Blogia
pan y cine y el santo

Murió Donald Westlake


Escritor de novelas de misterio. A los 75.
[Jennifer 8. Lee] El miércoles noche murió Donald E. Westlake, un prolífico escritor de novelas de misterio que publicó más de cien libros y cinco guiones escritos con máquinas de escribir durante una carrera de casi cincuenta años. Tenía 75 años.
Westlake colapsó cuando se dirigía a un banquete de Noche Vieja durante sus vacaciones en México, informó su esposa Abigail Westlake.
Dijo que la causa de su muerte fue un paro cardíaco.
Westlake, considerado uno de los escritores de novelas de misterio más exitosos y versátiles de Estados Unidos, fue nominado a un Oscar por un guión, tres premios Edgar y el título de Gran Maestro de la Asociación de Escritores de Novelas de Misterio de Estados Unidos en 1993.
Desde su primera novela ‘Los mercenarios’ [The Mercenaries] fue publicada por Random House en 1960, Westlake ha escrito con su propio nombre y varios seudónimos, entre otros Richard Stark, Tucker Coe, Samuel Holt y Edwin West. Pese a la diversidad de seudónimos, la mayoría de sus libros tenían un rasgo en común: Estaban ambientadas en Ciudad de Nueva York, donde nació.
Westlake usó diferentes nombres en parte para combatir su escepticismo sobre su increíble velocidad para escribir libros, hasta cuatro por años, dijeron sus amigos.
"Al principio, la gente no quería publicar más de un libro por año, por escritor", dijo Susan Richman, su editora en Grand Central Publishing.
Más tarde en su carrera, Westlake se limitó a dos seudónimos, cada uno concentrándose en un personaje principal: Usaba su propio nombre para escribir sobre un cómico delincuente llamado John Dortmunder, y como Richard Stark escribió una serie sobre un antihéroe criminal llamado Parker.
Westlake escribió ocasionalmente sobre otros personajes, como Burke Devore, el reducido ejecutivo convertido en asesino en ‘El hacha’ [The Ax], que el New York Times describió en 1997 como "emblemático de su época como George F. Babbitt y Holden Caulfield y el Capitán John Yossarian lo fueron de las suyas".
Toda la panoplia de los libros de Westlake era un espectáculo para recordar, dicen sus amigos. "Estábamos en su biblioteca, en esta hermosa biblioteca rodeados por cientos y cientos de títulos", dijo Laurence Kirshbaum, su agente, "y me di cuenta de que todos los libros habían sido escritos por Donald Westlake, en inglés y en ediciones extranjeras".
El cinematográfico estilo narrativo de Westlake, junto con sus tramas cuidadosamente elaboradas y escuetos diálogos, se traducían bien en la pantalla. Más de quince de sus libros fueron llevados al cine. Además, escribió varios guiones, incluyendo el de ‘Los timadores’ [The Grifters], que fue nominado a un Academy Award en 1991.
Según sus amigos, Westlake escribía siete días a la semana. Su productividad fue favorecida por una época en que las editoriales publicaban libros a un ritmo implacable. Durante ese tiempo, también escribió literatura erótica, ciencia ficción y novelas de vaqueros.
Westlake se negó a usar ordenadores y tipeaba sus manuscritos en máquinas de escribir manuales. "[Sus textos] llegaban perfectamente mecanografiados", dijo Kirshbaum. "Parecía que los había escrito a mano".
Otto Penzler, amigo de Westlake de toda la vida y dueño de la Mysterious Bookshop en TriBeCa, dijo que "[Westlake] odiaba la idea de la máquina de escribir eléctrica porque, decía, ‘no quiero estar ahí oyendo un murmullo cuando estoy pensando’".
Westlake tenía cuatro o cinco máquinas de escribir y canibalizaba sus partes cuando alguna se estropeaba, ya que su modelo de máquina de escribir ya no se producía, dijeron sus amigos.
"Vivía con el temor de perder su pequeña máquina de escribir portátil", dijo Penzler, que una vez le regaló una máquina de escribir similar que había encontrado en una tienda de segunda mano.

Donald Edwin Westlake nació como hijo de Lillian y Albert Westlake el 12 de julio de 1933, en Brooklyn, y se crió en Yonkers y Albany. Estudió en Nueva York, pero no se graduó. Se casó con Abigail Adams en 1979 y la pareja se estableció en Gallatin, Nueva York. Antes estuvo casado con Nedra Henderson y Sandra Kalb.
Además de su esposa, le sobreviven cuatro hijos -Sean Westlake, Steven Westlake, Paul Westlake y Tod Westlake; dos hijas adoptivas -Adrienne Adams y Katherine Adams; un hijo adotivo -Patrick Adams; una hermana -Virginia VanDermark; y cuatro nietos.
Westlake escribió hasta su muerte. Su próxima novela, ‘Get Real’, saldrá al mercado en abril.

16 de enero de 2009
1 de enero de 2009
©new york times 
[viene de mQh]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres