Blogia
pan y cine y el santo

La Invasión de los Selenitas 8


La serie de los años cincuenta, ‘Radar Men from the Moon’, giraba sobre los esfuerzos de los hombres de la Luna -los selenitas- por apoderarse de la Tierra. Pero el comando Cody lo impediría. Capítulo 8: The Enemy Planet.
Capítulo 8: El Planeta Enemigo
Pero Commando y Ted habían abandonado la avioneta al darse cuenta de que los malvados les apuntaban. Ted salta en paracaídas, mientras Cody usa su traje volante.
En el laboratorio de Cody, Henderson, el espía de Washington, dice que no se podrá defender la Tierra si no tienen cañones de rayos. Dice que no se pueden fabricar sin lunario. Cody dice entonces que él viajará a la Luna a ver si puede robar algo de ese mineral. "Cualquier cosa es mejor que estar sentados aquí como patos de latón de tómbola". Joan llama a Henk para que prepare el cohete. Henderson da su permiso.
Cody, Ted y Joan llegan al cohete en el desierto y lo abordan en dirección a la Luna. El viaje les tomará dos horas, dice Cody.
Alunizan finalmente y Cody sale del cohete a buscar a un selenita, dice, al que obligará a que le diga dónde guardan el lunario. Efectivamente al poco rato divisa a un selenita en traje espacial parado encima de una montaña. Se le echa encima y agarra el cable de alimentación de oxígeno del selenita, amenazándolo con volver a cortárselo si no le dice dónde está el secreto. Cody se lleva al selenita al cohete.
Mientras el selenita come sentado a la mesa, Cody se mete en su traje, pues se hará pasar por él. Disfrazado de selenita, Ted entra a la ciudad sin despertar sospechas y encuentra de primeras un cajón con lunario. Sale de la ciudad arrastrándolo. Ted lo espera en la puerta. Descubren que es demasiado pesado como para transportarlo, pero justo en ese momento llega un tanque selenita. El artillero se baja a llamar por teléfono junto a una puerta de la ciudad y ese momento es aprovechado por los terrícolas para escapar con el tanque. El artillero reporta la pérdida y pide otro tanque, que llega efectivamente de inmediato. Se monta en él y empiezan a dar caza a los terrícolas.
Al divisarlos, les disparan con rayos. Cody, que conduce, dice que para usar el cañón del tanque deben girar. El tanque queda averiado y Ted sale del tanque en traje volante a ver si puede detener a los selenitas con unas granadas. Los selenitas vuelven a disparar, impactando nuevamente. Esta vez Cody cae. La caída hace que los cables de alimentación se rompan y el comandante parece perder el sentido.

©Claudio Lisperguer
©The Enemy Planet
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres