Blogia
pan y cine y el santo

Murió Fess Parker


Actor que fue Davy Crockett y Daniel Boone en la televisión. Fue una sensación entre los jóvenes baby boomers como el ‘Rey de la Frontera Salvaje’. Luego trabajó como urbanista hotelero en Santa Bárbara, y fue dueño de la viñatería Santa Inez.
[Dennis McLellan] Murió el jueves Fess Parker, cuyo famoso retrato del colono Davy Crockett en la televisión a mediados de los años cincuenta lo convirtió en un héroe para millones de baby boomers y provocó una estampida nacional hacia las tiendas para hacerse con bonetes de piel de mapache. Tenía 85 años.
Parker, que representó a otro héroe de la frontera estadounidense en la serie de televisión ‘Daniel Boone’ en los años sesenta antes de convertirse en un próspero urbanista hotelero en Santa Bárbara y dueño de la vinatería Santa Inez Valley, falleció en su casa cerca de la cava por complicaciones de su vejez, informó la portavoz de la familia, Sao Anash.
Una presencia prolongada -y a veces polémica- en el condado de Santa Bárbara, Parker tuvo numerosos negocios inmobiliarios en la zona, incluyendo Fess Parker’s Doubletree Resort en Santa Bárbara y las empresas vitivinícolas Fess Parker Winery & Vineyards y Fess Parker Wine Country Inn & Spa, ambas en Los Olivos.
También estaba construyendo un nuevo hotel, todavía sin nombre, frente a la playa en Santa Bárbara.
Parker era un esforzado actor de veintinueve años, de aspecto robusto y juvenil y un suave acento texano cuando, en 1954, Walt Disney buscaba a alguien para el papel protagónico de la saga en tres partes sobre Crockett. Los programas de tres horas fueron programados para ser emitidos durante la temporada de estrenos del programa televisivo semanal de Disney, ‘Disneyland’, que empezó ese otoño en el ABC.
James Arness fue uno de los muchos actores que fueron aproximados para el papel. Pero aunque Disney había observado a Arness durante la proyección de la película de ciencia ficción de suspense ‘El mundo en peligro’ [Them!; La humanidad en peligro], otro joven actor con un pequeño papel le llamó la atención: Parker, de dos metros.
‘Davy Crockett, Indian Fighter’, la primera de las aventuras iniciales de Crockett, fue emitida en ‘Disneyland’ el 15 de diciembre de 1954, e inesperadamente convirtió a Parker en toda una sensación.
La serie de televisión ‘El rey de la frontera salvaje’ [King of the Wild Frontier] también provocó un frenético comercio: se dice que se vendieron diez millones de bonetes de mapache, con rifles de juguete ‘Old Betsy’, camisas de cuero de ante, camisetas de manga corta, libros para colorear, guitarras, toallas de baño, cobertores, billeteras -cualquier cosa que llevara el nombre Crockett.
Los espectadores también se enamoraron del tema musical de la serie. La versión de Bill Hayes de ‘The Ballad of Davy Crockett’ llegó al primer lugar del ranking y se mantuvo ahí durante trece semanas. Y luego había un par de docenas de otras grabaciones de la canción, incluyendo una de Parker mismo.
"Fue una explosión que no estaba en las predicciones de nadie", dijo Parker a un periodista de The Cleveland Plain Dealer en 1994. "Por primera vez se demostró el poder de la televisión, que entonces era nuevo".
Incluso a Disney le tomó por sorpresa.
"No teníamos ni idea de qué iba a pasar con ‘Crockett’", contó más tarde. "Para cuando se emitió la primera entrega de la serie, ya estábamos rodando la tercera y matando tranquilamente a Davy en Álamo. Fue uno de los más grandes éxitos instantáneos de la historia de la televisión, y no teníamos más que tres entregas y un héroe muerto".
El estudio rectificó rápidamente, preparando a toda prisa dos aventuras preliminares de Crockett para la segunda temporada de ‘Disneyland’ y editando los primeros tres episodios en el largometraje ‘Davy Crockett, rey de la frontera’ [Davy Crockett, King of the Wild Frontier], que fue estrenado en mayo de 1955. Dos episodios de televisión posteriores, con Buddy Ebsen como George Russel, el compinche de Crockett, fueron llevados al cine en 1956, como ‘Davy Crockett y los piratas del Mississippi’ [Davy Crockett and the River Pirates].
Durante una gira por el país en el verano de 1955, hasta viente mil fans se acercaban a saludar al actor cuando aterrizaba en los aeropuertos de las ciudades.
Hopalong Cassidy, Roy Rogers y El Llanero Solitario [The Lone Ranger] ya habían cautivado a la primera generación de jóvenes telespectadores cuando se emitió la primera aventura de Crockett, pero nada ocurrido antes se podía comparar con el efecto del héroe vestido de ante.
"Esos episodios de Davy Crockett pusieron la historia estadounidense -al menos la versión en clave Disney de la historia de Estados Unidos- en primer plano, tanto como el living room americano", dijo al Times hace unos años Robert Thompson, director del Centro para el Estudio de la Televisión Popular de la Universidad de Siracusa.
"No sólo podías mirar la serie, sino además podías imitarlos, vestirte como ellos, permitir que la estética de Davy Crockett penetrara toda tu vida", dijo. "Y, por supuesto, esos bonetes de piel de mapache: Ningún niño menos de doce que se respetara a sí mismo podía vivir sin uno en Estados Unidos.
Pero aunque "puedes promocionar y vender como loco", dijo Thompson, "creo que, en realidad, para que algo así tenga éxito, debes tener un actor que pueda convencer, y Fess Parker hacía un gran Davy Crockett".

Mudanza a Hollywood
Nacido el 16 de agosto de 1924 en Fort Worth, Parker sirvió en la Armada durante la Segunda Guerra Mundial. Se graduó en historia en la Universidad de Texas con la GI Bill en 1950, cuando ya había adquirido un nuevo interés en la actuación.
Parker se mudó a Hollywood en el verano de 1950. Todavía con un año más de subsidio, se inscribió en la Universidad de Carolina del Sur con el propósito de licenciarse en historia del teatro. Pero pequeños trabajos en actuación pronto entorpecieron ese camino.
Mientras trabajaba para Disney, el Parker post-Crockett fue protagonista en ‘Fiel amigo’ [Old Yeller], ‘Héroes de hierro’ [The Great Locomotive Chase], ‘Una luz en el bosque’ [The Light in the Forest] y ‘Caravana de pioneros’ [Westward Ho the Wagons!]
Pero en lo que concernía a Parker, Walt Disney no le hizo ningún favor a su floreciente carrera.
Un día, Parker recordó en una entrevista con el Dallas Morning News en 1998, que Disney le contó casualmente que el director John Ford lo había querido para el papel de Jeffrey Hunter en ‘Más corazón que odio’ [The Searchers; Centauros del desierto], con John Wayne. Disney le contó a Parker que había rechazado la propuesta -en su nombre. Ford "no me perdonó eso nunca", dijo Parker. "Él pensaba que había sido mi decisión".
Parker también dijo que había rechazado un papel con Marylin Monroe en ‘Bus Stop’ por consejo de Disney, que le dijo "no creo que sea algo que debas hacer".
Pero Parker estaba decidido a intentar roles modernos, preferentemente en comedias románticas. "Aunque considero a Disney un buen amigo y un genio, él tiene sus ideas", dijo Parker en una entrevista en 1958. Al final, el estudio accedió a dejar marcharse al contrariado actor.
Aunque estaba bajo contrato con Disney, Parker dijo más tarde al Times que "el estudio no tenía experiencia con seres humanos como artistas. Todo lo que hacían era animación.
"Simplemente no creo que entendieran el valor de un actor que habían colocado en una posición prominente en el mercado".
Después de romper con Disney en 1958, Parker pasó cuatro años en Paramount, pero no le fue mejor a la hora de conseguir roles en películas.
En 1962 fue un joven diputado en la serie de ABC, ‘Caballero sin espada’ [Mr. Smith Goes to Washington], basada en el clásico de Frank Capra. Pero la serie fue suspendida después de veintiséis semanas.
En el otoño de 1963, Parker empezó repentinamente a ser bombardeado por un número inusualmente alto de pedidos de autógrafos. Disney, según se supo después, había vuelto a emitir los tres episodios originales de Crockett en su serie semanal en televisión y el Rey de la Frontera Salvaje fue nuevamente todo un éxito con la nueva generación de telespectadores.
Pensando que podía capitalizar con su nueva condición de estrella, Parker aproximó al productor Aaron Rosenberg para hacer una serie de televisión semanal con él como protagonista en el papel de un colono. Pero cuando Parker le pidió a Disney que le cediera el nombre Davy Crockett, Disney se negó.
"Lo íbamos a usar de todos modos porque Crockett es de dominio público, pero ni Lloyds de Londres, ni el Fireman’s Fund no asegurarían contra eventuales demandas de Disney si yo actuaba con ese nombre", dijo Parker al Times en 1964.
En lugar de eso, Parker y Rosenberg decidieron hacer una serie de televisión con otro colono famoso. ‘Daniel Boone’ tuvo una exitosa temporada en NBC entre 1964 y 1970. Parker poseía el treinta por ciento de la serie.
A mediados de los años setenta, Parker se hizo socio de un enorme parque de casas rodantes en Santa Bárbara, donde poseía una casa y otros bienes inmobiliarios, y decidió dedicarse completamente a sus intereses comerciales.
Compró trece hectáreas en el borde costero que habían sido propiedad de la empresa ferroviaria Southern Pacific Railroad y, en 1986, inauguró el Fess Parker’s Red Lion Resort. Rebautizado desde entonces como el Fess Parker’s Doubletree Resort, el hotel y centro de conferencias no sólo realzó el valor del borde costero del ayuntamiento sino también ha sido una bendición para la economía de la ciudad.
"Antes de que se construyera Doubletree, en la ciudad no teníamos ningún local para realizar congresos", dijo en 2001 al Times Janice Hubbell, urbanista del ayuntamiento de Santa Bárbara.
Pero debido a que Parker inicialmente propuso un hotel y centro de convenciones mucho más grande, dijo, "un montón de gente tiene sentimientos ambiguos sobre él. En muchos respectos, ha hecho buenas cosas para la comunidad pero, por otro lado, hay gente que piensa que ha presionado demasiado y que ha exigido más de lo que debe".

Un Rancho de 300 Hectáreas
En 1987 Parker compró un rancho de trescientas hectáreas en Los Olivos, en el Valle de Santa Ynez en el condado de Santa Bárbara. Aunque había planeado vivir allá y dedicarse a la ganadería y agricultura, el clima y el suelo eran ideales para un viñedo.
La empresa vitivinícola Fess Parker Winery & Vineyards tuvo su primera cosecha en 1989. Los vinos de Parker, cuyas etiquetas muestran un pequeño bonete sepia de piel de mapache, nunca adquirió condición de culto. Pero para 2001, sus vinos habían ganado más de treinta medallas.
La cava era un asunto de familia. Eli (Fess III), el hijo de Parker, se convirtió en presidente y director de las operaciones vinícolas y de los viñedos, y la hija de Parker, Ashley, fue la vicepresidente de márketing y ventas. La esposa de Parker, Marcella, con la que se había casado en 1960, era responsable de la jardinería y decoración interior.
En 1998, los Parker compraron el histórico Grand’Hotel de Los Olivos, que transformaron en la empresa Fess Parker’s Wine Country Inn & Spa.
Para muchos vecinos en el rural Valle de Santa Ynez, la imagen de Parker como un tipo bueno se vino al suelo en 2004, después de anunciar su intención de vender 301 hectáreas de tierras agrícolas del Valle de Santa Ynez a los indios chumash de la localidad en una joint venture para construir quinientas casas de lujo, un hotel, dos canchas de golf y un centro ecuestre.
Debido a que la tierra sería anexada por una tribu en bienes nacionales, según informó Times, el proyecto no tenía la obligación de respetar ni las leyes de urbanismo del condado ni las ordenanzas sobre su uso.
En protesta, muchos residentes boicotearon a las empresas que trabajaban con los  vinos Parker y colocaron pegatinas de ‘Fess’ en señales de stop. Otros, entre ellos algunos amigos de Parker, incluso se distanciaron el actor convertido en hombre de negocios.
"Realmente no tengo nada que lamentar sobre este asunto", dijo Parker al Times. "Me place enormemente hacer esto por los indios. Si ellos no merecen vivir en la parte más bella del valle, ¿quién lo merece?"
Sin embargo, en octubre de 2005 los jefes chumash y Parker abandonaron sus planes urbanísticos después de no lograr ponerse de acuerdo sobre el tamaño del hotel, el valor de la tierra y otros detalles.
Aunque sus relaciones con muchos vecinos en el valle se habían deteriorado gravemente, siguió siendo popular entre los turistas. Parker, que durante muchos años dividió su tiempo entre sus casas en Montecito y el Valle de Santa Ynez, a menudo saludaba a los que visitaban su cava, muchos de ellos baby boomers que se acercaban a saludar al hombre canoso que había sido Davy Crockett o para tomarse una foto con él.
"Creo que soy el hombre más afortunado del mundo", dijo Parker al Cleveland Plain Dealer en 1994. "He vivido lo suficiente y observado lo suficiente como para sentirme muy cómodo con la constatación de que las películas de Disney y en particular Davy Crockett me dieron una imagen que es prodigiosamente duradera. Han pasado cuarenta años y la gente todavía habla sobre ello".
Además de su esposa durante cincuenta años -Marcella-, y sus hijos, le sobreviven once nietos y un biznieto.

28 de marzo de 2010
19 de marzo de 2010
©los angeles times 
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres