Blogia
pan y cine y el santo

Murió John Hughes


Director y guionista de películas para adolescentes de los años ochenta. Sus películas mostraban respeto y comprensión de los adolescentes, y dirigió filmes como ‘Dieciséis velas’, ‘El club de los cinco’ y ‘Todo en un día’. Escribió el guión de ‘Solo en casa’.
[Dennis McLellan] Murió John Hughes, el influyente director y guionista que captó el humor y la angustia de la experiencia adolescente, al estilo de los años ochenta, en exitosas películas como ‘Dieciséis velas’ [Sixteen Candles], ‘El club de las cinco’ [The Breakfast Club] y ‘Todo en un día’ [Un experto en diversión; Ferris Bueller’s Day Off]. Tenía 59 años.
Hughes, que vivía en una granja en Illinois del Norte y se alejó de Hollywood hace más de diez años, murió de un ataque al corazón durante un paseo matinal en Manhattan, donde se encontraba visitando a su familia en Nueva York, informó la portavoz Michelle Bega.
Publicista y escritor para la revista National Lampoon, en los años ochenta Hughes se convirtió en rey de la comedia como guionista de películas para adolescentes que entendía lo que era ser adolescente con una inclinación por los parias y los geeks .
"Estoy realmente consternado y entristecido por la noticia sobre mi viejo amigo John Hughes", dijo el jueves el actor Matthew Broderick, que fue protagonista de la comedia ‘Todo en un día’, de 1986. "Era un hombre maravilloso, muy talentoso, y lo lamento mucho por su familia".
El actor Macaulay Culkin, que fue protagonista de la comedia escrita por Hughes en 1990, ‘Solo en casa’ [Home Alone], dijo: "Yo era un fan tanto de su trabajo como de él como persona. El mundo ha perdido no solamente a un director por excelencia cuya influencia se hará sentir durante generaciones, sino también a un hombre decente y fenomenal".
Hughes ya había escrito las exitosas comedias ‘Mr. Mom’ y ‘Vacation’, de National Lampoon, cuando tuvo su debut como guionista y director, con ‘Dieciséis días’, la película de 1984 con Molly Ringwald como chica de secundaria cuyos padres olvidan que cumple dieciséis años.
Ringwald fue una de las jóvenes estrellas -llamadas las Brat Pack- que se hicieron famosas con las películas de Hughes, como Anthony Michael Hall, Ally Sheedy, John Cusack, Emilio Estévez, Robert Downey Jr. y Judd Nelson.
Diciendo que estaba "anonadada e increíblemente triste" de enterarse de la muerte de Hughes, Ringwald dijo en una declaración que "fue y será siempre una parte muy importante de mi vida. Lo extrañaremos -yo lo extrañaré y todos los que le conocieron".

En una entrevista de 1985 con el crítico de cine del Chicago Tribune, Gene Siskel, Hughes dijo que muchos directores "retratan a los adolescentes como ignorantes e inmorales con objetivos que son bastante bellacos. Parecen pensar que los adolescentes no son demasiado inteligentes. Pero yo creo que no es así. Yo escucho a los chicos. Los respeto. No los paso por alto por el solo hecho de tener dieciséis años".
Aunque las películas de Hughes mostraban las tribulaciones adolescentes a la vez como drama y farsa, sus personajes eran emocionalmente honestos y eran reconocidos instantáneamente por el público.
En sus películas los jóvenes eran normalmente dolorosamente tímidos, y a menudo sonaban más como adultos cuando discutían sus circunstancias sociales y las jerarquías de la escuela secundaria, y su visión particular de la adolescencia influyó a toda una generación de guionistas y directores.
El escritor y director de comedias Judd Apatow dijo al Times en 2008: "John Hughes definió algunos de los personajes marginales más grandes de todos los tiempos. Es bastante ridículo oír hablar a gente sobre las películas que hemos estado haciendo, como si el humor y la ternura fueran una idea original. Quiero decir, todo eso lo hizo primero John Hughes".
Apatow dijo en una declaración el jueves que sentía "como si hubiera muerto una parte de mi infancia. Nadie me hizo reír tanto ni tan a menudo como John Hughes".
En 1999, el crítico de cine Elvis Mitchell escribió sobre Hughes que "nadie antes escribió sobre la crisis de la adolescencia como si fuera una tragedia que perturbaba al mundo mientras se acercaba el milenio.
"Su combinación de refinamiento y crueldad, junto con el más inteligente uso de música contemporánea que un director haya introducido consistentemente en sus películas, convenció de manera brillante a un público que sintió que nunca antes había visto sus propias experiencias en la pantalla".
Otras de sus películas dirigidas y escritas por él fueron ‘Ciencia loca’ [Weird Science], ‘Mejor solo que mal acompañado’ [Planes, Trains & Automobiles], ‘La loca aventura del matrimonio’ [She’s Having a Baby], ‘Solos con nuestro tío’ [Uncle Buck] y, en 1991, su última película como director, ‘La pequeña pícara’ [Curly Sue].
Algunos de los guiones escritos por Hughes fueron ‘La chica de rosa’ [Pretty in Pink], ‘S.O.S. Ya es Navidad’ [Christmas Vacation], ‘Daniel el Travieso’ [Dennis the Menace], ‘Una maravilla con clase’ [Some Kind of Wonderful] y ‘101 dálmatas’ [101 Dalmatians].
Steve Martin, que protagonizó ‘Mejor solo que mal acompañado’, describió a Hughes como un "gran director, aunque era más talentoso como guionista. Creaba personajes profundos y complejos, ricos en humanidad y con sentido del humor".

Hughes volvió a Chicago en 1995 y desde entonces no se dejó ver demasiado. "Es el J.D. Salinger de nuestra generación", dijo al Times el director Kevin Smith este año. "Conmovió a una generación y luego el tío se marchó".
Bruce Berman, presidente y director ejecutivo de Village Roadshow, que fue el ejecutivo a cargo de la producción en Universal y Warner Bross cuando trabajó con Hughes, dijo que Hughes "se alejó porque no le gustaba el sistema de trabajo de los estudios. Todo bien considerado, creo que pudo haberse quedado todo el tiempo que hubiese querido".
Pero Berman, que habló por última vez con Hughes el año pasado, cree que lo que lo retenía en Chicago "es que ganaba suficiente dinero como para no tener que ver nunca más con Hollywood".

Hughes nació el 18 de febrero en 1950, en Lansing, Michigan. Cuando tenía trece, su familia se mudó a un suburbio de Chicago, donde ambientó muchas de sus películas.
Después de abandonar sus estudios en la Universidad de Arizona a los veinte, Hughes se convirtió en un corrector de pruebas en una agencia de publicidad en Chicago y empezó a escribir chistes para Rodney Dangerfield y otros cómicos.
Era director creativo en la agencia Leo Burnett cuando aceptó una posición en la revista National Lampoon, para la que había estado trabajando como independiente.
Su primer guión para la revista fue la comedia ‘Reunión de clase’ [Class Reunion], en 1982.
Le sobreviven su esposa durante los últimos 39 años, Nancy; sus hijos John y James; y cuatro nietos.

Susan King y Valerie J. Nelson contribuyeron a este artículo.

1 de septiembre de 2009
7 de agosto de 20097
©los angeles times
[viene de mQh]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres