobra hecho a la medida y, cuando era necesario, operaba desde un furgón de vigilancia móvil especialmente equipado que estaba pintado como un vehículo de la televisión.
Otros trucos suyos al estilo de Bond incluyen un radiotransmisor en forma de lápiz labial, una aceituna de Martini falsa con un mondadientes para captar conversaciones, pendientes que explotaban liberando gas lacrimógeno cuando eran arrojadas al suelo y una liga negra con encajes rosados que era al mismo tiempo una máscara antigás.
Como la exuberante y sensual Honey, Francis llevaba un llamativo vestuario que incluía una gabardina negra con patrón de piel de serpiente, un vestido de gala de marta remachado con pedrerías y un bañador de piel de tigre con una combinación de capa.
En la era de la televisión con las amas de casa Donna Reed y Harriet Nelson, la independiente y responsable Honey West ha sido descrita como un modelo para la generación de mujeres baby-boomers.
"Probablemente era la precursora de lo que llamaríamos los buenos aspectos de la independencia femenina", dijo al Commercial Appeal, de Menfis, en 1997.
"Los productores y guionistas con los que he trabajado, todos en la treintena y cuarentena, me dicen todo el tiempo: ‘No tiene ni idea de la influencia que tuvo en mí a través de Honey West. Me mostró que podía hacer algo inusual con mi vida, que podía ser libre y no depender de otro ser humano para sobrevivir".
Francis ganó un Globo de Oro a la mejor actriz de televisión y recibió una nominación a un Emmy por su retrato de Honey West.
Las series fueron bien acogidas, pero ABC las canceló en 1966 después de treinta episodios. "Pudieron comprar ‘Los vengadores’ [The Avengers] (serie de espionaje), de Inglaterra, por menos de lo que cuesta hacer nuestro programa", dijo Francis más tarde.

Nació el 16 de septiembre de 1930 en Ossining, Nueva York. A los siete, después de que su familia se mudará a Ciudad de Nueva York, fue contratada por la agencia de modelaje John Robert Powers.
Su carrera como niña modelo la condujo a roles de actuación en los programas de radio para niños ‘Let’s Pretend’ y ‘Coast-to-Coast on a Bus’, y luego se pasó al radioteatro. En 1941 apareció en Broadway, como Gertrude Lawrence de niña en ‘Lady in the Dark’ [Una mujer en la penumbra].
Francis llegó a Hollywood por primera vez en 1946 y fue contratada por MGM. Pero después de un año de estar "acicalándose" en el estudio, durante el cual tuvo un pequeño papel en el musical de Mickey Rooney, ‘Otoño en primavera’ [Summer Holiday], Francis, todavía adolescente, volvió a Nueva York, donde empezó a aparecer en programas de televisión en vivo.
Después de representar a una prostituta adolescente con una hijita en un reformatorio en ‘Jóvenes perversas’ [So Young, So Bad}, un largometraje rodado en Nueva York en 1950, Francis fue contratada por 20th Century Fox. Después de tres años en Fox, volvió con MGM; a fines de los cincuenta, era autónoma.
Mientras estuvo en MGM fue co-protagobista de ‘Planeta prohibido’, un éxito de taquilla de gran presupuesto que fue nominado a un Oscar por sus efectos especiales.
Francis fue Altaira, la atractiva hija de un científico (Pidgeon): los dos únicos humanos sobrevivientes de un misterioso y avanzado planeta.
"Me dieron ese papel porque trabajaba para MGM y tengo buenas piernas", dijo Francis, que acostumbraba lucir abreviados trajes futuristas, en una entrevista para la revista Starlog en 1992.
En la época, recordó, "no creo que ninguno de nosotros haya estado realmente consciente del hecho de que se iba a convertir en una película de culto, probablemente mucho, mucho más firme hoy que entonces... ‘Planeta prohibido’ tuvo vida propia, algo que ninguno de nosotros sabía que iba a pasar".
Francis, que escribió en 1982 sus memorias ‘Voices From Home: An Inner Journey’, siguió apareciendo en televisión hasta fines de los noventa.
Además de Uemura, a Francis, divorciada dos veces, le sobreviven otra hija, Maggie, y un nieto, dijo Fitch.
5 de enero de 2011
3 de enero de 2011
©los angeles times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres