Blogia
pan y cine y el santo

Murió Alice Ghostley


[Dennis McLellan] Actriz que ganó un Tony. A los 81.
El viernes murió Alice Ghostley, la actriz cómica que ganó un Premio Tony y cantante especializada en papeles de chica boba y más conocida por sus roles secundarios como Esmeralda, en ‘Embrujada' [Bewitched] y Bernice en ‘Mi desconfiada esposa' [Designing Women]. Tenía 81.
Ghostley murió en su casa en Studio City después de una larga batalla contra un cáncer al colon y una serie de derrames, informó Jim Pinkston, un amigo de toda la vida.
Ghostley hizo su debut en Broadway en ‘Leonard Sillman's New Faces of 1952', la revista por cuya actuación fue aclamada por cantar la satírica ‘The Boston Beguine', que se convirtió en su canción característica.
"Era maravillosa", dijo Miles Kreuger, presidente del Instituto del Musical Americano, de Los Angeles, que vio ‘New Faces of 1952' repetidas veces y recuerda a Ghostley cantando ‘The Boston Beguine'.
"No tenía nada de elegante", dijo. "Era más bien sencilla y poseía una voz espléndida, y la combinación de esa voz bien entrenada y espléndida y ese tipo de personaje de ama de casa desaliñada era tan incongruente y tan encantador".
Ghostley ganó un Premio Tony a la mejor actriz en una pieza de 1965 por ‘The Sign in Sidney Brustein's Window'.
También fue nominada al Tony dos años antes por varias caracterizaciones en la comedia de Broadway ‘The Beauty Part', con Bert Lahr, en 1962-63.
"Era una actriz excepcional", dijo Kaye Ballard, un amigo de toda la vida que actuó con Ghostley como las malvadas hermanastras en la producción de televisión de ‘Cinderella', de Rodgers y Hammerstein, con Julie Andrews.
Aunque Ghostley fue a menudo comparado con Paul Lynde, uno de sus co-estrellas en ‘New Faces', Ballard dijo que Ghostley "es completamente original. Si alguien fue influido, fue Paul, que fue influido por Alice".
Ghostley, dijo, "era amable y sincera y buena y nunca dijo nada cruel sobre nadie, nunca. Creo que el humor ha cambiado hoy; todos tienen un humor grosero. Alice era el epítome de estilo, cuando se trata de la comedia.
"Pero Alice era superior en todo lo que hacía. Era una persona muy, muy especial".
Ghostley apareció por última vez en Broadway, en ‘Annie', haciéndose en 1978 con el rol de Miss Hannigan, la malvada directora de orfelinato, papel que representó hasta 1983.
Durante su carrera en el mundo del espectáculo, se movía normalmente entre el teatro, el cabaret, el cine y la televisión.
En ‘Embrujada' hizo de Esmeralda, la bruja tímida y buena, el ama de casa, de 1969 a 1972.
Y de 1987 a 1993, fue Bernice Clifton en ‘Mi desconfiada esposa', un papel que le ganó una nominación al Emmy como actriz secundaria en una comedia de 1992.
Entre su carrera cinematográfica destacan ‘Matar a un ruiseñor' [To Kill a Mockingbird], ‘El graduado' [The Graduate], ‘Gator' y ‘Brillantina' [Grease].

Nació el 14 de agosto de 1926, en la estación de trenes de Eve, Montana, donde su padre trabajaba como telegrafista, y se crió en Henryetta, Oklahoma.
"Cuando tenía cinco, mi madre me llevó a la Legion Hut y me subió a una mesa", contó al Boston Globe en 1990. "¡Yo recité poesías! ¡Canté canciones! ¡Bailé! Entonces no lo sabía, pero esa mesa fue mi primer escenario. Me aplaudieron".
"La segunda vez que mi madre me llevó a la Hut, la hice darme un níquel antes de subirme a la mesa. Yo quería que me aplaudieran, pero, incluso a los cinco, yo sabía que me había ganado esos aplausos".
Después de la secundaria, Ghostley asistió a la Universidad de Oklahoma, pero se mudó pronto a Nueva York con su hermana Gladys.
Ghostley era conocida por sus actuaciones en cabaret como cantante y cómica antes de estar en el reparto de ‘New Faces of 1952'.
Cuando llegó la primera vez a Nueva York, contó en una entrevista en el Boston Globe, no podía permitirse tomar clases de canto, así que trabajó como secretaria de un profesor de música a cambio de lecciones.
"El mejor trabajo que tuve fue como acomodador de teatro", dijo. "Veía todas las obras, sin pagar. Lo que veía ante mí era una visualización de lo que yo quería hacer y lo que quería ser. Yo veía todos los trabajos que hacía, de camarera a empleada de una compañía de detergentes, como un puente hacia el teatro".
Pero era realista, dijo.
"Yo sabía que no me veía como una ingenua. Mi nariz era demasiado larga. Tenía los dientes torcidos. No era rubia. Me veía como una actriz dramática.
"Pero también sabía que encontraría mi camino".
A Ghostley, cuyo marido actor Felice Orlandi murió en 2003, le sobrevive su hermana Gladys.

dennis.mclellan@latimes.com

23 de septiembre de 2007
©los angeles times
[viene de mQh ]


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Budokan -

Otra actriz que se nos fue. No sabía el dato que aportas sobre la premiación que tuvo de grande. Saludos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres