Blogia
pan y cine y el santo

Murió Allen Swift


Actor de voz para radio y televisión.
[William Grimes] Murió el 18 de abril en su casa en Manhattan, Allen Swift, la voz de Super Ratón [Mighty Mouse], el Pato Dinky [Dinky Duck] y, por un breve periodo, Howdy Doody, para no mencionar las pilas Eveready, el desatacador de inodoros Drano, la Vita’s Beloved Herring Maven y otros personajes humanos e inanimados en más de treinta mil comerciales de radio y televisión. Tenía 87 años.
Su muerte fue confirmada por su hijo, el actor de teatro y cine Lewis J. Stadlen.
Swift, un payaso del curso convertido en comediante, encontró este inusual nicho en el mundo del espectáculo cuando Bob Smith, el presentador de ‘Howdy Doody’ y la voz de su principal carácter, sufrió en septiembre de 1954 un ataque al corazón, precipitando una crisis.
Swift ya había reemplazado a Dayton Allen como la voz de las marionetas Phineas T. Bluster y Flub-a-Dub, y el personaje en vivo Chief Thunderchicken.
Tras escuchar cintas durante un fin de semana, pudo dominar la voz de Howdy y reemplazar a Smith durante el año siguiente.
La identificación de Howdy Doody convirtió a Swift en una estrella no reconocida en innumerables comerciales de radio y televisión en los siguientes veinticinco años. Grababa hasta treinta comerciales en un día y podía ser oído haciendo propaganda de cerveza, detergente de lavandería, Jell-O, Hostess Ho Hos y café descafeinado Sanka ("te deja dormir", entona dulcemente).
Para Terrytoons, hizo las voces de Super Ratón y del Pato Dinky, entre otros. Fue Simon Bar Sinister y Riff Raff en ‘Superdog’ [Underdog] y la mayor parte de los personajes de los dibujos animados de ‘Tom y Jerry’ [Tom and Jerry] de entre 1960 y 1962.
Al poco tiempo, se lo comparaba con Mel Blanc, el virtuoso de las múltiples voces de los dibujos animados de Warner Brothers.
"Nunca encontré una voz que no pudiera repetir si trabajaba en ello", dijo una vez.

Swift nació el 16 de enero de 1924 en Washington Heights y creció en Brooklyn. Cambió de nombre, Ira Stadlen, cuando empezó su carrera en el mundo del espectáculo, combinando los nombres de dos de sus satíricos favoritos -Fred Allen y Jonathan Swift, para crear a Allen Swift.
Tras terminar la secundaria en la Escuela Secundaria de Música y Arte en Manhattan en 1941, se enroló en Cuerpo Aéreo del Ejército, que lo asignó a una unidad que formaba a los pilotos. Después de la Segunda Guerra Mundial, apareció en varias seriales de radio como ‘Gangbusters’ y ‘Casey, Crime Photographer’. También reanudó su naciente carrera como comediante y mago, actuando en clubes nocturnos y en sketches de comedias en ‘The Bob Hope Show’ y en ‘Texaco Star Theater’, de Milton Berle.
Encontró trabajo más estable como actor de voz en off. Su versatilidad lo convirtió en un producto deseado, ya que podía hacer el trabajo de media docena de actores en cuestión de minutos.
También se dedicó a doblar películas. Cuando los ejecutivos de las redes de televisión decidieron que el personaje de David Niven en la película ‘Feliz aniversario’, de 1959, necesitaba expresar remordimiento por tener sexo con su esposa antes del matrimonio, Swift fue trasladado a toda prisa a un estudio de grabación para recitar las frases: "Estaba equivocado. Nunca debí haber llevado a Alice a ese cuarto de hotel. ¿Qué pude haber estado pensando?" Sólo entonces fue considerado seguro para los televidentes.
Más tarde Swift fue la voz del general Dwight D. Eisenhower, en ‘El día más largo’ [The Longest Day], 1962.
Después de ‘Howdy Doody’, Swift empezó un periodo de cuatro años como el presentador de ‘Popeye el Marino’ [Popeye the Sailor], un personaje de dibujos animados que fue emitido de 1956 a 1960 por el canal WPIX-TV de Nueva York.
Los comerciales hicieron de Swift un hombre suficientemente adinerado como para permitirse su interés en el teatro. Desde principio de los años sesenta apareció en producciones de Broadway y en las obras de Broadway ‘How to Make a Man’, ‘The Student Gypsy’ y ‘My Old Friends’. En 1976 su pieza ‘Checking Out’, una comedia sobre la muerte, se estrenó en el Longacre Theater, con Swift en un papel secundario. Dejó de representarse tras quince funciones y brutales críticas.
Su primer matrimonio con Vivienne Chassler, terminó en divorcio. Además de su hijo, Lewis, de Manhattan, le sobreviven su esposa Lenore Loveman; dos hijas -Maxime, de Vallecito, California, y Clare, de Durham, Carolina del Norte; y cinco nietos.
Swift, que se retiró a principio de los años ochenta, nunca se quejó de ser uno de los mejor conocidos actores desconocidos de la televisión. "Ciertamente me gustan esos residuos", dijo al Daily News en 1958. "Estoy perfectamente dispuesto a ser el hombre anónimo de la televisión".

4 de mayo de 2010
27 de abril de 2010
©new york times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres