Blogia
pan y cine y el santo

Murió Roy Scheider


[Mitchell Landsberg] El actor de ‘Contra el imperio de la droga' y ‘Tiburón'. A los 75.
El domingo murió Roy Scheider, el actor de nariz quebrada que dotó de complejidad papeles de hombres rudos en películas como ‘Contra el imperio de la droga' [The French Connection], ‘Tiburón' [Jaws] y ‘Empieza el espectáculo' [All That Jazz], que era también conocido por su activismo político fuera de los estudios, en un hospital de Little Rock, Arkansas. Se cree que tenía 75 años, y en los últimos tres años le habían diagnosticado un cáncer a la sangre.
Scheider, que vivía en Sag Harbor, Nueva York, murió en el hospital para las Ciencias Médicas de la Universidad de Arkansas, que se especializa en el tratamiento de mieloma múltiple, una forma de cáncer que afecta las células sanguíneas. Murió por complicaciones de esa enfermedad, dijo Leslie Taylor, portavoz de la universidad.
Taylor dijo que Scheider había recibido tratamiento en el Instituto de Investigación y Terapia del Mieloma del hospital en los últimos años. En su página web, el instituto dice que ha logrado prolongar en seis a siete años la vida de pacientes diagnosticados con la enfermedad, casi dos veces el promedio nacional.
En una carrera que se extendió durante cuatro décadas, Scheider actuó en más de sesenta películas, así como en numerosos roles en teatro y televisión. Pero sus papeles más famosos los tuvo en un periodo de ocho años en los años setenta, empezando con ‘Contra el imperio de la droga'.
Probablemente será mejor recordado por su papel como Martin Brody, el jefe de policía temeroso del agua de ‘Tiburón' (1975), que dijo la inmortal frase: "Vas a necesitar una lancha más grande", después de ver el tamaño del tiburón. Alguna vez lamentó que ese papel "aparecerá en mi lápida".
Su rol favorito, dijo, fue como el coreógrafo Joe Gideon, un apenas velado retrato del coreógrafo de Broadway, Bob Fosse, en ‘Empieza el espectáculo' (1979) -un papel para el que el ex boxeador tuvo que aprender a bailar. "Esa será siempre mi película favorita", dijo al San Jose Mercury News en 1999. "Pero nunca trabajé tanto en mi vida. Tenía que demostrar que podía bailar. No quería quedar en menos... Me encontraba en buena forma. Pero al final del día volvía a mi Holiday Inn a mi Tiger Balm".
Ese papel le cosechó a Scheider algunos de sus mejores comentarios. Pauline Kael escribiría luego en el New Yorker que Scheider "te hace sentir como si estuvieras viendo a Fosse mismo. No fue una personificación; fue como si Fosse se hubiese apoderado de su cuerpo, desde dentro. Ese es el único papel en el que Scheider tuvo una presencia excitante, y no era la suya; a través de él creíamos estar viendo a Fosse".
Y Charles Champlin, entonces crítico del Times, escribió que Scheider "es una maravilla, un dínamo bailando cuyo retrato de este hombre rebosante de vida y obsesionado con la muerte enfrenta a los electores de la Academy con otra alucinante decisión".
No fue una decisión en su favor -Scheider no ganó nunca un Oscar. Fue nominado como mejor actor por ‘Empieza el espectáulo', pero lo ganó Dustin Hoffman por su ‘Kramer contra Kramer' [Kramer vs. Kramer]. Su otra nominación fue al mejor actor secundario en ‘Contra el imperio de la droga', la película que lo convirtió en una estrella de la gran pantalla.
Scheider fue el detective Eddie Russo, el mordaz y listillo socio de ‘Popeye' Doyle (Gene Hackman). Los dos polis antinarcóticos de Nueva York estaban tras la pista de un banda internacional de narcotraficantes que estaban enviando heroína desde Marsella, Francia, a Nueva York. En los últimos años Scheider disfrutaba contando que había obtenido el papel casualmente mientras hacía la audición para un papel en una producción de teatro en Nueva York. La pieza exigía un actor que tuviese una estatura de al menos 1 metro 82.
"Cada vez que empezaba a leer, el director, que estaba en el teatro sentado en la oscuridad, me interrumpía y preguntaba mi estatura", contó Scheider en una entrevista de 2001 con el Philadelphia Inquirer. "Le dije que medía un metro 55, y me pidió que me midiera con otro candidato, de espaldas. Perdí y lancé el manuscrito contra la oscuridad. Pero allí también estaba el director de ‘Contra el imperio de las drogas', mirando. Me dijo luego que en ese momento se había dado cuenta de que había encontrado al colega de Popeye".

Se cree que Scheider nació el 10 de noviembre de 1932 en Orange, Nueva Jersey, aunque en algunas entrevistas dijo que había nacido en 1935. Creció en los suburbios de Nueva Jersey en las afueras de la Ciudad de Nueva York. Era, según su propia versión, un niño enfermizo y regordete, y se pasaba una buena parte del tiempo postrado en cama. Entre sus grandes placeres de infancia, contó una vez, estaba ir a la matiné del sábado en el teatro en Irvington, Nueva Jersey, para ver películas comiendo palomitas.
A los ocho, contó, ya estaba trabajando durante los fines de semana en la gasolinera de su padre, un trabajo que detestaba. "Es verdad que yo tenía más dinero en el bolsillo que todos mis amigos, pero también tenía más responsabilidades", dijo en una entrevista de 1975 con The Times. "A los once conducía los coches en ese lugar. Aunque lo que quería hacer realmente era irme a nadar con los otros chicos".
Su salud mejoró en su adolescencia, y cuando tenía diecisiete empezó a boxear en el YMCA local. Bajo el tutelaje de un peso medio jubilado, Scheider entró al torneo Golden Gloves en Elizabeth, Nueva Jersey. Ganó una pelea y perdió la siguiente. En el proceso le quebraron la nariz, creándole un perfil ligeramente descentrado que le dio autenticidad en sus papeles futuros como tipo rudo.
Después de un tiempo en la Fuerza Aérea, Scheider empezó a estudiar en el Franklin and Marshall College en Lancaster, Pensilvania, y para cuando egresó sabía que quería ser actor. Pasó los siguientes siete a ocho años estudiando teatro clásico.
Debutó en el cine en ‘Estigma macabro' (1964) [Curse of the Living Corpse], de Del Tenney. Llamó la atención con su papel en ‘Klute', de 1971, que antecedió en algunos meses ‘Contra el imperio de la droga'. Entre otras películas notables, actuó en ‘Marathon Man' (1976), ‘Carga maldita' (1977) [Sorcerer], ‘Tiburón 2' (1978) [Jaws 2], ‘Bajo sospecha' (1982) [Still of the Night], ‘2010' [1984] y ‘La casa Rusia' (1990) [The Russia House].
Durante décadas, Scheider fue muy activo políticamente, participando en protestas contra las guerras de Vietnam e Iraq y en defensa del medio ambiente en Long Island. En 2003 estuvo en un grupo de manifestantes que se echaron sobre una autopista en Long Island como simbólica referencia a las bajas de la guerra.
En diciembre de 2004, mientras se sometía a un examen de rutina, le diagnosticaron mieloma múltiple. Diez meses después, hablando sobre su experiencia en ‘The Today Show', dijo que se consideraba afortunado. "Cada día que pasa es simplemente un milagro", dijo.
Se casó en primeras nupcias con la editora de cine Cynthia Scheider, de la que se divorciaría. Le sobreviven su segunda esposa, la documentalista Brenda King, y tres hijos: Maximillia Scheider, Molly Scheider y Christian Verrier Scheider.

mitchell.landsberg@latimes.com

Scott Glover y Robin Mayper contribuyeron a este artículo.

18 de febrero de 2008
11 de febrero de 2008
©los angeles times
[viene de mQh ]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres