Blogia
pan y cine y el santo

Murió Mel Ferrer


Actor, a los noventa. Conocido por sus papeles en ‘Lili’ y ‘Fiesta’.
El lunes, a los noventa años, murió Mel Ferrer, el espigado y guapo actor de películas clásicas como ‘Lili’, ‘Guerra y paz’ [War and Peace] y ‘Fiesta’ [The Sun Also Rises], así como productor y director de películas en las que actuaba su esposa, Audrey Hepburn.
Ferrer murió en su rancho cerca de Santa Barbara, de acuerdo al portavoz de la familia, Mike Mena.
El papel cinematográfico más impresionante de Ferrer lo tuvo en ‘Lili’, de 1953, como un titiritero lisiado de un circo, de quien se enamora una huérfana francesa (Leslie Caron).
También fue elogiado por la crítica por su papel como Luis Bello, en la descripción de la vida privada y pública de un matador en ‘Toros bravos’ [The Brave Bulls], de Robert Rossen, y por su papel, con Hepburn, en ‘Guerra y paz’, de 1956.
Más tarde se dedicó a producir y dirigir películas para el cine y la televisión.
Él y Hepburn se comprometieron en 1954 cuando aparecieron juntos en la pieza de Nueva York, ‘Ondine’. Se casaron más tarde ese mismo año, en Burgenstock, Suiza.
Se divorciaron en 1968 y Ferrer se casó con su cuarta esposa, Elizabeth Soukhotine en 1971, que le sobrevive.
Ferrer y Hepburn aparecieron juntos en la versión para la televisión de ‘Mayerling’ y Ferrer dirigió a Hepburn en la película de 1959, ‘Mansiones verdes’ [Green Mansions].
También produjo uno de los triunfos más grandes de Hepburn, ‘Antes que anochezca’ [Wait Until Dark], de 1967.

Nació en Elberon, Nueva Jersey, como hijo de un médico de Puerto Rico y una madre de sociedad, y estudió en la Universidad de Princeton.
Después de ganar un premio de teatro en su segundo año, Ferrer dejó Princeton y se dedicó a escribir una novela en México. Pero en lugar de eso escribió un libro para niños, ‘Tito’s Hats’, que fue publicado por Doubleday.
Pasó un año como editor en Nueva York, y empezó luego su carrera de actor como bailarín en musicales en Broadway. Actuó en piezas de teatro y para la radio y dirigió la película de Hollywood, ‘Girl of the Limberlost’.
De regreso en Nueva York, actuó en la pieza ‘Strange Fruit’, sobre un linchamiento en el Sur, y dirigió a José Ferrer (no relacionado con él) en ‘Cyrano de Bergerac’. Su primer papel importante en el cine fue en 1949, en ‘El color de la sangre’ [Lost Boundaries], donde es un médico afro-americano de piel clara que se hace pasar por blanco.
La imponente presencia de Ferrer y su bien modulada voz lo convertían en un actor ideal para personajes audaces y seguros de sí mismos. Entre sus películas se encuentran ‘Encubridora’ [Rancho Notorious], ‘Scaramouche’, ‘Los caballeros del Rey Arturo’ [Knights of the Round Table] (como el Rey Arturo), ‘Nacido para el mal’ [Born to Be Bad], ‘El día más largo’ [The Longest Day],’La caída del imperio romano’ [The Fall of the Roman Empire], ‘Fiesta’ y ‘El Greco’, que fue rodada en España con Ferrer como productor y actor principal.
Le sobreviven su esposa, cinco hijos y varios nietos.

20 de junio de 2008
3 de junio de 2008
©variety
[viene de mQh]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres