Blogia
pan y cine y el santo

Murió Judi Ann Mason


Dramaturga y guionista. Empezó a escribir profesionalmente cuando estudiaba en la universidad y participó en un concurso de teatro. Además de escribir para cine y televisión, más de veinticinco de sus guiones fueron llevados a la pantalla.
[Dennis McLellan] Falleció Judi Ann Mason, galardonada dramaturga y escritora de cine y televisión que lanzó su carrera en televisión con la comedia ‘Good Times’, en los años setenta, y más tarde co-escribió la comedia cinematográfica de 1993, ‘De vuelta al convento’ [Cambio de hábito; Sister Act 2: Back in the Habit’. Tenía 54 años.
Mason murió el 8 de julia debido a la ruptura de la aorta cuando era conducida al Centro Médico de la Universidad de California en Los Angeles, informó Phyllis Larrymore Kelly, su agente.
"Fue una pionera para el progreso de las escritoras afro-americanas", dijo el miércoles al Times la escritora de cine y televisión Tina Andrews. "En particular, se convirtió en pionera para todas esas escritoras que vinieron después de ella.
"Ciertamente, como modelo de conducta estaba muy presente".
Nativa de Luisiana, Mason era una estudiante de diecinueve años de la Universidad de Grambling cuando vio una hoja en el tablón de anuncios del departamento de teatro, anunciando el premio Norman Lear del Festival de Teatro Universitario de Estados Unidos de 1975, a la mejor comedia original.
El primer premio era de dos mil quinientos dólares.
"Me dije: ‘Vaya, necesito ese dinero’, así que escribí ‘Livin’ Fat’, y gané", contó Mason al New Orleans Times-Picayune en 1995.
La obra ganadora de Mason -sobre una familia negra pobre que se enfrenta a un dilema moral cuando deben decidir que hacer con una enorme suma de dinero que llegó inesperadamente a su posesión- fue producida en Nueva York cuando ella estaba todavía en la facultad.
Unos meses después de graduarse en 1977, Mason estaba en Hollywood escribiendo guiones ‘Good Times’, de Lear, una serie que describió una vez como "filete mignon de la comedia".
"Nunca vi a Judi Ann Mason sin una sonrisa", dijo Lear en una declaración enviada por correo electrónico, dada a conocer por la sección Oeste del Gremio de Guionistas de Estados Unidos. "Lo incorporaba en sus escritos. Su literatura nos hacía reír. "Era muy optimista".

Mason nació el 2 de febrero de 1955 en Bossier City, Luisiana. Como dramaturga, escribió más de veinticinco obras llevadas a las tablas, incluyendo ‘A Star Ain’t Nothin’ but a Hole in Heaven’, que ganó el primer Premio de Teatro Lorraine Hansberry en 1977, instituido para premiar a las mejores piezas de estudiantes.
En su obra ‘Daughters of the Mock’ -una historia ambientada en el sur de Luisiana sobre una maldición falsa que una abuela criolla había pasado de generación en generación para proteger a las mujeres de la familia contra hombres abusadores- fue producida originalmente por la Negro Ensemble Company de Nueva York 1978 y ha sido representada en universidades femeninas en todo el país.
Después de escribir guiones para ‘Good Times’, Mason escribió para series como ‘Sanford’ y ‘Beverly Hills, 90120’ y co-escribió la película para televisión ‘Sophie & the Moonhanger’, en 1996.
Entre otras cosas, fue también la editora ejecutiva de ‘A Different World’ y de ‘I’ll Fly Away’, y guionista del culebrón del canal NBC, ‘Generations’.
"No había muchas escritoras negras" en Hollywood cuando Mason empezó en los setenta, dijo Andrews sobre la ex actriz. Mason, dijo, inspiró a muchas escritoras afroamericanas que se hicieron guionistas.
Andrews, cuyos logros incluyendo el guión de la galardonada miniserie del canal CBS en 2000, ‘Sally Hemings: An American Scandal’.
Recordó haber asistido a una audición para el drama diurno de ‘Generations’ a fines de los años ochenta y haberse encontrado allá con Mason, a la que había conocido en los años setenta.
"Cuando la vi detrás de ese escritorio como una persona en una posición muy poderosa como directora de guiones, me di cuenta de lo que podría ser yo", dijo Andrews. "Y cuando más tarde la felicité por su maravilloso y gran trabajo, me dijo, ‘Si quieres escribir, escribe’. Era una presencia muy poderosa. Le dije: ‘Yo también puedo hacer eso’. Y eso fue lo que ocurrió".
Como escritora, dijo Andrews, Mason "creaba personajes positivos, dignos, especialmente los personajes negros. Tenía diálogos fuertes y realistas. Sonaba como tu hermana, tu tía, tu amiga. Era real, y yo quería escribir como ella. Es por eso que nos inspiró a tantos de nosotros".
La sobreviven su hija, Mason Synclaire Williams; su hijo, Austin Barrett Williams; y sus hermanos Viola Mason Johnson, Waletta ‘Cookie’ Dunn y Willie Gene Mason.

25 de julio de 2009
16 de julio de 2009
©los angeles times
[viene de mQh]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres