Blogia
pan y cine y el santo

Murió Eva Dahlbeck


[Adam Bernstein] Actriz protagonista de Begrman. A los 87.
El viernes en Suecia murió Eva Dahlbeck, la ágil protagonista de las primeras películas de Ingmar Bergman, que transitaba fácilmente y con gran efectividad entre mordaces comedias como ‘Sonrisas de una noche de verano' [Smiles of a Summer Night] a austeros melodramas como ‘En el umbral de la vida' [Brink of Life]. Tenía 87 años y sufría del mal de Alhzeimer.
Dahlbeck será recordada por ‘Sonrisas de una noche de verano' (1955), que se hizo querer por generaciones de cinéfilos por sus delicados toques cómicos y delirante romanticismo.
La película contribuyó a lanzar la reputación internacional de Bergman. Dahlbeck tuvo el papel protagonista como una actriz de teatro entrada en años que manipula a sus dos presuntuosos amantes, un abogado (Gunnar Bjornstrand) y un oficial (Jarl Kulle).
En ‘En el umbral de la vida' (1958), Dahlbeck hace de orgullosa madre embarazada cuyo bebé muere durante el parto. Su imagen de sí misma se derrumba, y la feroz bofetada que le pega a otra joven mujer en el pabellón de maternidad "es una de las más inolvidables de las películas de Bergman", de acuerdo al International Dictionary of Films and Filmmakers [Diccionario Internacional de Películas y Directores de Cine].
Dahlbeck actuó varias veces con Bjornstrand en películas de Bergman. Fue a menudo la mujer de gran inteligencia, discreta y comprensiva, y Bjornstrand, su otra mitad inmadura, que recibía lo que merecía.
Los dos aparecieron como pareja en los dramas matrimoniales de ‘Secretos de mujeres' [Secrets of Women] (1952) y ‘Una lección de amor' [A Lesson in Love] (1954), así como en ‘Sueños' [Dreams] (1955), en la que era una retraída editora de una revista de modas y él un hombre casado con la que ella vive una aventura.
Dahlbeck fue la viuda de un infiel violonchelista en la comedia de Bergman ‘Esas mujeres' [All These Women] (1954), la primera película en color del director y un intento de canalizar las payasadas de Mack Sennett en peleas de tartas y una partitura que incluía ‘Yes, We Have No Bananas'.
Los críticos no se divirtieron, pero A.H. Weiler, en el New York Times, observó que de todos los actores, Dahlbeck "parece ser la menos quijotesca en su caracterización de una mujer que oculta su amor y humillación detrás de una enigmática máscara".
Dahlbeck también cosechó elogios de la crítica por sus papeles secundarios en producciones internacionales, incluyendo ‘A Matter of Morals' (1961), en la que tiene un monólogo borracha, y en la excelente película de espionaje ‘Espía por mandato' (1962), como esposa del héroe, William Holden.

Eva Elisabet Dahlbeck nació el 8 de marzo de 1920 en Saltsjo-Duvnas, Suecia, y estudió en la Real Escuela de Arte Dramático de Estocolmo.
Siguió una activa carrera como actriz de teatro durante más de dos décadas, incluyendo un papel como cantante, como Jenny, en la producción sueca de 1950 de ‘La ópera de tres peniques', de Kurt Weill y Bertolt Brecht. Ganó el prestigioso Premio Eugene O'Neill en 1961 por su trabajo dramático.
Apareció por primera vez en los créditos de una película en el drama histórico ‘Ride Tonight!' (1942), basada en una pieza de teatro en la que había actuado, y tuvo un papel secundario como una chica coqueta en ‘Eva' (1948), dirigida por Gustaf Molander, con un guión de Bergman. También actuó en la versión sueca de ‘La dama de blanco' (1949), basada en una novela de misterio de Wilkie Collins.
Dahlbeck se casó con Sven Lampell, oficial de la fuerza aérea sueca y de la Cruz Roja Internaiconal, desde 1944 hasta su muerte este año. Le sobreviven sus dos hijos, David y Tomas.

17 de febrero de 2008
11 de febrero de 2008
©los angeles times
[viene de mQh ]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres