Blogia
pan y cine y el santo

Murió Harvey Korman


Versátil comediante que ganó un Emmy. A los 81.
[Valerie J. Nelson] Murió Harvey Korman, actor cómico galardonado con un Emmy y mejor conocido por hacer de "segunda banana luminosa" - según definió él mismo- durante una década en el programa de televisión ‘The Carol Burnett Show’ y por actuar en películas de Mel Brooks, como ‘Sillas de montar calientes’ [Blazing Saddles]. Tenía 81 años.
Korman, que fue operado varias veces, murió el jueves en el Centro Médico de la Universidad de California en Los Angeles por complicaciones de un aneurisma aórtico abdominal que se rompió hace cuatro meses, informó su hija Kate Korman al Times.
Con talento para el humor físico y acentos excéntricos, Korman era un maestro del sketch cómico. Hizo sus mejores presentaciones en el programa de variedades de Burnett a principios de 1967, en un equipo que incluía a Tim Conway.
"Es una amistad de 45 años", dijo Conway. "Fue un gran viaje; trabajamos juntos durante probablemente treinta años, además del programa de Burnett, que fue lo mejor que tuvo".
Brooks dijo sobre Korman que "eran un gran, gran talento, y podría fácilmente haber actuado en dramas isabelinos. Era muy dotado y talentoso... Me encantaba trabajar con él".
Conway dijo que Korman "entendía completamente la comedia y el sentido de oportunidad en la comedia".
En el programa de Burnett, que estuvo constantemente entre los primeros diez durante su emisión en televisión, Korman exhibía su versatilidad -en un episodio hizo de robusta matrona judía, para aparecer luego como el cómico Rhett Butler y hacer una parodia de ‘Lo que el viento se llevó’ [Gone With the Wind] con la estrella del programa.
Tuvo un gran éxito como la pechugona Mother Marcus y el desventurado Ed, que era miembro de una familia increíblemente disfuncional -‘Mama’s Family’-, uno de los episodios más populares de la serie en los años ochenta.
"Dadme algo estrafalario que hacer, o vestídme con algún disfraz, y lo haré perfecto", bromeó Korman en una entrevista con el Chicago Sun-Times en 2005.
Korman y Conway desarrollaron una extraordinaria relación que los convirtió probablemente en uno de los más letales equipos cómicos de televisión; las frecuentes improvisaciones frente a la cámara de Conway hacían que Korman se partiera de risa; los productores, sabiamente, los mantuvieron en el programa.
Durante ocho años, hasta fines de diciembre pasado, el dúo recorrió el país en un espectáculo teatral que, más que cualquier otra cosa, era un homenaje a sus años con Burnett. Hacían entonces unos 120 programas el año.
"No sé cuál de nosotros era la comparsa", dijo Conway. "En comedia, lo más importante cuando trabajas con otro, es que el otro sepa cuándo quedarse callado. Y los dos sabíamos cuándo cerrar la boca".
Una de sus rutinas favoritas del programa de Burnett fue el sketch del dentista, "en el que yo, por decirlo así, me anestesiaba el cuerpo con Novocaína" mientras trataba de tapar las muelas de Korman, contó Conway al Times el jueves.
"Lo representan en todos los departamentos de odontología como una especie de introducción sobre cómo no hacerlo", dijo Conway.
En una entrevista de hace varios años con el Palm Beach Post, Conway dijo sobre el versátil reparto que incluía a Vicki Lawrence y Lyle Waggoner: "Los cinco éramos los Yanquis de Nueva York de nuestra época".
Con más de mil sketches a su haber, Korman se despidió del programa de Burnett después de trabajar en él durante diez años. Entonces tenía cincuenta.
"Era ahora o nunca, y si alguna vez pensé en ampliar mi carrera más allá del sketch, mejor lo hago ahora", dijo en esa época, de acuerdo al reportaje en el Toronto Star de 1990.
La ABC le había prometido su propia serie cómica, pero "hice un piloto tras otro hasta que los demás dijeron: ‘Márchate, por amor de Dios. No funciona nada’", dijo Korman a la United Press International en 1993.
Entre 1983 y 1985 apareció en la comedia de la NBC, ‘Mama’s Family’, que incluyó a varios artistas de Burnett, incluyendo a Lawrence y Burnett, que tuvieron varias apariciones como invitados.

Korman hizo más de treinta películas, incluyendo cuatro comedias dirigidas por Brooks, que lo descubrió cuando su esposa, Anne Bancroft, le llamó la atención sobre Korman en un episodio de ‘The Carol Burnett Show’.
"Mi esposa me dijo: ‘Tienes que ver a este tipo. Están haciendo a las Andrews Sisters [en un sketch] y este Harvey Korman es el mejor del grupo’. Harvey era tan divertido... Cuando estaba montando ‘Sillas de montar calientes’, supe de inmediato a quién le ofreceríamos el papel de Hedley Lamarr en la sátira de cowboys de 1974.
"Tuve serios problemas trabajando con Harvey", contó Brooks al Times el jueves. "Yo no le miraba a los ojos... Si nuestras miradas hubiesen llegado a encontrarse, habría sido el fin de la toma. Habríamos roto".
Brooks también contrató a Korman para ‘Máxima ansiedad’ (1077) [High Anxiety], ‘La loca historia del mundo. Primera parte’ (1981) [History of the World -Part 1] y ‘Drácula, un muerto muy contento’ (1985) [Dracula: Dead and Loving It].
Otras películas de Korman son ‘Gypsy’ (1962), ‘Herbie torero’ (1980) [Herbie Goes Bananas], ‘Tras la pinta de la Pantera Rosa’ (1982) [Trail of the Pink Panther] y ‘La maldición de la Pantera Rosa’ (1983) [Curse of the Pink Panther]. En la película de televisión de 1978, ‘Bud and Lou’, fue la comparsa Bud Abbott de Buddy Hackett, de Lou Costello.

Harvey Herschel Korman nació el 15 de febrero de 1927 en Chicago, hijo de Cyril y Ellen Korman. Empezó actuando en piezas infantiles en la guardería y se hizo profesional a los doce, cuando una radio local lo contrató.
Tras servir en la Armada durante la Segunda Guerra Mundial, se inscribió en la academia de teatro de Nueva York y trató de trabajar en Broadway, pero pasó la mayor parte de una década trabajando como camarero y dependiente de una gasolinera, contó más tarde.
A principios de los años sesenta, Korman se mudó a Hollywood y empezó a trabajar regularmente en ‘The Danny Kaye Show’ en 1964, y permaneció en el programa musical de variedades hasta el fin de sus tres años de emisión. Entonces vino el programa de Burnett.
Luego sería la estrella invitada en decenas de programas de televisión y trabajaría como actor de voz hasta 2001.
Fuera de las tablas, Korman decía ser una persona decididamente poco graciosa, "que no podría contar un chiste ni aunque mi vida dependiera de ello", pero su hija Kate rechaza esa descripción: "Era incluso más divertido en la vida real".
Además de Kate, le sobreviven su esposa Deborath; otros tres hijos -Laura, Maria y Chris- y tres nietos.

valerie.nelson@latimes.com

Dennis McLellan contribuyó a este artículo.

15 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
©los angeles times
[viene de mQh]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Budokan -

Una pérdida fuerte que siga a la tan triste del gran Pollack. Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres