Blogia
pan y cine y el santo

Murió Dallas Mckennon


Actor dio voz a muchos personajes animados. Era fácilmente identificable en la pantalla, pero podía doblar su voz en infinitas variaciones para dar personalidad a una plétora de roles de sonido. El exuberante actor fue la voz de Gomosito, Archie Andrews, Buzz Buzzard y muchos otros.
[Claire Noland] Murió Dallas McKennon, exuberante actor de carácter y voz que ayudó a dar vida a Gomosito [Gumby], Archie Andrews, Buzz Buzzard y muchos otros personajes animados. Tenía 89 años.
McKennon, que fue el tabernero Cincinnatus en la serie de televisión de los años sesenta ‘Daniel Boone’ y decenas de otros matusalenos en cine y televisión, murió el martes por causas naturales en el Centro de Atención Willapa Harbor en Raymond, Washington, informó su hija Barbara Porter.
Alto, desgarbado y con una barba rebelde, McKennon era fácilmente identificable en la pantalla, pero podía doblar su voz en infinitas variaciones para dar personalidad a una plétora de roles de sonido. El pionero de los dibujos animados, Art Clokey, usó a McKennon para los altos tonos de la figura animada de arcilla verde, Gomosito, y el creador del Pájaro Loco [Woody Woodpecker], Walter Lantz, eligió a McKennon para el rival de Loquillo, Buzz Buzzard. McKennon también fue la voz de Archie Andrews, y grabó personajes para películas de Disney, como ‘La dama y el vagabundo’ [Lady and the Tramp], ‘Mary Poppins’ y ‘101 dálmatas’ [101 Dalmatians], entre otros títulos.
En los parques temáticos de Disney, la distintiva voz de McKennon advierte a los pasajeros del Tren de la Montaña del Gran Trueno [Big Thunder Mountain Railroad] sujetar sus gorros y gafas porque "este es el viaje más salvaje imaginable". Y en Disney’s Epcot, donde Ben Franklin, animado electrónicamente, habla en la exposición ‘Aventura Americana’, en realidad es McKennon el que habla.
"Era un animador", dijo al Times Will Ryan, amigo y colega del actor de voz. "Tenía algo de niño, independientemente de la edad.
"Tenía el talento de la mímica, pero con el espíritu que la anima... No se trataba solamente de que podía hacer diferentes voces, sino que podía hacer diferentes personalidades".
Llamado a veces Dal, McKennon imitaba sonidos desde que era niño en el campo al nordeste de Oregon.

Nació el 19 de julio de 1919 en La Grande, Oregon. Cuando era niño, su madre murió inesperadamente y McKennon fue enviado a vivir con sus tíos en una granja. Le fascinaban los animales.
"Aparte de hacer las tareas", contó McKennon al Lake Oswego Review hace algunos años, "me iba al corral a ver si podía imitar a los animales. Aprendí a imitar a los perros y a la mayoría de los sonidos animales".
En la secundaria se inscribió en la clase de teatro y llevó su talento para crear voces y sonidos diferentes a la radio local, donde empezó a trabajar grabando comerciales.
Estudió brevemente en la Universidad de Washington antes de enrolarse en el Cuerpo de Señales del Ejército durante la Segunda Guerra Mundial. Fue enviado a Alaska.
Después de la guerra McKennon volvió a Oregon y encontró una posición como presentador de un programa para niños en la radio KGW, de Portland, haciendo de Mr. Buttons.
Después de conseguir un rol en ‘Horizontes lejanos’ [Bend of the River], una película de vaqueros de 1951, con James Stewart, rodada en Oregon, McKennon se marchó a Los Angeles. Además de hacer la cola para trabajos de voz, fue el Captain Jet e introdujo dibujos animados en ‘Space Funnies’, un programa para niños emitido por la KNXT-TV a mediados de los años cincuenta.
Tuvo pequeños papeles en la película de suspenso de Alfred Hitchcock, ‘Los pájaros’ [The Birds], y en ‘Clambake’, de Elvis Presley, de 1967.
También tuvo papeles de malo en una serie de películas para cine y televisión, incluyendo ‘La ley del revólver’ [Gunsmoke], ‘El virginiano’ [The Virginian], ‘Caravana’ [Wagon Train] y ‘Bonanza’.
"Me especialicé en el incendio de graneros", dijo una vez a un entrevistador.
En 1968, McKennon y su esposas Betty, con la que se había casado en Portland en 1942, decidieron volver a Oregon con su familia de ocho hijos. Se establecieron en Cannon Beach. Debía viajar a Los Angeles para sus trabajos de actuación y de voz.
Le sobreviven la que fue su mujer durante 66 años, así como sus hijos: las hijas Dalene Lackaff, de Woolwich, Maine; Barbara Porter y Linda Strozyk, ambas de Raymond, Washington; Gayle McKennon, de Hyannis, Massachusettts; Tamara Rock, de South Bend, Washington; y Wendy McKennon, de North Bend, Oregon; y los hijos Jerald McKennon, de Tualatin, Oregon; y Steven McKennon, de Newberg, Oregon. También le sobreviven veintiún nietos y veinte biznietos.

27 de julio de 2009
18 de julio de 2009
©los angeles times
[viene de mQh]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres