Blogia
pan y cine y el santo

Murió Natasha Richardson


Galardonada actriz de una famosa familia de actores. A los 45.
[John Horn] El miércoles murió Natasha Richardson, la brillante actriz británica de una de las familias de actores más importantes del mundo, cuyas actuaciones incluyeron desde sesudos dramas como ‘El cuento de la doncella’ [The Handmaid’s Tale] a livianas comedias como ‘Juego de gemelas’ [Tú a Londres y yo a California, en España; The Parent Trap] o ‘Cabaret’, la producción de Broadway por la que obtuvo un Tony. Tenía 45 años.
La esposa del actor Liam Neeson de ‘La lista de Schindler’ [Schindler’s List], e hija de la actriz Vanessa Redgrave y del difunto director Tony Richardson, murió en el Hospital Lenox Hill de Nueva York. No se informó sobre la causa de su muerte, pero fue hospitalizada después de sufrir una grave lesión cerebral mientras esquiaba el lunes pasado.
"Liam Neeson, sus hijos y toda la familia están consternados y abatidos por la trágica muerte de su adorada Natasha", decía una declaración dada a conocer por el publicista Alan Nierob. "Están profundamente agradecidos por el apoyo, cariño y oraciones de todos, y piden que se respete su privacidad durante estos momentos tan difíciles".
Richardson se lesionó en Mont Tremblant, un lujoso balneario canadiense. La actriz seguía un cursillo para principiantes cerca del final de la zona de esquí y no llevaba casco cuando sufrió lo que pareció originalmente un accidente sin importancia.
Informó originalmente que se sentía bien, pero pronto empezó a quejarse de dolor de cabeza. Horas después de la caída, la estrella de varias famosas piezas de teatro -entre ellas ‘Anna Christie’, ‘Un tranvía llamado deseo’ [A Streetcar Named Desire] y ‘Cegados por el deseo’ [Closer]- perdió la conciencia y fue trasladada desde Montral al hospital en Nueva York, donde la esperaban familiares y amigos.
Las películas más recientes de la actriz fueron ‘Megapetarda’ [Wild Child], del año pasado, con Emma Roberts, y ‘El atardecer’ [Evening], de 2007, con Meryl Streep, Claire Danes y Redgrave. ‘El atardecer’ fue uno de los últimos roles de Richardson en estrecha relación con algunos de sus familiares. En televisión apareció como jurado invitado en la recién terminada temporada del programa culinario ‘Top Chef’.

Richardson nació en Londres el 11 de mayo de 1963. Además de Redgrave, otros actores de su familia son su hermana Joely Richardson, una estrella de la serie de televisión ‘Nip/Tuck’, y su tía Lynn Redgrave, cuyas películas incluyen ‘La soltera retozona’ [Georgy Girl] y ‘Dioses y monstruos’ [Gods and Monsters]. El abuelo de Richardson fue el legendario actor shakespeareano Michael Redgrave.
Su padre fue un aclamado escritor, director y productor que ganó el Oscar al mejor director y mejor película por ‘Tom Jones’, de 1963. Tony    Richardson, que murió en 1991 a los 63 años, también dirigió ‘Mirando hacia atrás con ira’ [Look Back in Anger] y ‘Un sabor a miel’ [A Taste of Honey].
La madre de la actriz, que cumplió los 72 años y ganó un Oscar a la mejor actriz secundaria por ‘Julia’, de 1977, todavía trabaja en cine y televisión.
Justo antes del accidente en el balneario, Richardson estaba considerando una reedición en Broadway, con su madre, de ‘A Little Night Music’, de Stephen Sondheim, después de una única presentación muy elogiada en enero en el Studio 54 de Nueva York.
Aunque Richardson provenía de una reputada familia de actores, no trató de usar el nombre de su familia para apuntalar su carrera. Veía las actividades creativas de su familia como un aula.
"Conozco las presiones que se sienten por ser la hija de una gran actriz", dijo Richardson en una entrevista con el diario londinense The Independent en 2005. "Pero es algo inspirador. Aprendes cosas que otras personas se demoran mucho más en aprender. Con mi padre director, aprendí la ética del trabajo. Piensas: ‘Algún día seré tan buena como él’. Pero cuando empecé a trabajar profesionalmente, tenía un nivel de atención que no merecía o para lo que yo no estaba preparada. Y fue difícil hacerme camino, especialmente en Inglaterra".
Richardson estudió en la Central School of Speech and Drama, de Londres, ocultando sus conexiones familiares y aceptando luego pequeños roles en producciones dramáticas y de televisión poco conocidas. En 1985 debutó en el West End, con el papel de la atormentada y joven actriz Nina en ‘La gaviota’, de Anton Chejov. Al año siguiente, Richardson fue contratada para su primer papel importante en el cine como la protagonista de ‘Gothic’, del director Ken Russell, como Mary Shelley, la autora de ‘Frankenstein’.
Siguieron una variedad de películas más importantes y roles en teatro, pero Richardson se inclinaba a menudo por producciones cinematográficas más artísticas, siendo las películas convencionales más la excepción que la regla. Pese a sus orígenes británicos, representaba a menudo icónicos personajes estadounidenses -incluyendo a Patty Hearst (en la película del mismo nombre), Blanche DuBois en ‘Un tranvía llamado deseo’ de Tennessee Williams y en el rol principal de ‘Anna Christie’, de Eugene O’Neill.
Con una voz grave y seductora (que fue definida alguna vez como una combinación de miel y limaduras de hierro), Richardson representaba frecuentemente a personajes emocionalmente vulnerables. "La comprendo", dijo sobre Anna Christie al Times en 1993. "Su rabia y su soledad y su dolor".
Las opciones cinematográficas de Richardson en 1990 ejemplifican sus inclinaciones creativas. Ese año, fue la protagonista de ‘El placer de los extraños’ [The Comfort of Strangers], un drama sobre una pareja (Richardson y Rupert Everett) que tratade recuperar una relación fracasada, y ‘El cuento de la doncella’, una adaptación de la novela de Margaret Atwood sobre una teocracia del futuro. Captando su creciente interés en el teatro, los guiones para las dos películas fueron escritos por el dramaturgo Harold Pinter.
Richardson hizo su debut en Broadway en 1993, con Neeson, en ‘Anna Christie’. En esa época estaba casada con el productor Robert Fox; se divorciaron ese año, y se casó con Neeson en 1994. La pareja tuvo dos hijos, Michael y Daniel, y Richardson se retiró de la actuación durante tres años cuando nacieron.
"Tengo una madre famosa, y me tomó años superar eso", dijo una vez al Mirror de Londres. "Ahora tengo un marido realmente famoso. Definitivamente siento que perdí la confianza. Quizás es por eso que me encanta vivir en Nueva York, donde no tengo todo ese bagaje familiar y estoy abierta a todo tipo de posibilidades".
Richardson siguió trabajando en cine, con importantes papeles en el remake de ‘Juego de gemelas’ de 1998, con Lindsay Lohan y Dennis Quaid, y en la comedia romántica ‘Sucedió en Manhattan’, de 2002, con Jennifer López.
Pero Richardson se destacó mucho más en los teatros de Londres y Nueva York: como Sally Bowles en el revival de ‘Cabaret’, del director Sam Mendes, en 1998 (por el que ganó un Tony y un Drama Desk); un año más tarde en la producción de Broadway de ‘Cegados por el deseo’, de Patrick Marber; retomando el papel que representó su madre en el pasado en la producción londinense ‘Alfred el marino’ [The Lady From the Sea]; y en el revival en Broadway de ‘Un tranvía llamado deseo’.
La escritora Laurie Winer de Los Angeles Times dijo sobre su actuación en Cabaret que "en enagua, medias con carreras y el pelo sucio, encandila simplemente alzando hacia el primer balcón del teatro sus grandes y maravillosos ojos -resaltados por el corrido maquillaje del día anterior- llenos de lágrimas".
En su comentario sobre ‘Cegados por el deseo’ en Times, Michael Phillips escribió: "En el escenario, Natasha Richarson, con su poco elegante elegancia, tiene una manera de preguntar como si estuviese afirmando algo, como si el signo de interrogación fuese superfluo y obvio. Lo hace de un modo que revela un poco de su propia personalidad".
Richardson era a menudo atraída por historias que iluminaban los secretos más profundos, a veces tenebrosos, de los personajes.
En ‘Asylum: Entre la pasión y la violencia’ [Asylum], de 2005, una película que le tomó años hacer, Richardson representó a Stella, la desgraciada esposa de un doctor de un hospital psiquiátrico. La película, en la que el personaje de Richardson se siente atraído por un paciente mental, no gozó con la simpatía del público en Estados Unidos, pero le procuró a la actriz varios premios británicos.
"Una de las razones por las que me sentí conectada a Stella, y por qué pienso que un montón de mujeres se pueden identificar con ella, es que todas tenemos esos momentos en la vida cuando estás al borde de un abismo y piensas: ‘¿Voy a arrojar la prudencia al vacío?’", dijo en una entrevista con el Evening Standard de Londres en 2006. "La mayoría de nosotras nos detenemos ahí. Pero no Stella".
Además del revival de ‘A Little Night Music’, en los últimos años Richardson participó en varios otros proyectos con sus familiares. En la película de 2005 ‘La condesa rusa’ [The White Countess], trabajó con Lynn y Vanessa Redgrave. Dos años después, ella y su madre actuaron juntas como madre e hija en ‘El atardecer’.

Mike Boehm contribuyó a este reportaje.

16 de abril de 2009
19 de marzo de 2009
©los angeles times 
[viene de mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Air Force Ones -

Every day is blue day. If you encounter a setback, please look up to the sky, if only the sky is blue, you don't lose the hope.

Jordan Spizikes -

The answer is extremely straightforward. It is allin how they understand their troubles. Yes, each and every dwelling person has problems. A problem-free existence is an illusion-a mirage inside the desert. Accept that fact.

UGG Nightfall -

The fire is the test of gold; adversity of strong men.

nike shox saya -

Patience is most bitter, yet most sweet the fruit it birth

Supra Skytop -

Choose your love and love your choice. This is the truth. Do you think so?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres