Blogia
pan y cine y el santo

Murió Soldado de Oranje


Héroe de la resistencia holandesa en la Segunda Guerra Mundial. A los 90.
Murió Erik Hazelhoff Roelfzema, héroe de la resistencia holandesa durante la Segunda Guerra Mundial, el miércoles en su casa en Big Island, Hawai, informó su familia. Tenía 90.
Roelfzema estudiaba en la Universidad de Leiden cuando los nazis ocuparon Holanda, y más tarde se unió a la resistencia, entró en la clandestinidad y huyó a Inglaterra, donde realizó numerosas misiones al servicio de la casa real holandesa en el exilio.
Las actividades de Roelfzema en tiempos de guerra incluyeron entregar equipos de radio en la costa holandesa y reunir a combatientes de la resistencia para volver a Inglaterra. Más tarde se convirtió en piloto, realizando 72 misiones de combate en ataques aéreos contra Alemania, como miembro de la Fuerza Aérea Real de Gran Bretaña.
Se convirtió en amigo íntimo de la Casa de Oranje, sirviendo como ayudante de la Reina Guillermina durante la guerra, y siguió siendo un estrecho amigo del Príncipe Bernardo, el marido de la Reina Juliana, hasta la muerte de Bernardo en 2004.
Roelfzema nació en Indonesia, entonces una colonia holandesa, en 1917. Después de la guerra, emigró a Estados Unidos, donde trabajó para varios medios, incluyendo la NBC, y en 1955 regresó a Europa para trabajar como productor de Radio Free Europe.
Su fama en los Países Bajos dio un salto con la publicación de su libro ‘Soldado de Oranje' [Soldaat van Oranje] en 1971. Se hizo conocido fuera del país después de que el libro fuera llevado a la pantalla en una película con el mismo título del director Paul Verhoeven en 1977, con Rutger Hauer en el papel principal.
Roelfzema encontró trabajo en una compañía de energía -Barnwell Industries Inc.- en los años setenta y más tarde convenció a la compañía de mudarse a Hawai, donde se transformó en un importante productor de gas y petróleo.
Recibió la Cruz de Vuelo Distinguido de Gran Bretaña y la Orden Militar de Guillermo en Holanda, el más alto galardón del país, que concede el título de caballero por valor demostrado en el campo de batalla.
"Me convertí en un héroe de la guerra porque descollé, porque escribí sobre mis experiencias. Pero detrás de cada soldados galardonado con honores militares hay cientos de héroes anónimos", dijo. "Yo tuve la fortuna de ser reconocido y de llegar a viejo".
Le sobreviven su esposa Karin; su hijo Erik Hazelhoff Roelfzema Jr.; su hija Karna Hazelhoff-Castellón; una nieta, y una biznieta.

1 de octubre de 2007
30 de septiembre de 2007
©los angeles times
[viene de mQh ]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres