Blogia
pan y cine y el santo

Murió Evelyn Keyes


Fue la hermana menor en ‘Lo que el viento se llevó’. A los 91.
Murió Evelyn Keyes, que fue la hermana menor de Scarlett O’Hara en ‘Lo que el viento se llevó’ [Gone With the Wind] y contaba entre sus famosos maridos al director John Huston y al director de banda Artie Shaw. Tenía 91 años.
La actriz sucumbió a un cáncer uterino el cuatro de julio en su casa en Montecito, cerca de Santa Barbara, informó el viernes Allan Glases, productor y amigo cercano.
Glaser dijo que la noticia no fue comunicada inmediatamente porque los abogados querían esperar hasta que se hubiese presentado el certificado de defunción.
La vida personal de Keyes eclipsó, a menudo su carrera como actriz. Además de sus turbulentos matrimonios con Shaw y los directores Huston y Charles Vidor, vivió tres años con el extravagante productor Mike Todd, durante su preparación y rodaje de ‘La vuelta al mundo en ochenta días" [Around the World in 80 Days]. Tuvo un papel en la película y ayudó en la publicidad.
Todd la envió a la première en Caracas, luego la llamó repentinamente desde París, con este mensaje: ‘Escucha, tengo algo que decirte. Estoy enamorado de Elizabeth (Taylor)".
"Ah, bueno, nada es eterno", relativizó en 1977. "La parte buena es que yo había invertido todo mi dinero en ‘La vuelta al mundo en ochenta días’, y eso me arregló la vida para siempre".
Keyes habló con franqueza sobre sus romances y matrimonios en su autobiografía de 1977, ‘Scarlett O’Hara’s Younger Sister’. Su papel en el clásico de 1939 le significó un contrato con Columbian Pictures y el estrellato.
Entre sus papeles más notables destacan: como amante de Robert Montgomery en ‘El difunto protesta’ [Here Comes Mr. Jordan] (1941), el papel como la esposa de Al Jolson, en ‘The Jolson Story’ (1946) y como la mujer de Dick Powell en ‘Mrs Mike’ (1949).
También fue protagonista de películas B, que fueron más tarde elogiadas por los críticos de cine como grandes ejemplos del cine negro: ‘Johnny O’Clock’ (1947), ‘The Killer That Stalked New York’ (1950), ‘El asesino de Rosemary’ [The Prowler] (1951), ‘Calle River 99’ [99 River Street] (1953) y ‘Agente especial’ [The Big Combo] (1955).
Los matrimonios y divorcios de Keyes la convirtieron en la preferida de las columnas de farándula y revistas de fans. Su primer matrimonio, con el guapo inglés y bebedor pesado de Barton Bainbridge, terminó en los titulares cuando él se disparó mortalmente durante una separación.
Vidor, un guapo húngaro que dirigió su primera película en Columbia, ‘La dama en cuestión’ [The Lady in Question], tuvo una relación romántica con Keyes, aunque en ese entonces los dos estaban casados. Cuando su marido se suicidó y la esposa de Vidor, la actriz Karen Morley, se divorció de él, Vidor y Keyes se casaron. El matrimonio terminó dos años después cuando ella descubrió que él también le era infiel.
Su marido número tres fue Huston. Le impresionó cuando se encontraron en un banquete en Hollywood, y todavía más cuando, después, la llevara a su rancho de caballos Tarzana y no hiciera ningún intento por seducirla.
Su matrimonio de 1946 la llevó a una vida de aventuras. Uno de los ejemplos que recordaba en 1971 tenía a Huston volviendo a casa después del rodaje de su película de 1949, ‘Éramos desconocidos’ [We Were Strangers], con un regalo de la actriz Jennifer Jones: un chimpancé.
"El chimpancé se enamoró de John, y lo trajo a vivir con nosotros a nuestro apartamento blanco".
David Niven escribió en sus memorias que Keyes se exasperó con el animal y dictó un ultimátum: ‘Uno de nosotros tiene que marcharse. El mono, o yo".
De acuerdo a Niven, Huston replicó: ‘Cariño, eres tú’. Keyes escribió en su libro que fue el chimpancé el despedido.
Sin embargo, el matrimonio con Huston terminó en 1950 y Keyes siguió una terapia para superar el fracaso. Su conclusión: "Estuve siempre buscando el mismo tipo de hombre: la figura de un padre fuerte".
El matrimonio de Keyes con Shaw en 1957 siguió el mismo derrotero. Él había abandonado una brillante carrera como clarinetista y director de banda y estaba buscando retos intelectuales.
Shaw le dio un nuevo nombre, Keri, y la introdujo a la literatura y a sus viajes por el mundo. Durante un tiempo vivieron en España. Después de algunos años se hartó de su dominio y se separaron. Se divorciaron en 1985.
Tras la muerte de Shaw en 2004 a los 94 años, tuvo que defender su parte en tribunales diciendo que él se la había prometido. Un jurado le dio la razón en 2006, pero el albacea de la herencia juró que apelaría.

Keyes nació en Port Arthur, Texas, en 1916, de acuerdo a su certificado de nacimiento; algunas referencias indican un año después. Creció en Atlanta, sin su padre y pobre. Con una seductora figura y una atractiva belleza rubia, empezó a bailar en clubes nocturnos y a los diecisiete se marchó a Hollywood. Cecil B. DeMille le dio un contrato por siete años y la incluyó en el reparto de ‘El bucanero’ [The Buccaneer].
Después de algunos papeles menores en Paramount, apareció en ‘Lo que el viento se llevó’, para mudarse luego a Columbia, donde se desarrolló su carrera.
Después de que terminaran su carrera en el cine y sus matrimonios, se dedicó a escribir, primero una novela autobiográfica, ‘I Am a Billboard’, dos libros de memorias, ‘Scarlett O’Hara’s Younger Sister’ y ‘I’ll Think About It Tomorrow’, guiones y artículos.
Keyes tenía una idea franca de su vida y carrera. Dijo en una entrevista de 1999:
"Para ser una gran estrella como Joan Crawford tienes que usar anteojeras y prestar atención solamente a tu carrera. Nadie me prestó atención, incluyéndome yo misma. Yo era la Cenicienta original, buscando un final feliz en un cuento de hadas. Pero mi príncipe azul no llegó nunca".

15 de julio de 2008
13 de julio de 2008
©variety
[viene de mQh]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres