Blogia
pan y cine y el santo

Lulú



Javier Seto (dir), Marujita Díaz, José Suárez.
Una cantaora cabaretera, famosísima y diz que bella pero con cinco hijos adoptados, debe casarse para no perder la tutoría de sus soldaditos, involucrados en la batalla de invierno de Napoleón. Por tanto, pone a prueba a tres señores (entre ellos, un banquero, a quien Maruja Díaz Lulú confunde con trompo peonza y lo arroja contra el infame suelo del living-room, vean ustedes), sin advertir que su verdadero amor se encuentra al alcance de la mano en la persona de un súbdito, a la sazón general de las tropas napoleónicas.
Frases memorables: "Los hombres son como animalitos domésticos: para que estén contentos, hay que darles tres comidas al día, un poco de cariño, quitarles el bozal de vez en cuando y no molestarles mientras comen" (Lulú).
Ciertamente, es un musical. Tiene escena memorables: toda vez que Lulú se despide de alguien, se arranca los labios. Y uno de los enamorados es un cantante de ópera tana. Para reírse dándose cabezazos en el suelo, con melones de kiwi.
"Sinceramente, los perfumes me parecen armas desleales. Es como pescar con dinamita" (el síbdito).
"El ciclista deberá llevar bata blanca, cuchillo de monte y una pistola detonadora para espantar a los perros que le salgan en el camino" (la enciclopedia). Ciudadela 5, noviembre 1998, p. 8-9.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres