Blogia
pan y cine y el santo

Murió Collin Wilcox Paxton


Fue Mayella en ‘Matar a un ruiseñor’. Participó activamente en el movimiento por los derechos civiles y en la NAACP, y luchó contra la segregación racial, en marcado contraste con su papel más famoso en el cine.
[Dennis McLellan] Murió Collin Wilcox Paxton, que fue la chica sureña blanca y pobre que acusa de falsamente, de haberla violado, a un hombre negro, en la adaptación cinematográfica de la novela ‘Matar a un ruiseñor’ [To Kill a Mockingbird], de Harper Lee. Tenía 74 años.
La causa de su muerte, que ocurrió el 14 de octubre, fue un cáncer cerebral. Falleció en su casa en Highlands, Carolina del Norte, informó su esposo Scott Paxton.
Conocida entonces como Collin Wilcox, Paxton era una experimentada actriz de teatro cuando se presentó para el papel de Mayella Violet Ewell en ‘Matar a un ruiseñor’.
La película, ambientada en Alamaba en la era de la Depresión, tiene como protagonista a Gregory Peck, que ganó un Oscar por su actuación como Atticus Finch, el amable y honesto abogado y padre viudo de dos hijos que defiende al negro acusado, representado por Brock Peters.
En 2007 en una entrevista con su nieta -Chelsea Horne-, publicada en Buffalo News, Paxton dijo que creía que podía representar a Mayella -la hija de un racista- porque entendía a los dos lados del problema del racismo.
"He conocido a chicas con ese tipo de familia", dijo Paxton, que creció en Carolina del Norte y, con sus padres, estuvo implicada en actividades contra la segregación en los años cincuenta.
En la audición, recordó, "todas las otras chicas que querían el papel estaban más que maquilladas; llevaban el pelo limpio y rizado, y sujetadores y tacos altos".
"Yo llevaba un vestido de segunda mano, zapatillas de tenis con hoyos y soquetes blancos sucios. Me frotaba crema facial en el pelo; es por eso que mi pelo se veía tan sucio".
Tanto ella como Peters participaron en el movimiento por los derechos civiles y en la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color [National Assn. for the Advancement of Colored People].
"En el estudio existía la sensación de que estábamos haciendo una película que significaba algo, que tenía algo que decir", recordó. "Pero nadie esperaba ni preveía el impacto que finalmente tuvo la película".
El ex crítico de cine de Los Angeles Times, Philip K. Scheuer escribió en la época que Wilcox, "como Mayella, hace una admirable demostración de histriónica -Mayella la víctima taciturna y cascarrabias de una presunta violación".
Paxton hizo tan bien su papel que recuerda haber recibido "miradas hostiles" cuando asistió a un congreso de la NAACP en Monterrey, California, donde un funcionario tuvo que recordar a los participantes que "Collin está aquí en este congreso porque cree en la causa. Ella no es el personaje de la película".
"Eso pareció aclarar las cosas", dijo.

Collin Wilcox nació en Cincinnati el 4 de febrero de 1935 y se mudó a Highlands con su familia cuando era una bebé. Sus padres estuvieron entre los fundadores del Highlands Community Theatre, donde, de niña, hizo su debut como actriz.
Estudió teatro en la Universidad de Tennessee y más tarde asistió a la Escuela de Teatro Goodman, de Chicago, y actuó con los Compass Players. Tras mudarse a Nueva York en 1957, estudió en el Actors Studio.
Debutó en Broadway con ‘The Day the Money Stopped’, un drama de breve duración que le significó su Clarence Derwent Award por la actriz más prometedora.
Ese mismo año fue la joven Frankie en una producción para la televisión en vivo, ‘The Member of the Wedding’, dirigida por Robert Mulligan, que luego dirigiría ‘Matar a un ruiseñor’.
Paxton tuvo papeles como actriz invitada en numerosas series de televisión, entre ellas ‘La dimensión desconocida’ [The Twilight Zone], ‘El Fugitivo’ [El fugitivo], ‘Dr. Kildare’, ‘La ley del revólver’ [Gunsmoke] y ‘Los Walton’ [The Waltons]. Entre sus actuaciones para el cine se encuentran ‘Bebé por encargo’ [The Baby Maker], ‘Trampa 22’ [Catch-22] y ‘Tiburón 2’ [Jaws 2].
En 1977 se marchó de Malibu para su antigua casa familiar en Highlands, donde, años después, con Scott Paxton, su tercer marido, fundó el Highlands Studio for the Arts, que ofrecía clases de educación artística para niños. Más recientemente, resucitaron el Studio como la Instant Theatre Company, que se especializa en artes escénicas.
Collin Wilcox Paxton también escribió ‘Alma de Navidad’ [Papa’s Angels], una historia sobre una Navidad en los Apalaches que más tarde apareció como libro y como película para la televisión.
Además de su marido durante treinta años, la sobreviven sus hijos -Kimberley Horne, William Horne y Michael G. Paxton; y tres nietos.

27 de octubre de 2009
23 de octubre de 2009
©los angeles times
[viene demQh]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres