Blogia
pan y cine y el santo

Murió Bernard Gordon


[Valerie J. Nelson] A los 88 años. Guionista que estuvo en la lista negra y protestó contra Kazan en 1999.
Murió Bernard Gordon, uno de los jóvenes guionistas que fue puesto en lista negra durante la era de McCarthy y cuyo momento de máximo orgullo más tarde en su vida fue la protesta que organizó contra el Oscar honorario que se otorgó al director Elia Kazan. Tenía 88 años.
Gordon, que escribió durante años con un seudónimo (aunque más tarde se reconocieron sus méritos), murió el viernes en su casa en Hollywood Hills después de una larga guerra contra un cáncer a los huesos, dijo su hija, Ellen Gordon.
Cuando en 1999 Kazan subió al escenario para aceptar un Academy Award por los logros de toda una vida dedicada al cine, muchos en la audiencia no aplaudieron. En la calle frente al Pabellón Dorothy Chandler del Centro Musical del condado de Los Angeles, cientos de manifestantes protestaban ruidosamente, levantando pancartas con leyendas como ‘No Lavéis la Lista Negra', como resultado de una campaña que Gordon contribuyó a organizar.
En 1952, Kazan delató a sus colegas como comunistas ante el Comité de Actividades No Americanas de la Cámara. Gordon había sido citado a comparecer ante el comité, pero no fue nunca llamado a declarar. El exiliado guionista se vio obligado a trabajar en el extranjero. Hizo más de veinte películas, incluyendo los guiones de ‘La delgada línea roja' [The Thin Red Line] (1964) y ‘La batalla de las Ardenas' [Battle of the Bulge] (1965).
"Alguna gente muy, muy importante se ha visto afectada por el alcance de la campaña contra Kazan. Ese fue el trabajo de Bernie Gordon, y vivió lo suficiente como para conseguir algún tipo de reivindicación", dijo Patrick McGilligan, co-autor de ‘Tender Comrades', un libro de 1977 sobre la lista negra de Hollywood, que incluye una extensa entrevista con Gordon.
En una entrevista el viernes con The Times, Ellen Gordon leyó el telegrama que citaba a su padre a comparecer a las audiencias y contó que se había ocultado del funcionario que le llevaba la citación. Sus padres le dijeron (Ellen entonces tenía dos años) que no le abriera "la puerta al vendedor de revistas".
Incapaz de encontrar trabajo debido a la lista negra, Gordon se convirtió en "el peor vendedor de plásticos del mundo" en el centro de Los Angeles, dijo en un reportaje del Times en 2000. Su patrón era Ray Marcus, un amigo cuyo nombre usaría como alias en varios guiones. ‘Raymond T. Marcus' fue su crédito original en ‘Los Hellcats de la Armada' [Hellcats of the Navy] (1957), con Ronald Reagn y su esposa Nancy Davis.
A través de un amigo, Gordon conoció al productor de cine Phillip Yordan, que se haría conocido por ofrecer una fachada a los colegas en la lista negra. Gordon se mudó a Francia y luego a España para trabajar con él de 1960 a 1973.
Como escritor y productor, Gordon hizo algunas películas clásicas de ciencia ficción, como ‘El día de los trífidos' [The Day of the Triffids] (1962) y espectáculos de la gran pantalla como ‘El Cid' (1961) y ‘55 días en Pekín' [55 Days at Peking] (1963).
Se sentía especialmente orgulloso de su película ‘Pánico en el transiberiano' [Horror Express] (1973), que tuvo repercusiones de culto, dijo McGilligan.
En los años sesenta Yordan a menudo aparecía en los créditos en lugar de Gordon, escribiendo este los guiones, pero el arreglo permitía de Gordon hiciera películas, y ganara un salario de dos mil dólares al mes.
"Viví bien en España", recordó Gordon en ‘Tender Comrades'. Lo llevó a titular sus memorias como ‘Hollywood Exile, or How I Learned to Love the Blacklist' (2000).
"Es irónico pero es verdad, porque cuando escapé y me fui a Europa, finalmente tuve éxito", dijo Gordon en el reportaje en el Times de 2000.
Pasarían décadas antes de que sus logros fueran reconocidos públicamente como suyos por el Gremio de Escritores de Estados Unidos.
Para 2000, diez créditos de guiones le habían sido restaurados, más que cualquier otro escritor, dijo Dave Robb, un periodista que cubría Hollywood y se convirtió en amigo de Gordon.
"La decisión del gremio se produjo cuarenta años demasiado tarde para mi carrera en Hollywood", dijo Gordon al New York Times en 1997, después de que le reconocieran siete créditos.
"Obviamente estoy enfadado por la manera en que fui tratado por los principales estudios", dijo. "Ellos me pusieron en la lista negra, y no pude encontrar trabajo en esta maldita ciudad".
Gordon nació el 29 de octubre de 1918, en Nueva Bretaña, Connecticut, hijo de Willian y Kitty Gordon, dos inmigrantes rusos. Su padre tenía una ferretería.
Creció en Nueva York donde adquirió una temprana fascinación por el cine. Estudió inglés y cine en el City College de Nueva York, donde sacó su diploma de licenciado en 1937.
Con su amigo de infancia Julian Zimet -con el que colaboraría con Gordon en algunas películas y sería también colocado en lista negra-, fundó en la universidad un grupo de estudio del cine llamado la Film and Sprocket Society, dijo Ellen Gordon.
Cuando llegó a Los Angeles, Gordon tenía dieciséis dólares en el bolsillo y obtuvo un trabajo como lector de manuscritos en la Paramount, cuenta el reportaje de 2000 en el Times.
Miembro activo del Gremio de Lectores de Guiones, fue su presidente y ayudó a conseguir el primer contrato de la organización con los estudios de cine, de acuerdo a ‘Tender Comrades'.
Gordon se incorporó al Partido Comunista a los 22 años, cuando estaba empezando su carrera en Hollywood.
Ciertamente "no fue el camino hacia el éxito", escribió en sus memorias. "Para bien o para mal, la gente estaba ahí [en el partido] porque estaban indignados con los males existentes en el mundo y querían hacer algo para terminar con eso".
En 1946 se casó con Jean Lewin, una activista que llevaba la Hollywood Cantine, un club para militares en tiempos de guerra. Jean murió en 1995.
De 1947 a 1952, Gordon trabajó como guionista independientes, antes de que las oportunidades empezaran a esfumarse.
"Era terriblemente divertido y extremadamente modesto sobre su carrera como guionista", dijo McGilligan. "Sabía que la lista negra le había impedido hacer grandes cosas... Pero podía ser muy divertido cuando hablaba sobre el asunto, aunque nunca perdonó a sus enemigos".
A Gordon le sobrevive su hija Ellen, enfermera titulada del Centro Médico Cedars-Sinai.

valerie.nelson@latimes.com

17 de mayo de 2007
12 de mayo de 2007
©los angeles times
[viene de mQh ]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Budokan -

Otro luchador incansable que se retira. Estoso héroes estan en extinción!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres