Blogia
pan y cine y el santo

Murió Laszlo Kovacs


[Dennis McLellan] Camarógrafo filmó películas claves del Nuevo Hollywood, como ‘Buscando mi destino'. A los 74 años.
Murió Laszlo Kovacs, el camarógrafo nacido en Hungría que alcanzó fama mundial después de tratar el paisaje norteamericano como personaje en la histórica película ‘Buscando mi destino' [Easy Rider]. Tenía 74 años.
Kovacs, que estudió algunos años cine en Budapest y llegó a Estados Unidos como refugiado político en 1957, murió el domingo mientras dormía en su casa en Beverly Hills, dijo su esposa, Audrey.
Su trabajo en ‘Luna de papel' [Paper Moon] fue considerado una pieza maestra de la fotografía en blanco y negro.
También dejó su sello en películas tan notables como ‘Mi vida es mi vida' [Five Easy Pieces] y ‘Shampoo'.
"Creo que es uno de los grandes camarógrafos de la era del Nuevo Hollywood", dijo el director Peter Bogdanovich, que trabajó con Kovacs en seis películas, incluyendo ‘El héroe anda suelto' [Targets] (el primer largometraje de Bogdanovich), ‘¿Qué me pasa doctor?' [What's Up, Doc?], ‘Luna de papel', ‘Al fin llegó el amor' [At Long Last Love], ‘Nickelodeon' y ‘Máscara' [Mask].
"Trabajé con él más que con cualquier otro fotógrafo, lo que habla por sí solo", dijo Bogdanovich al Times el lunes. "Era confiable. Podía hacer que las cosas se vieran arenosas, como hicimos en ‘Luna de papel', o muy elegantes, como hicimos con [Barbra] Streisand en ‘Doc'. Podía encajar en cualquier estilo".
Más recientemente, Kovacs fotografió ‘Torn From the Flag', un documental sobre la revolución húngara de 1956. La película incorpora parte del metraje que él y el camarógrafo Vilmos Zsigmond, un graduado de la academia de cine de Budapest, fotografiaron antes de huir del país y llegar a Estados Unidos.
"Laszlo Kovacs pertenecía a la vanguardia de la cinematografía estadounidense de fines de los sesenta a principios de los setenta, y ha ayudado a cambiar el aspecto del cine americano", dijo James Chressanthis, de la Sociedad Americana de Camarógrafos, que está haciendo un documental sobre Kovacs y Zsigmond, titulado ‘Laszlo & Vilmos'.
"Antes de esa época, hubo grandes camarógrafos, pero muchas, sino la mayoría, de las películas norteamericanas eran rodadas en estudio, y el éxito de Laszlo consistía en sacar el cine de los estudios a la calle y a las situaciones reales. Su talento para hacerlo, junto con otros, cambió el cine para siempre".
Chressanthis, que entrevistó para su documental a Kovacs ante la cámara hace apenas dos semanas, dijo que el fotógrafo era conocido por su "inventiva, su capacidad para improvisar en escenarios, su retrato de los actores en términos de iluminación y su capacidad de composición".
"Hizo muchas, muchas películas bellas, pero mi favorita es ‘Luna de papel', que es una pieza absolutamente maestra del cine en blanco y negro".
Kovacs llevaba diez años en Estados Unidos y había fotografiado varias películas de moteros, de bajo presupuesto, como ‘Ángeles del Infierno sobre ruedas' [Hells Angels on Wheels] y ‘Los siete salvajes' [The Savage Seven], cuando Dennis Hopper le pidió que rodara su película ‘Buscando mi destino', un retrato de Estados Unidos con Hopper, Peter Fonda y Jack Nickolson.
"No quise hacerlo", dijo Kovacs al Albuquerque Journal en 2006. "Hicimos tantas películas de moteros; son todas lo mismo: Llegan los moteros al pueblo, lo destruyen, y se marchan a la puesta de sol".
Pero esta vez, con Hopper, las cosas fueron diferentes.
Cuando Hopper representaba la historia de los dos moteros recorriendo Estados Unidos, Kovacs dijo: "Quedé fascinado por el aspecto de esos dos jóvenes, y tenía la oportunidad de agregar una tercera persona: el paisaje, como personaje. Cuando terminó, estábamos todos muy tranquilos. Finalmente le dije: ‘¿Cuándo empezamos?'"
En una declaración al Times el lunes, Hopper dijo que Kovacs "era el más hábil operador de telefoto que he visto en mi vida, y jamás habría podido hacer ‘Buscando mi destino' sin él".
El director Bob Rafelson, que tuvo a Kovacs como camarógrafo en ‘Mi vida es mi vida' y ‘El rey de Marvin Gardens' [The King of Marvin Gardens], dijo que una de las cosas que le gustaban de él era que "estaba dispuesto y contento de cambiar las reglas del cine que eran convención en los estudios".
"Lo que para mí lo convertía en un artista brillante era que nadie podía filmar el aire como él lo hacía", dijo Rafelson. "Hay algo palpable en el aire que de un modo u otro puedes hacer visible en la película: Podías sentir la densidad del aire, las pequeñas partículas de color en el aire, que eran invisibles para el ojo humano. Y por eso tenía un ambiente y una atmósfera en sus películas como no se vio nunca antes, ni desde entonces".
En una carrera que se extendió durante cinco décadas y más de setenta largometrajes, Kovacs también filmó ‘New York, New York', ‘El último vals' [The Last Waltz], ‘Frances', ‘Los cazafantasmas' [Ghostbusters], ‘Mis dobles, mi mujer y yo' [Multiplicity], ‘La boda de mi mejor amigo' [My Best Friend's Wedding] y ‘Mi agente especial' [Miss Congeniality].
En 2002, Kovacs recibió un premio a toda la carrera de la Sociedad Americana de Camarógrafos.

Nacido el 14 de mayo en 1933 en una granja cerca de un pueblo a unos cien kilómetros de Budapest, Kovacs fue un temprano fanático del cine: miraba películas los fines de semana en un cine improvisado en el auditorio de una escuela.
"Todo el aula quedaba en la oscuridad, excepto ese marco blanco", dijo al Albuquerque Journal en 2006. "Y a través de esa ventana, podías ver el mundo".
En 1952 fue aceptado en la Academia de Drama y Cine de Budapest. Cursaba el último año en 1956 cuando estalló una revuelta contra el régimen comunista. Él y Zsigmond documentaron el histórico acontecimiento con una cámara de 35 milímetros prestada y rollos de películas de la academia, escondiendo la cámara en una bolsa de compras con un hoyo para las lentes.
"Vimos llegar los tanques rusos, moviéndose de un lado a otro y disparando indiscriminadamente", dijo en una entrevista en 2006. "La gente saltaba en los pasillos. Nos mirábamos y decíamos: ‘Vamos'. Íbamos hacia donde oíamos balazos".
Armados con unos nueve kilómetros de película escondidas en sacos de patatas, Kovacs y Zsigmond huyeron por la frontera austro-húngara, que era patrullada por soldados rusos armados. Llegaron a Estados Unidos como refugiados políticos a principio de 1957.
Le sobreviven su mujer durante 23 años, Audrey; sus hijas Julianna y Nadia; y una nieta.

dennis.mclellan@latimes.com

28 de julio de 2007
24 de julio de 2007
©los angeles times
[viene de mQh ]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres