Blogia
pan y cine y el santo

Murió Sydney Pollack


Director y productor de cine. A los 73.
[Dennis McLellan] Murió Sydney Pollack, el galardonado director de ‘Memorias de África’ [Out of Africa], que dirigió exitosas películas con renombradas estrellas del cine, como ‘Tal como éramos’ [The Way We Were] y ‘Tootsie’. Tenía 73 años.
Pollack, que también era productor y actor, murió de cáncer en su casa en Pacific Palisades, según informó Leslee Dart, su publicista y amigo.
Como director, Pollack gozaba de la reputación de ser un concienzudo artesano -"implacable y meticuloso", dijo una vez su amigo y guionista Robert Towne.
"Sus películas tienen esa calidad lírica que tiene la música culta, y el sentido de oportunidad era impecable", dijo Owen Roizman, camarógrafo, que fotografió cinco películas dirigidas por Pollack, incluyendo ‘Tootsie’ y ‘La Habana’ [Havana], cuando se anunció en 2006 que Pollack recibiría el Premio de la Junta Directiva de la Sociedad Americana de Camarógrafos por sus contribuciones al cine.
"Nunca le satisface nada... Su pasión es contagiosa. Inspira a todo el mundo a su alrededor a excavar un poco más", dijo Roizman.
George Clooney, que trabajó con Pollack en ‘Michael Clayton’, dijo: "Sydney hizo que el mundo fuera un poco mejor, que las películas fueran un poco mejor e incluso que las comidas fueran un poco mejor. Chapeau. Lo extrañaremos mucho".
Empezando con ‘La vida vale más’ [The Slender Thread], un drama de 1965 con Sidney Poitier y Anne Bancroft como protagonistas, Pollack dirigió veinte películas, incluyendo ‘Baile de ilusiones’ [They Shoot Horses, Don’t They?; Danzad, danzad, malditos], un drama de 1969 sobre los participantes en una maratón de baile durante la Depresión, con Jane Fonda, que le significó a Pollack una nominación a un Oscar como mejor director.
Conocido por lo que la crítico de cine del New York Times, Janet Maslin, describió una vez como "sus amplios instintos comerciales y su inclinación a formar elencos con estrellas", Pollack dirigió siete películas con Robert Redford como protagonista, empezando con ‘Propiedad condenada’ [This Property Is Condemned] (con Natalie Wood) en 1966.
La colaboración entre Pollack y Redford también produjo ‘Tal como éramos’ (con Barbra Streisand), ‘Las aventuras de Jeremiah Johnson’ [Jeremiah Johnson], ‘Los tres días del cóndor’ [Three Days of the Condor] (con Faye Dunaway), ‘El jinete eléctrico’ [The Electric Horseman] (con Fonda), ‘Memorias de África’ (con Meryl Streep) y ‘La Habana’ (con Lena Olin).
"Sydney Pollack hizo algunas de las películas más influyentes y recordadas de las últimas tres décadas", dijo al Times la experta en cine, Jeanine Basinger.
Mirando las películas de Pollack, dijo que "lo que ves es cómo mantenerse a tono con los tiempos. No se encierra en una década para quedarse ahí. Tenía una aguda sensibilidad política y una marcada comprensión de los temas de su mundo, y él avanzaba y cambiaba a medida que los tiempos avanzaban y cambiaban".
El crítico e historiador de cine Leonard Maltin dijo que "la característica" de la carrera de Pollak fue su inteligencia, tanto en su enfoque como en la elección de sus temas".
"Buenas, malas o regulares, sus películas eran al menos respetadas por el público", dijo Maltin al Times. "Y, por supuesto, trabajaba con actores de categoría A a los dos lados de la cámara: los mejores guionistas, los mejores actores, y eso se nota".
‘Memorias de África’, el drama de 1985 basado en las experiencias de la escritora danesa Isak Dinesen en Kenia a principios del siglo veinte y su aventura con el aventurero y cazador inglés Denys Finch Hatton, le ganó a Pollack dos Oscars: como director y como productor de la película, que ganaron el Oscar a la mejor película.
Pollack también recibió una nominación al Oscar como mejor director -así como el Premio del Círculo de Críticos de Cine de Nueva York- por ‘Tootsie’. En la comedia de 1982, Dustin Hoffman es Michael Dorsey, un actor neoyorquino desempleado que revive su carrera transformándose en una ‘mujer’ -la actriz Dorothy Michaels- que consigue un papel en un culebrón para la televisión y luego se enamora de una actriz de la serie, Jessica Lange. En el proceso de travestirse en una mujer, Dorsey se convierte en un mejor hombre.
El rodaje de la película estuvo marcado por la tensión creativa entre Pollack y Hoffman -e inesperadas dificultades.
"Es como trabajar con el tiburón mecánico de ‘Tiburón’ [Jaws], dijo Pollack al New York Times en 1982. "Los pechos de Dustin se caen. Le duelen los pies con los tacos altos. El maquillaje le causa espinillas, y el calor hace que le crezca la barba a las pocas horas. El maquillaje toma tres horas y media, y sólo resiste las siguientes cuatro o cinco horas. No anticipamos esos problemas".
Pollack mencionó su preferencia a trabajar con grandes estrellas en una entrevista con el New York Times en 1982.
"Las estrellas son como purasangre", dijo. "Sí, con ellos es algo más peligroso. Son más temperamentales. Tienes que ser cuidadoso, porque te pueden despedir. Pero cuando hacen lo que saben hacer -lo que quiera que sea que los convirtió en estrellas-, es realmente impresionante".
A veces, agregó, "si tienes una carrera como la mía, que está tan identificada con Hollywood, con los grandes estudios y las estrellas, te preguntas si no deberías descolgarte y hacer lo que el mundo piensa como películas más personales con actores menos conocidos. Pero creo que he engañado a todo el mundo. Siempre he hecho películas personales. Sólo que las hice de otro modo".
Presionado por Hoffman para ser el exasperado agente del personaje del actor en ‘Tootsie’, Pollack finalmente consintió en su primer papel para la gran pantalla desde su película inicial en 1962, ‘Soldado o cazador’ [War Hunt], en la que conoció a Redford, que también hacía su debut en el cine.
"Dustin insistió en que hiciera ese papel", contó Pollack al New York Times en otra entrevista en 1982. "Llegado un momento me envió incluso flores y una nota firmada con ‘Cariños, Dorothy’. La actuación misma era divertida. Si no la hubiera dirigido yo mismo, habrían sido unas grandes vacaciones. Pero hacerlo al mismo tiempo que la diriges, interfiere tu concentración".
Más tarde Pollack actuó en varias películas, incluyendo ‘Maridos y mujeres’ [Husbands and Wives], de Woody Allen, ‘El juego de Hollywood’ [The Player], de Robert Altman, ‘Ojos bien cerrados’ [Eyes Wide Shut], de Stanley Kubrick y la reciente película -nominada al Oscar- de Tony Gilroy, ‘Michael Clayton’. Pollack también actuó como actor invitado en series de televisión, como ‘Frasier’, ‘Will & Grace’ y ‘Los Soprano’ [The Sopranos].
"Actuar no me interesa mucho", dijo a la South Bend Tribune en 2002. "Es como mirar trabajar a otros directores".
Basinger, directora del departamento de estudios de cine en la Universidad Wesleyan en Middletown, Connecticut, y autora de numerosos libros sobre cine, dijo que Pollack "era un actor fabuloso, y entendía a los actores y como director extraía lo mejor de ellos".
"Es un hombre que podría haber sido él mismo una estrella de cine, si lo hubiera decidido, porque realmente es un buen actor", dijo, agregando que Pollack, que habló a los estudiantes de cine en Wesleyan varias veces, también "se preocupaba de la educación" y era un "profesor nato".
Las experiencias de Pollack como actor y como docente lo ayudaron a ganarse la reputación de ser un "director de actores".
"Habla un idioma que los actores pueden entender", dijo al USA Today de entonces Ed Harris, que hizo de agente del FBI en el thriller dramático de Pollack de 1993, ‘La tapadera’. "No te dice simplemente ‘apúrate’, o ‘cálmate’; hablará contigo sobre la situación".
Fonda, que ganó una nominación a un Oscar por su papel en ‘Baile de ilusiones’, dijo que la película fue "un punto decisivo para mí, tanto profesional como personalmente".
Bajo la guía de Pollack, dijo, "incursioné más profundamente en el personaje y en mí misma que nunca antes, y gané más confianza como actriz", escribió en su autobiografía, ‘My Life So Far’.
En una entrevista con Los Angeles Times de 1993, Pollack dijo que le gustaba hablar distendidamente con sus actores.
"Cuando empiezo una escena, yo digo: ‘No hagamos de esto una película’. Es mi modo de decirles que quiero que sea realista. No lo estás haciendo para que te miren. Lo estás haciendo solo. Les digo a los actores: ‘Miren ‘La cámara indiscreta’ [Candid Camera], sintonicen alguna otra cosa y vuelvan al programa. Verán lo falso que parece la actuación porque la verdadera acción a menudo significa no hacer nada’. Es así de simple. Los actores tienden a creer que si haces más, haces más".

Hijo de un farmacéutico, Pollack nació el 1 de julio de 1934, en Lafayette, Indiana, y se mudó con su familia a South Bend.
"Recuerdo todo eso con mucha tristeza", dijo sobre sus experiencias en South Bend en una entrevista con el New York Times en 1993. "Era realmente un desierto en términos de cultura. No había muchos judíos como nosotros, y eran antisemitas".
Sus padres se divorciaron cuando era todavía un niño, y su madre, que según dijo "tenía problemas emocionales y se convirtió en alcohólica", murió cuando Pollack tenía dieciséis. Aunque su padre quería que fuera dentista, Pollack dejó su casa después de terminar la secundaria y se trasladó a Nueva York para convertirse en actor. Después de estudiar con Sanford Meisner en la Neighborhood Playhouse School of the Theatre, Pollack se convirtió en ayudante de Meisner.
Pollack, cuya carrera fue interrumpida con su servicio en el ejército de 1957 a 1959, tuvo un pequeño rol en la comedia de Broadway de 1955, ‘The Dark Is Light Enough’, y apareció más tarde en ‘Playhouse 90’ y ‘United States Steel Hour’, así como en series como ‘Dimensión desconocida’ [The Twilight Zone] y ‘Revólver a la orden’ [Have Gun Will Travel].
Sin embargo, como actor, veía la enseñanza como su modo de ganarse el pan.
"Yo sabía que no iba a ser gran cosa como actor. Tal como veía las cosas, siempre sería el gilipollas de la fuente de soda o el amigo de un amigo", dijo al New York Times en 1993. "Yo enseñaba. Así me ganaba la vida".
El trabajo de Pollack como actor para el director John Frankenheimer en la adaptación de dos partes de ‘Por quién doblan las campanas’ [For Whom he Bell Tolls], de Ernest Hemingway en ‘Playhouse 90’, llevó a Frankenheimer a pedirle que trabajara como instructor de diálogos para dos niños en su producción de ‘Playhouse 90’ de ‘Otra vuelta de tuerca’ [Turn of the Screw].
A su vez, eso llevó a Pollack hacer un trabajo similar en Hollywood en la película ‘Los jóvenes salvajes’ [The Young Savages], de Frankenheimer, 1961, con Burt Lancaster.
"Lancaster me llamó a su oficina un día y me dijo: ‘Deberías ser director’. Le dije que yo no sabía nada sobre eso, así que me presentó a Lew Wasserman", entonces presidente de MCA, propietario de Universal Pictures, dijo Pollack al New York Times.
Poitier dijo a Los Angeles Times el lunes que trabajar con Pollack en ‘La vida vale más’ en 1965 fue "una gran experiencia". Pollack, dijo Poitier, "era joven y dotado y tenía mucho talento. Dejaría una marca increíble en la industria del cine americano".
En los siguientes años, Pollack dirigió episodios de series de televisión, como ‘El fugitivo’ [The Fugitive], ‘Los defensores’ [The Defenders], ‘Kraft Suspense Theatre’ y ‘El círculo de la noche’ [The Alfred Hitchcock Hour].
En 1966 ganó un Emmy por su dirección de ‘The Game’, un episodio de ‘Bob Hope Presents the Chrysler Theatre’. También fue nominado a un Emmy por su dirección de otro episodio de ‘Bob Hope Presents the Chrysler Theatre’‘ y de uno de ‘Ben Casey’.
Otras películas de Pollack como director son ‘Camino de la venganza’ [The Scalphunters] (con Lancaster), ‘La fortaleza’ [Castle Keep], ‘The Yakuza’, ‘Un instante, una vida’ [Bobby Deerfield], ‘Ausencia de malicia’ [Absence of Malice], ‘La tapadera’ [The Firm], ‘Sabrina’, ‘Caprichos del destino’ [Random Hearts] y ‘La intérprete’ [The Interpreter].
Su película más reciente, estrenada en Estados Unidos en 2006, fue un novedad: ‘Apuntes de Frank Gehry’ [Sketches of Frank Gehry], un documental sobre su amigo, el famoso arquitecto cuyo trabajo incluye el Museo Guggenheim de Bilbao, España, y el Walt Disney Concert Hall en Los Angeles.
El crítico de Variety, Todd McCarthy, describió el retrato del gigante de la arquitectura, filmada en parte con la propia cámara de mano de Pollack, "un rico recorrido por el mundo artístico de Gehry y el viaje que lo llevó hasta donde está hoy".
Pollack también hizo, como productor o productor ejecutivo, más de cuarenta películas, como ‘Presunto inocente’ [Presumed Innocent], ‘Los fabulosos Baker Boys’ [The Fabulous Baker Boys], ‘El talentoso Mr. Ripley’ [The Talented Mr. Ripley], ‘Regreso a Cold Mountain’ [Cold Mountain] y ‘Michael Clayton’.
La producción de la HBO, ‘Recuento’ [Recount] estrenada el domingo, fue producida por Pollack y Jay Roach. Debía dirigirla, pero se retiró del proyecto de dirección en agosto por problemas de salud.
Pollack, que co-fundó Mirage Productions en 1985, fue miembro fundador del Sundance Institute, presidente emérito de la Cinemateca Americana, miembro fundador de la Film Foundation, y miembro de la comisión de directores del Fondo de Cine y Televisión [Motion Picture and Television Fund].
Conoció a su esposa Claire en Neighborhood Playhouse, donde él enseñaba y ella estudiaba. Se casaron en 1958 y tuvieron tres hijos: Rebecca, Rachel y Steven. Steven murió en un accidente aéreo en 1993.
Le sobreviven seis nietos y un hermano, Bernie, un sastre de teatro de Hollywood.

dennis.mclellan@latimes.com

7 de junio de 2008
27 de mayo de 2008
©los angeles times
[viene de mQh]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Budokan -

Una pérdida que se ha sufrido mucho debido a que era un ser entrañable. Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres