Blogia
pan y cine y el santo

Murió Jules Dassin


Director de film noir. El director de ‘Rififí' y ‘Nunca en domingo' es considerado uno de los directores norteamericanos más importantes de la posguerra. A los 96.
[Claudia Luther] Murió el lunes, en un hospital de Atenas, Jules Dassin, el director norteamericano perseguido que fue un maestro del film noir, con clásicos como ‘Fuerza bruta' [Brute Force], ‘La ciudad desnuda' [The Naked City] y ‘Rififí' [Rififi]. Tenía 96 años.
Se desconoce la causa de su muerte. La Associated Press informó que había sido internado en el hospital hace algunas semanas.
"Grecia llora la pérdida de un hombre excepcional, un gran artista y un verdadero amigo", dijo en una declaración el primer ministro Costas Karamanlis. "Su pasión, su inagotable energía creativa, su espíritu de combate y su nobleza serán inolvidables".
Dassin, considerado de uno de los directores más importantes de la posguerra, dirigió su película más influyente, ‘Rififí', cuando vivía en Francia, donde llegó después de ser colocado en Hollywood en una lista negra acusado de ser comunista a principios de los años cincuenta. ‘Rififí' le significó el premio al mejor director del Festival de Cine de Cannes en 1955.
‘Rififí' es el "punto de referencia de todas las películas del cine negro subsiguientes", escribió el crítico de cine de Los Angeles Times, Kenneth Turan, en 2000, cuando fue reestrenada en Estados Unidos.
La película fue considerada ampliamente como el prototipo de películas como ‘Hagan juego' [Ocean's Eleven] y ‘Misión imposible' [Mission: Impossible]. Dassin mismo hizo otra película basada en ‘Rififi', ‘Topkapi' (1964), con Melina Mercouri, con la que había trabajado en la popular película en lengua inglesa ‘Nunca en domingo' [Never on Sunday], en la que representa a una atractiva prostituta. Más tarde, Dassin y Mercouri se casaron.
Turan dijo que la influencia de ‘Rififí' es difícil de exagerar. El crítico escribió que una parte de la película es un "modelo de tensión y precisión". En la secuencia, Dassin gasta "treinta minutos en el asalto mismo, una media hora enteramente sin diálogos (aunque hace un buen uso de los efectos de sonido) que carcome los nervios y es una clase magistral tanto sobre cómo hacer cine sobre cómo cometer un asalto".

Dassin nació el 18 de diciembre de 1911 en Middletown, Connecticut, uno de ocho hermanos de una familia de inmigrantes judíos rusos. Su padre, un barbero, se mudó con la familia a Nueva York. Dassin terminó su secundaria en el Bronx.
Se metió al mundo del espectáculo como actor en el teatro judío de Nueva York a mediados de los años treinta. Pero tras descubrir que "no era un actor", se pasó a dirección, primero en teatro y luego en cine.
A principio de los años cuarenta, Dassin se marchó a Hollywood, llegando a trabajar para MGM, Universal y 20th Century Fox. Su primer largometraje para la MGM fue ‘El corazón delator' [The Tell-Tale Heart], que fue seguida por ‘Fuera del pasado', estrenada en 1942. Hizo varias películas promedio para la MGM, incluyendo ‘El fantasma de Canterville' (1944) y ‘A Letter for Evie' (1946).
Pero ‘Fuerza bruta' (1947), la violenta película sobre una prisión, con Burt Lancaster y Hume Cronyn, marcó un fuerte cambio. La siguió ‘La ciudad desnuda' (1948), uno de los primeros dramas policiales rodado en las calles de Nueva York; ‘Mercado de ladrones' (1949), una cruda película sobre camioneros autónomos en lucha contra un mayorista de verduras torcido; y ‘Noche en la ciudad' (1950), una película negra con Richard Widmark como un estafador en Londres que cae en sus propias trampas. Widmark murió la semana pasada, a los 93.
Pero a principios de los años cincuenta se empezó a perseguir en Hollywood a simpatizantes del Partido Comunista, y el nombre de Dassin apareció en la extensa lista negra.
Dassin nunca negó que hubiese sido miembro del Partido Comunista. Como parte del mundo teatral de Nueva York en los años treinta, cuando la Depresión todavía afectaba profundamente a millones de estadounidenses, fue uno de los muchos que vio en el Partido Comunista un movimiento bien intencionado de protección de los trabajadores. Dejó el partido a fines de los treinta por diferencias con el partido por la alianza de los soviéticos con Hitler y el estallido de la Segunda Guerra Mundial.
En 1951, sus colegas directores Edward Dmytryk y Frank Tuttle mencionaron el nombre de Dassin al Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara, diciendo que Dassin era parte de la "facción comunista" de Hollywood. Aunque Dassin no fue llamado nunca a declarar ante el comité, no pudo encontrar empleo después de sus declaraciones. En 1953 se marchó a Francia con su familia.
Al principio Dassin no pudo encontrar trabajo. Pero finalmente le invitaron a escribir un guión y a dirigir ‘Rififí', basada en una novela de Auguste le Breton. Gira sobre un grupo de ladrones de joyas que al final temen más de sí mismos que de la policía. Dassin fue uno de los ladrones, Cesar, con el seudónimo de Perlo Vita.
Dassin dijo a David D'Arcy de National Public Radio, en 2000, con ocasión del relanzamiento de ‘Rififí' en Estados Unidos, que al hacer la película recordó el consejo que le dio Alfred Hitchcock una vez: "Díles lo que vas a hacer, y luego déjalos preocuparse sobre cómo lo harás".
El plato fuerte de la película es la ahora famosa secuencia del asalto de media hora. La escena está imbuida de una jadeante tensión.
"Pocas películas de vanguardia han demostrado de manera tan hábil cómo el tiempo y el ritmo afectan la percepción", escribió el crítico de cine Michael Sragow en 2000.
François Truffaut dijo sobre ‘Rififí' que era "la mejor película negra que he visto en mi vida" y dijo que las resplandecientes tomas en locación de Dassin de las frías y lluviosas calles de París reveló una ciudad que, en cierto modo, era desconocida para los franceses mismos. El crítico de cine Leonard Maltin calificó la película de "el abuelito de todas las película de intriga y policiales".
Gran parte de ‘Rififí' suena familiar hoy porque muchos directores -incluyendo a Dassin mismo- la han imitado. Su ‘Topkapi', sobre el robo de un puñal enjoyado de un museo de Estambul, también fue influyente. Las bandas de ladrones al estilo de ‘Rififí' y ‘Topkapi', cada una con una especialidad que es requerida para cometer el gran atraco, es ‘citada' tan estrechamente en ‘Misión imposible' (1996), de Brian De Palma, que Dassin dijo al New York Times que lo había "escandalizado".
"Creo que es demasiado literal, es la misma cosa", dijo. "Me pregunté si acaso se permite eso. Aparentemente se permite".
Aunque en el Festival de Cine de Cannes de 1955 recibió el premio más alto por su dirección de la película, Dassin se sentía rechazado por sus pares debido a la lista negra. En una entrevista con Susan King, del Times, con ocasión de una retrospectiva en abril de 2004 de sus películas en Museo de Arte del condado de Los Angeles, Dassin dijo que la gente en el festival lo eludía mirando "como si hubieran detectado un bicho arrastrándose en alguna parte, u ocultaban sus rostros. Fue difícil".
Incluso más espantoso, dijo, fue que se izara la bandera francesa sobre él cuando se anunció el premio.
"Soy estadounidense. Debería haber sido una bandera norteamericana", dijo.

Dassin conoció a Mercouri, su segunda mujer, en Cannes en 1955; se casaron en 1966, después de divorciarse ambos.
Mercouri finalmente abandonó la actuación para incorporarse al parlamento griego. Más tarde fue nombrada ministro de cultura. Murió de cáncer al pulmón en 1994.
El director hizo varias películas en el país natal de Mercouri, incluyendo ‘El que debe morir' [He Who Must Die], una adaptación de la novela ‘The Greek Passion' de Nikos Kazantzakis, que es una versión moderna de la historia de Cristo.
Pero Dassin probablemente es mejor conocido por la película que convirtió a Mercouri en una estrella internacional: ‘Nunca en domingo'. La película de 1960, en la que Dassin es un turista americano tratando de rescatarla de la prostitución, fue un éxito de taquilla en Europa y Estados Unidos. Le ganó a Dassin nominaciones al Oscar por dirección y guión, y durante un tiempo su tema musical se oyó en todas partes. La película también atrajo a turistas hacia Grecia.
Algunos años después, Dassin fue nominado para una Tony Award como mejor director y mejor libreto para la versión musical de ‘Nunca en domingo', titulada ‘Ilya, Darling'.
En 1962, Mercouri actuó con Anthony Perkins en la intensa ‘Fedra' [Phaedra], de Dassin.
Otras películas de Dassin incluyen ‘Up Tight!' (1968), un mal concebido remake de ‘El delator' [The Informer], de John Ford, con su reparto íntegramente negro, y la poco memorable ‘Círculo de dos' (1980), con Richard Burton y Tatum O'Neal. Dassin dijo, de buen humor, sobre ambas, que fueron "un desastre".
Dassin le dijo a Patrick McGilligan y Paul Buhle en una entrevista para ‘Tender Comrades', un libro de 1997 sobre la lista negra, que después de ‘Círculo de dos', su carrera fílmica había prácticamente terminado.
Como hizo durante toda su vida, Dassin volvió al teatro para dirigir producciones de teatro griego.
Sobre el periodo de la lista negra, Dassin decía a menudo que él había tenido suerte: Volvió a encontrar trabajo después de cinco años.
"No estoy amargado", dijo el optimista Dassin al L.A. Weekly cuando cumplió noventa. "Pero está la infelicidad de tantas vidas destruidas y el efecto que tuvo en las películas que se hicieron durante largo tiempo".

8 de abril de 2008
1 de abril de 2008
©los angeles times
[viene de mQh ]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Budokan -

Hola, creo que esta semana has tenido mucho trabajo con las recientes pérdidas que ha sufrido el cine. Saludos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres