Blogia
pan y cine y el santo

Murió Dorothy Provine


Actriz. Estuvo en el reparto de ‘El mundo está loco, loco, loco’ y en la serie de televisión ‘Los violentos años veinte’. También trabajó en ‘Préstame tu marido’, con Jack Lemmon y ‘Un gato del FBI’, con Dean Jones y Hayley Mills.
[Dennis McLellan] Murió Dorothy Provine, que fue bailarina y cantante en la serie de televisión de principios de los años sesenta, ‘Los violentos años veinte’‘ [The Roaring 20’s] y en la comedia de estrellas ‘El mundo está loco, loco, loco’ [It’s a Mad, Mad, Mad World]. Tenía 75 años.
Provine, residente de toda la vida de Bainbridge Island, Washington, murió de enfisema el domingo, en la residencia del condado de Kitsap, en Bremerton, informó su marido, Robert Day.
Ex estudiante de teatro en la Universidad de Washington, Provine consiguió el rol titular de la película de gángsteres de bajo presupuesto de 1958, ‘La historia de Bonnie Parker’ [The Bonnie Parker Story], tres días después de llegar a Hollywood.
La rubia actriz también tuvo el rol protagónico en la comedia de 1959, ‘La novia de 9 metros’ [The 30 Foot Bride of Candy Rock], con Lou Costello y estuvo en una serie de programas de televisión antes de conseguir su primera serie, ‘The Alaskans’, una serie de aventuras de ABC, emitida en 1959-60, ambientada en la época de la fiebre del oro en Alaska en los años sesenta del siglo diecinueve.
Provine fue Rocky Shaw, la cantante de salón amiga de cazafortunas como Roger Moore y Jeff York.
Pero la actriz bajo contrato con Warner Bros. atrajo mucho más la atención como Pinky Pinkham, la estrella de la canción y del baile en elegantes tabernas clandestinas en la serie de ABC de 1960-62, ‘Los violentos años veinte’, una historia sobre periodistas ambientada en Nueva York con Rex Reason y Donald May, como periodistas investigativos.
Llamada la "chica ‘it’ de la televisión" por el guionista de UPI, Rick Du Brow en 1961, Provine le dijo a Du Brow que "tenía tantas ganas de hacerse con ese papel en este programa que cuando volvía a casa, se ponía a rezar.
"Cuando el estudio empezó a buscar a una chica para la parte menos convencional en ‘Los violentos años veinte’ y me preguntaron si sabía bailar, dije: ‘Sí’. En casa trabajé como china para aprender a bailar el Charleston, lo más rápido y frenéticamente posible. El secreto consiste en poner un disco de 33 revoluciones a 78 revoluciones por minuto".
Estaba todavía bajo contrato con Warner Bros. cuando Provine fue prestada para hacer de la esposa de Jack Lemmon en la comedia de 1964, ‘Préstame tu marido’ [Good Neighbor Sam] y fue la esposa de Milton Berle y la hija de Ethel Merman, en ‘El mundo está loco, loco, loco’.
También trabajó con George Burns en un espectáculo de club nocturno que se realizó en Las Vegas en el verano de 1963.
Entre otras de sus películas se encuentran ‘La carrera del siglo’ [The Great Race], ‘Un gato del FBI’ [That Darn Cat!], ‘Rififí a la americana’ [Who’s Minding the Mint?] y ‘Ni un momento de respiro’ [Never a Dull Moment].
Dean Jones, que apareció con Hayley Mills y Provine en ‘El gato del FBI’, recordó haber almorzado con Provine en el comedor ejecutivo de Disney Studios cuando rodaron la película en 1965.
"Para mí era como una bengala", dijo Jones al Times el jueves. "En varias ocasiones durante el almuerzo, simplemente me senté a escucharla y mirarla. Poseía una personalidad exuberante y estaba siempre hablando sobre eventos interesantes e historias de su pasado".
"Pensé que era una actriz subestimada. Hacía de todo, realmente. Pero era sobre todo una comediante y una chica muy divertida, y sabías que no iba a perder la oportunidad".

Provine nació el 20 de enero de 1935 en Deadwood, S.D., y creció en San Francisco.
En 1969 se casó con Day, director de cine y televisión.
"Cuando nos casamos, ella no estaba interesada en actuar o en trabajar en el cine", dijo Day. "Le gustaba mucho estar en casa".
Después de mudarse a Bainbridge Island en 1981, dijo, "todavía hice algunos programas de televisión, pero Dorothy estaba totalmente retirada. Le gustaba trabajar en el jardín, hasta que se enfermaba. Eso era su pasión, y los animales, sobre todo los perros".
Su esposa disfrutó de una vida tranquila, dijo, "y ella adoraba Bainbridge. Todavía es bastante rural".
Además de su marido y su hijo músico, Robert, a Provine le sobreviven sus hermanas, Susan Cameron y Patricia Coldiron.

29 de abril de 2010
©los angeles times 
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres